A las comunidades estudiantiles:

La Universidad Veracruzana se encuentra en crisis, ha sido víctima de un saqueo indiscriminado por parte del régimen que de manera déspota gobierna en todo el país privilegiando a unos pocos y condenando a la miseria a las mayorías trabajadoras. No conforme con esto, ha impuesto mediante la violencia un régimen de terror e impunidad que ha desmovilizado a gran parte de la sociedad indignada.

Nosotros, como universitarios no debemos ser indiferentes a esta crisis, pues nos afecta en el desarrollo de nuestra vida cotidiana y ha desgastado gravemente el tejido social.

El Estado mexicano sigue al pie de la letra las políticas económicas dictadas por organismos internacionales que buscan privilegiar las necesidades del mercado a las de la sociedad. La educación, como medio prioritario para la formación de futuros profesionistas y trabajadores, es un objetivo para este tipo de medidas. A nivel internacional, la educación pública está siendo desmantelada no solo mediante la limitación de recursos económicos para reducir su capacidad de trabajo, sino también mediante planes de estudio con un alto sesgo ideológico a favor del neoliberalismo y la alienación de las instituciones educativas a los regímenes Estatales que fomentan estas medidas, al defender los intereses políticos del Estado, reprimiendo y desmantelando toda expresión independiente de organización estudiantil.

La crisis de la Universidad Veracruzana responde al robo sistemático por parte de los diferentes gobiernos que no solo han fomentado el desmantelamiento de la educación pública, sino también que se han servido a manos llenas a costa de los estudiantes, académicos y trabajadores de la institución para enriquecerse. A la rapiña externa también se unen la depredación interna de la cual son cómplices una elite que de manera frívola y déspota ha gobernado desde rectoría, los líderes sindicales charros que viven cómodamente a expensas del trabajo de los empleados de la universidad y de grupos estudiantiles fieles a los intereses de poder de la institución que no representan la voluntad de sus comunidades estudiantiles y que desmantelan todo tipo de organización estudiantil independiente, las cuales ni siquiera son reconocidas como legitimas por las autoridades universitarias.

Ante las inminentes movilizaciones exigiendo el pago de recursos que el gobierno del estado adeuda, nosotros hacemos un llamado a la reflexión y a la organización. Es momento de que cada comunidad estudiantil se reúna, discuta sus problemas internos proponiendo las medidas necesarias acordes a su contexto, de que conquisten y hagan suyos los espacios universitarios proclamando sus consignas demandando, sin temor a la represión institucional, a que se organicen de manera democrática y autónoma para dejar de esperar indicaciones provenientes de la pesada burocracia interna, quienes en su afán de proteger sus intereses políticos postergaron las movilizaciones por unas elecciones que poco benefician a la sociedad veracruzana.

Hacemos un llamado a los estudiantes, académicos y trabajadores a que de manera crítica señalen los problemas internos que aquejan a las diferentes facultades y unidades académicas, pues la crisis de la universidad no se limita únicamente a factores económicos.

Todos somos objeto de diversas problemáticas al interior de nuestras facultades, ante ello consideramos que el tiempo es más que adecuado para empezar a debatir y construir propuestas y alternativas que no solo ayuden a superar estos problemas, sino que construyan una mejor universidad para las futuras generaciones que aspiran a estudiar en sus aulas.

Dejamos en claro, que este llamado de ninguna manera invita a acciones violentas ni hace un llamado a la división del movimiento. Creemos que ante todo debe mantenerse una postura crítica y que es necesario señalar también los problemas internos de la institución, pues la crisis no se limita a un mero adeudo con el gobierno del estado sino a un estado de cosas que ha deteriorado gravemente la autonomía de la universidad.

Creemos firmemente, que el conocimiento debe estar al servicio de la sociedad y no coaccionado por las necesidades del mercado que humilla y explota al pobre, que despoja de su humanidad al individuo y que gobierna mediante el miedo y la más brutal violencia.

¡Por una educación libre!

¡Por una universidad autónoma!

¡Pago inmediato a la Universidad Veracruzana!

¡Alto a la corrupción interna!

¡Alto a la represión a la comunidad estudiantil!

¡Por una organización estudiantil independiente!

Atte. Algunos estudiantes de Sociología.

Xalapa, Veracruz, 24 de mayo de 2016.

 

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s