COMUNICADO POR LA SENTENCIA DE LUIS FERNANDO SOTELO

Resultado de imagen para fernando sotelo zambrano

Este martes 20 de Septiembre, después de 1 año y 9 meses de proceso, le fueron dictados sentencia de primera instancia de 33 años con 5 meses de prisión y una multa de $519,815.25, a nuestro compañero Luis Fernando Sotelo Zambrano por los delitos de ataques a las vías de comunicación, ataques a la paz pública calificado y daño calificado.

Esta es una sentencia que responde a la política de represión y criminalización del Estado Mexicano, comenzando por el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera quien pretende condenar a nuestro compañero sin ninguna prueba y colocándole una pena ridícula y desmedida.

Frente a su política de terror les decimos que no tenemos miedo, que sus sentencias se desmoronarán porque de nuestro lado tenemos la razón y la organización.

Hoy refrendamos y reforzamos la solidaridad con nuestro compañero, que sepan que no está solo, caminaremos y lucharemos hasta derrumbar los muros de sus cárceles, lucharemos incansablemente hasta que seamos libres todxs!

Que nuestra rabia se haga una misma, que sople el viento, que inicie la tormenta!

Campaña Luis Fernando Sotelo Libre.

Publicado en Noticias | Deja un comentario

Una casa, otros mundos.

Una casa, otros mundos.

Traduzione italiano

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Una casa, otros mundos.

Julio-agosto-septiembre del 2016.

A quien corresponda:

Asunto: Invitación a “CompArte y ConCiencias por la Humanidad”.

Sí, lo sabemos. Días y noches donde la amargura parece ser el único horizonte. Pasos arrastrados por el dolor, la rabia, la indignación; tropezando cada tanto con las impertinentes miradas del cinismo y la desilusión; la estupidez entronizada en puestos gubernamentales y encuestas; la simulación como forma de vida; la mitomanía como táctica y estrategia; la frivolidad como cultura, arte, ciencia; el escalonado desprecio hacia lo diferente (“lo malo no es que exista lo otro, sino que se muestre”); la resignación a precio de mayoreo en el mercado político (“ni modo, sólo queda optar, ya no por lo menos malo, sino por lo menos escandaloso”). Sí, difícil, cada vez más difícil. Como si la noche se alargara. Como si el día postergara su paso hasta que no, nadie, nada, vacío el camino. Como si no hubiera respiro. El monstruo acechando en todos los rincones, campos y calles.

Y a pesar de todo eso, o precisamente por todo eso, le mandamos esta invitación.

Sí, parece que no viene al caso o cosa, pero nosotras, nosotros, zapatistas, le estamos convidando a usted para que participe en los festivales CompArte y ConCiencias por la Humanidad”. Así que, en cumplimiento de las formalidades, debemos enviarle una invitación. Algo que precise un calendario y una geografía, porque usted tiene su propio camino, su paso, su compañía, su destino. Y tampoco es cosa de agregar dificultades a las que usted ya enfrenta. Así que sí, en una invitación debiera señalarse el dónde y el cuándo.

Pero ya sabe usted lo que somos. Nuestro modo, pues. Y entonces la pregunta que, pensamos, tiene que responder una invitación, no es tanto el lugar y la fecha. Sino el por qué. Tal vez por eso esta invitación no cumple con las formalidades del caso y le llega a destiempo, o después o antes. Pero eso no importa, ya verá usted.

Entonces por eso es que es muy otra esta invitación, por eso es que, como parte esencial, tiene esta pequeña historia:

UNA CASA, OTROS MUNDOS.

Más que historia, podría ser leyenda. Es decir, no hay manera de confirmar la veracidad de lo que aquí se narra. En parte porque no se precisan ni calendarios ni geografías, es decir, pudo haber sido o no en cualquier lugar y en un tiempo indefinido; y también porque el supuesto no-protagonista de esta narración está muerto, finado, fallecido, difunto. Si estuviera vivo, bastaría preguntarle si dijo lo que aquí se dice que dijo. Cierto, es muy probable que, tenaz en su andarse por las ramas, se extendería él en la descripción de ese calendario impreciso.

Así que no tenemos la fecha precisa, les quedamos a deber el calendario y sólo diremos que hará ya más de dos décadas aproximadamente. ¿La geografía? Las montañas del sureste mexicano.

Nos lo contó el Comandante Tacho, aquella madrugada en que, dentro de una champa, se describía la casa del sistema, la casa del capital, la tormenta, el arca. La champa donde nació lo que después sería el semillero. Creemos que dieron un receso para café…. o suspendieron la reunión para continuar al día siguiente… A decir verdad, no lo recordamos bien. El asunto es que nos quedamos platicando con el Tacho y es él quien nos contó lo que ahora aquí les detallamos. Claro, cierto, hay un poco de trampa porque agregamos, arreglamos y acomodamos las palabras originales de Tacho. No por mal querencia, desprecio o ganas de remendar los recuerdos rotos, sino porque ambos, quienes ahora le escribimos a usted, conocíamos más del finado y podemos reconstruir así sus palabras y sentires. Va pues:

Habla el comandante Tacho:

No muy me acuerdo cuándo, pero fue cuando el difunto Sup no estaba todavía difunto. Estaba el Sup como de por sí, desvelándose y fumando su pipa. Sí, mordisqueada la pipa, como de por sí. Estábamos dentro de la champa de la tal vez comandancia, aunque todavía no era champa. O sea que todavía no estaba terminada. O sea que no era comandancia todavía. Tal vez iba a ser, pero no todavía. Estábamos contando chistosadas. Sí, cosas que pasan en los pueblos, en las reuniones, en los trabajos de la lucha. El Sup de por sí sólo escuchaba, en veces se reía, en veces preguntaba para saber más. Antes de conocerlo yo no entendía. Ya más después comprendí que esas historias aparecían luego en los comunicados como cuentos. “Posdatas”, les decía él, creo. Yo una vez le pregunté por qué ponía como cuento lo que de por sí había pasado. Y él me dijo “es que no lo creen, piensan que invento o que imagino, entonces lo pongo como cuento porque no están preparados para conocer la realidad”.

Bueno, pero entonces ahí estábamos. Entonces él le preguntó al Sup…

Sí, Tacho ha usado el tercer pronombre del singular: “él”. Para aclarar le preguntamos si con “él” se refería al Sup. Nos respondió molesto: “no, él lo preguntó al Sup”. No quisimos insistir porque supusimos, tal vez erróneamente, que ahí no estaba lo importante de la historia, o que era sólo una pieza de un rompecabezas aún por armar. Así que el Comandante Tacho usó la palabra “él”. No “ella”, ni “yo”, ni “nosotros”. Dijo “él” para referirse a quien interrogaba al Sup.

Oí Sup ¿y por qué, cada que se hace una casa, preguntas si se hace por usos y costumbres o por el método científico?

Aquí Tacho se sintió en la necesidad de aclarar:

Cada que hacíamos una champa, el finado SupMarcos llegaba y quedaba mirando las vigas y travesaños. Y siempre preguntaba: “Ese travesaño que estás poniendo ahí, ¿lo pones porque lo necesita la casa?” Entonces yo le respondía: “Sí, porque si no se pone, pues el techo se cae luego”. “Ah bueno”, decía el Sup, “pero ¿cómo lo sabes que, si no lo pones, se cae el techo?”. Yo me le quedaba viendo porque ya sabía que ahí no estaba el asunto. No era la primera vez que preguntaba. Entonces él seguía “Sí, ¿lo pones porque lo sabes científicamente que si no lo pones se cae, o lo pones por usos y costumbres?”. Yo le decía: “por usos y costumbres, o sea que así me enseñaron. Así hacía las casas mi papá y él aprendió con mi abuelo y así hasta muy lejos”. El Sup no quedaba contento, y siempre terminaba por subirse a la viga central, cuando no tenía todavía macizos los refuerzos, y, balanceándose como si montara un caballo, preguntaba “entonces si yo me subo aquí, ¿se va a caer la viga?” Y zas, tiro por viaje que se caía. Sólo decía “¡Ay!” y ahí en el suelo sacaba su pipa, la prendía y así tendido miraba al techo, con la cabeza recostada en la viga rota en el suelo. Sí, claro que nos reíamos todos.

Entonces es por eso que él le preguntó al Sup que por qué siempre preguntaba si usos y costumbres o método científico. Porque no una vez que pasó así. Siempre que se mudaba la comandancia y me tocaba dirigir la construcción de la nueva champa, así pasaba. Llegaba el Sup, preguntaba, le respondía, no quedaba conforme, se subía a la viga, se rompía, y al suelo.

(nota: comentando entre nosotros, concluimos que el calendario aproximado de lo que relata Tacho es en los primeros meses de 1995, cuando la persecución gubernamental contra nosotros, que es cuando la comandancia se mudaba continuamente, acompañando al pueblo de Guadalupe Tepeyac en el exilio. Fin de la nota y sigue hablando Tacho):

Entonces es para que entiendan por qué él le preguntó eso al Sup. Otras veces le había yo preguntado, pero no respondía cabal. No porque no quisiera, sino porque siempre lo llamaban en el radio en ese momento, o alguien más llegaba. Entonces yo también quería saber la respuesta.

El Sup lo quitó la pipa de la boca y la puso a un lado. Estábamos sentados en el suelo, como quien dice. Hacía mucho calor, como de por sí siempre que se va a venir una lluvia fuerte. Yo entendí que va a dilatar la respuesta. Porque cuando respondía rápido, el Sup ni siquiera se quitaba la pipa. O sea que hablaba como que muerde las palabras y salen como masticadas y aboyadas.

Entonces el Sup dijo… bueno, más bien me preguntó:

“Oí Tacho, ¿cuánto mide esta champa?”

3 por 4”, le respondí rápido porque de por sí no es primera vez que hacía.

“¿Y si fuera de 6 por 8, ¿llevaría más travesaños de refuerzo?”, me preguntó.

De por sí”, le respondí.

“¿Y si fuera de 12 por 16?”

No respondí rápido, así que el Sup se siguió:

“¿Y si fuera de 24 por 32? ¿Y si 48 por 64? ¿Y si 96 por 128?”

Ahí sí, les digo la mera verdad, pues me reí.

Está muy grande esa casa, no sé”, le dije.

“Correcto”, dijo él, “se hacen las casas según la experiencia propia o heredada. Usos y costumbres, pues. Cuando se tiene que hacer una casa más grande, pues se pregunta o se prueba”

Pero, digamos que nunca se ha hecho una casa de 192 por 256…

Me reí justo antes de que el Sup completara:

“… kilómetros”

Errr, ¿y quién quiere una casa tan grande?”, le dije entre risas.

Él encendió la pipa y luego dijo: “Bueno, más fácil ¿y si la casa fuera del tamaño del mundo?”

No, pos está cabrón. Creo que no se puede imaginar una casa así de tan grande, ni para qué”, le dije ya más serio.

Se puede. Las artes pueden imaginar esa casa, y ponerla en palabras, en sonidos, en imágenes, en figuras. Las artes imaginan lo que parece imposible y, al imaginarlo, siembran la duda, la curiosidad, la sorpresa, la admiración, o sea, lo hacen posible.

Ah, bueno”, le dije, “pero una cosa es imaginar y otra hacer. Creo no se puede hacer una casa así de tan grande”.

“Se puede”, dijo él y dejó a un lado la pipa rota.

Porque las ciencias saben cómo. Aunque nunca se haya hecho una casa del tamaño del mundo, las ciencias pueden decir, con certeza, cómo sería una construcción así. No sé cómo se llama, pero creo tiene que ver con resistencia de materiales, geometría, matemáticas, física, geografía, biología, química y no sé cuántas madres. Pero, aunque no se tenga la experiencia de antes, o sea, sin usos y costumbres, la ciencia sí puede decir cuántas vigas, refuerzos y travesaños se necesitan para hacer una casa del tamaño del mundo. Con el conocimiento científico se puede decir qué tan profundos los cimientos, qué tan altas y largas las paredes, qué ángulo debe tener el techo si es a dos aguas, para dónde tienen que estar las ventanas, según si frío o calor, dónde las puertas y cuántas, de qué material se debe hacer cada parte, y cuántas vigas y refuerzos debe tener y en dónde.

¿Estaba ya pensando el finado en la transgresión de la ley de gravedad y todas las líneas rectas que se encadenaban a ella? ¿Imaginaba o conocía ya la subversión del quinto postulado de Euclides? No, Tacho no se lo preguntó. Y, a decir verdad, nosotros dos tampoco se lo hubiéramos preguntado. Parece difícil que, en esos días sin mañana, con las aeronaves artilladas agitando cielo y tierra, hubiera tiempo para pensar en el arte, mucho menos en la ciencia.

Habían quedado todos en silencio, recuerda Tacho. Nosotros también. Después de un momento de silencio y tabaco, siguió:

El Sup volvió a tomar su pipa y vio con pena que el tabaco se había terminado. Buscó en sus bolsillos. Se sonrío y sacó una bolsita de plástico con un poco de hebras negras. Tardó en encender la pipa, creo porque el tabaco estaba húmedo. Después siguió:

Pero no me preocupa si las artes pueden imaginar esa casa, los colores que la vestirían, sus formas, sus sonidos, dónde el día, dónde la noche, dónde la lluvia, dónde el viento, dónde la tierra.

Tampoco me preocupa si la ciencia puede resolver cómo se puede hacer realidad. De por sí puede. Tiene los conocimientos… o los va a tener.

Lo que me preocupa es que esa casa, que es un mundo, no vaya a ser igual que éste. Que la casa sea mejor, más grande todavía. Que sea tan grande que en ella quepan no uno, sino muchos mundos, todos, los que ya hay, los que todavía van a nacer.

Claro, habrá que encontrarse con quienes hacen artes y ciencias. No va a ser fácil. En principio no van a querer, no por malquerencia, sino por desconfianza. Porque tenemos mucho en contra. Porque somos lo que somos.

Quienes son artistas creen que vamos a obligar su quehacer en tema, forma y tiempo; que en su horizonte artístico sólo deberá haber machos y hembras (nunca otroas), del poderoso proletariado exhibiendo músculos y miradas luminosas en imágenes, sonidos, danzas y figuras; que ni siquiera insinúen la existencia de lo otro; que si cumplen, cantos y alabanzas, que si no cumplen, el encierro físico o el repudio. O sea que les vamos a ordenar que no imaginen.

Quienes hacen ciencias creen que les vamos a pedir que diseñen armas mecánicas, electrónicas, químicas, biológicas, interestelares, de destrucción masiva o individual; que los vamos a obligar a formar colegios para superdotados mentales donde, por supuesto, estarán los descendientes de los mandos con un ingreso asegurado aún antes de ser concebidos; que se reconocerá la filiación política y no la capacidad científica; que si cumplen, alabanzas y cantos; que si no cumplen, el repudio o el encierro físico. O sea que les vamos a ordenar que no hagan ciencia.

Y, además, como somos pueblos originarios, un@s y otr@s piensan que lo que hacen ell@s es arte y cultura, y lo que hacemos nosotros es artesanía y ritual, que lo que en ell@s es análisis y conocimiento, en nosotros es creencia y superstición. Ignoran que nosotros pintamos colores que, cientos de años después, aún desafían los calendarios, que cuando en la “civilización” todavía creían que la tierra era el centro y ombligo del universo, nosotros ya habíamos descubierto astros y números. Creen que amamos la ignorancia, que nuestro pensamiento es simple y conformista, que preferimos creer en lugar de conocer. Que nosotros no queremos el avance, sino el retroceso.

O sea que, como quien dice, ni se miran ni nos miran.

El problema entonces va a ser convencerlos de que se miren como nosotros los miramos. Que se den cuenta de que, para nosotros, son lo que son y algo más: una esperanza.

Y las esperanzas, amigos y enemigos, no se compran, no se venden, no se obligan, no se encierran, no se matan.

Se quedó callado. Yo quedé esperando para ver si él le preguntaba algo más al Sup, pero como no dijo nada, entonces yo le pregunté: “¿Y entonces qué nos toca hacer a nosotros?” El Sup suspiró nomás y dijo:

A nosotros nos toca primero saber que esa casa es posible y necesaria. Y luego, pues bueno, lo más fácil: nos toca construirla. Y para eso necesitamos el saber, el sentir, la imaginación, necesitamos las ciencias y las artes. Necesitamos otros corazones.

Ya llegará el día en que nos encontremos con quienes hacen las artes y las ciencias. Ese día les daremos un abrazo y, como bienvenida, les recibiremos con una sola pregunta: “¿Y tú qué?”

Entonces yo como quién dice que no me quedé conforme y entonces lo pregunté al Sup: “y después de que nos encontremos con esa gente, ¿qué vamos a hacer? El Sup se sonrío y dijo:

Etcétera.

-*-

Ahí termina la historia o leyenda que nos contó el comandante Tacho esa madrugada.

Y todo esto viene al caso, o cosa, según, porque queremos invitarle a usted para que venga o, de alguna forma se haga presente en esta tierra que somos.

Y es que, como quien dice, tenemos esta curiosidad que cargamos desde hace muchos calendarios, y pensamos que tal vez usted acepte la invitación y nos ayude a resolver una duda:

¿Qué se necesita para construir una casa nueva, tan grande que en ella quepan no uno sino muchos mundos?

Es todo, o no, eso depende de usted.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

A nombre de los niños, ancianos, mujeres y hombres zapatistas.

Subcomandante Insurgente Moisés.         Subcomandante Insurgente Galeano.

México, julio-agosto-septiembre del 2016.

Publicado en Noticias | Deja un comentario

Una noche de miedo y coraje: A tres años de la represión en la plaza Lerdo

Plaza Lerdo, actualmente Plaza Regina por Majloc Demon

Noé Zavaleta. Maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), estudiantes y activistas que pernoctaban en la Plaza Lerdo en protesta por la aprobación de la Reforma Educativa fueron desalojados del centro histórico con toletes eléctricos, escudos y patadas por un grupo antimotines de la SSP.

Esa madrugada del 14 de septiembre -previo al Grito de Independencia- los policías de la SSP establecieron un cerco en las primeras tres manzanas del zócalo “para proceder” -esa es la palabra que sonó en la frecuencia radial- a dispersar la protesta magisterial y dejar “limpia” la plaza para que el gobernador diera el tradicional grito ese domingo, para después dar paso a un baile con cientos de acarreados de colonias populares.

Los gritos de miedo y desconcierto fueron evidentes, varios maestros golpeados rondaban la tercera edad, algunas mujeres acompañadas de sus hijos corrieron despavoridas. El hecho causó conmoción en las redes sociales, pues las fotografías y videos mostraban la violencia.

En la refriega con los profesores, policías del grupo antimotines también agredieron a fotoperiodistas. Al de la agencia Reuters, Oscar Martínez, le arrebataron su equipo de trabajo, que le fue devuelto media hora después que las policías borraran las imágenes del violento desalojo. A la reportera freelance Melina Zurita la golpearon y robaron su cámara fotográfica, por lo que sufrió una crisis nerviosa.

La agrupación civil Zapateando reportó la detención de los defensores ambientales Juan Alberto Arrellano y Paulino Hernández Espejo. Un video que circula en las redes sociales muestra la detención de los activistas por hombres vestidos de civil, quienes los suben a una patrulla de la policía estatal.

En contraste, el gobierno de Duarte celebró “la limpieza” del centro histórico de Xalapa, pues en el comunicado 4635 consignó que las fuerzas del orden “procedieron a ocupar la plaza Lerdo” para garantizar la realización de las fiestas patrias.

El despacho informativo festinó que se siguió “el protocolo apegado a la legalidad y a los derechos humanos” para ocupar y resguardar la plaza: “De esta forma, se garantiza a la población de la capital del estado la celebración de las fiestas conmemorativas al 203 aniversario de la Independencia de México”.

En Twiter y Facebook, estudiantes, maestros y comunicadores manifestaron su coraje y miedo. Un cibernauta escribio: Fue una noche de miedo y coraje… Que nadie asista a ese circo para escuchar al cerdo gritar”. Eso era el inicio lo peor estaba por venir.

Agradecemos a Noé Zavaleta compartir estos fragmentos del capítulo 16, de su libro: El infierno de Javier Duarte. Ediciones Proceso. 2016. Disponible en librerías en el Estado de Veracruz y Ciudad de México.En Xalapa aún quedan ejemplares en La Rayuela, Xalapeños Ilustres Núm. 44

Publicado en Noticias | Deja un comentario

Defender los derechos humanos en Veracruz

Zapateando.- Un territorio arrasado por la violencia, es la noticia en los medios nacionales e internacionales: un Veracruz que ocupa el primer lugar, a nivel latinoamérica, en riesgos para quienes se dedican a la comunicación, desplazamientos forzados masivos provocados por ataques de grupos criminales, fosas con restos humanos, secuestros y extorciones para las personas migrantes, la ejecución, la tortura y la desaparición forzada como parte de lo cotidiano… un paraíso convertido en infierno. Realidad unida a la corrupción y complicidad en todos los niveles de gobierno.

Este es el contexto en el cual centenas de organizaciones sociales. colectivas, espacios independientes, redes, pueblos y comunidades realizan la defensa de los derechos humanos. Una muestra de ello fue el Tercer Encuentro Regional de Defensoras y Defensores, realizado el pasado 9 y 10 de septiembre, en la ciudad de Xalapa, la capital veracruzana, donde a partir de vivencias propias se dibujó un mapa de luchas que refieren antiguas historias de exclusión y negación, así como las recientes invasiones a los territorios de los pueblos, en medio de amenazas a la labor en defensa de derechos humanos, como lo testimonian 19 asesinatos de periodistas durante el gobierno de Javier Duarte y las diarias agresiones a las y los defensores.

Porque los derechos humanos se violan en todas partes, y aquí el diagnóstico es integral: ni los derechos sociales, políticos y culturales básicos se respetan, ni los derechos colectivos se protegen. En cada materia, las instancias de gobierno ni los garantizan, ni los promueven. Desde las carencia de  servicios médicos oficiales que a la par discriminan los sistemas de salud indígena, pasando por la imposición de megaproyectos con afectaciones ambientales irreversibles, hasta la criminalización del cuerpo de las mujeres en leyes conservadoras como la reciente reforma al artículo 4 Constitucional.

Una apuesta por la vida a través de acciones de resistencia a proyectos de despojo y explotación, es la experiencia veracruzana ante la actual crisis humanitaria en el país. De sur a norte, la organización se diversifica enfrentando constantes retos pero también recreando y articulando las luchas.

Las mujeres, las más afectadas en estas violaciones a derechos humanos, son también las que mayor participación tienen en las propuestas y exigencias. Una de las demandas principales es la solicitud de declaratoria de Alerta de Género “ante el contexto de violencias heteropatriarcales contra las mujeres en la entidad como la trata y tráfico de personas para la prostitución, los feminicidios y las desapariciones forzadas de mujeres y niñez.”

En las regiones indígenas, las más vulneradas, las comunidades defienden la autonomía, la autodeterminación y sus territorios contra el extractivismo y las hidroeléctricas, con la experiencia de resistencia contra la devastación ambiental petrolera.

Por un Veracruz verdaderamente digno y justo, las más de 60 organizaciones asistentes al Tercer Encuentro Regional de Defensoras y Defensores de Derechos Humanos reafirmaron en el pronunciamiento final: “su compromiso de acompañamiento a las luchas y movimientos que surgen desde los pueblos y comunidades, como también el de la promoción y defensa de los derechos humanos, la generación de espacios de reflexión y vinculación”.

Resultado de imagen para encuentro de defensores en Veracruz

PRONUNCIAMIENTO DEL TERCER ENCUENTRO REGIONAL DE DEFENSORAS Y DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS EN VERACRUZ

Más de 60 defensoras y defensores de derechos humanos en el estado de Veracruz, convocados por organizaciones regionales, nacionales e internacionales, nos reunimos el 9 y 10 de septiembre en Xalapa para compartir experiencias y construir un diagnóstico estatal sobre la situación de los derechos humanos en el estado.

Las conclusiones son gravísimas. El ejercicio de prácticamente todos los derechos humanos enfrenta dificultades desde su exigencia, garantía y realización.

Preocupa especialmente ser el estado con el mayor número de amenazas y agresiones graves en contra de periodistas, comunicadoras y comunicadores; los ataques a la libertad de expresión, al acceso a la información y al ejercicio del periodismo son insostenibles (19 homicidios durante el gobierno de Javier Duarte). Esta situación pone de manifiesto además la ineficacia de la Alerta Temprana Veracruz, convenio firmado por autoridades locales y el Mecanismo Federal de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas en su fallida lucha por controlar las agresiones de las que son objeto comunicadores y comunicadoras en el ejercicio de su libre expresión.

Graves violaciones como la desaparición forzada, la tortura y las ejecuciones arbitrarias no son reconocidas por el estado y por lo mismo, no son investigadas, los responsables siguen impunes y las víctimas no cuentan con ningún mecanismo adecuado y efectivo que les permita acceder a la justicia.

Población indígena, migrantes, mujeres y estudiantes sufren con mayor énfasis esta grave crisis.

Proyectos extractivistas y otras amenazas contra la tierra y el territorio están latentes en todo el estado. Ser una de las entidades del país con mayor población indígena no significa que su autonomía y autodeterminación sea respetada.

El cambio de gobierno en el estado, debería implicar no solamente el cumplimiento de sus obligaciones de promover, respetar, realizar y garantizar los derechos humanos, sino también la investigación y sanción a las autoridades que han sido responsables de tan graves violaciones, la reparación del daño a las víctimas y sobrevivientes y medidas de no repetición.

Provenientes de diversas regiones del estado, quienes hoy nos pronunciamos, reafirmamos nuestro compromiso de acompañamiento a las luchas y movimientos que surgen desde los pueblos y comunidades, como también el de la promoción y defensa de los derechos humanos, la generación de espacios de reflexión y vinculación, al mismo tiempo que denunciamos las amenazas y ataques que sufrimos en la realización de nuestra labor.
Hacemos memoria de las y los periodistas, defensoras y defensoras, comunicadoras y comunicadores y de todas aquellas personas que han sido asesinadas por el hecho de ser consecuentes y ejercer su labor.

Nos manifestamos en contra de proyectos que representan una amenaza para los bienes naturales y culturales como el periférico Córdoba-Orizaba en el centro del estado, al norte y sur la extracción y transporte de hidrocarburos, proyectos hidroeléctricos en la cuenca del Río Blanco y en la cuenca del Río la Antigua, así como megaproyectos de megaminería a cielo abierto en los municipios de Actopan y Alto Lucero, el Fracking en la zona norte y sur de nuestra entidad, concesiones mineras, gaseoductos y proyectos eólicos.

Hacemos un llamado enérgico y exigimos:
1. Sean investigados a cabalidad y se esclarezcan los asesinatos de defensoras y defensores de derechos humanos y periodistas cometidos en la entidad veracruzana en el actual gobierno de Javier Duarte. Asimismo, sean castigados los responsables y sea reparado el daño a sus deudos y familiares;

  1. Cese el hostigamiento y criminalización contra las personas defensoras de derechos humanos, organizaciones civiles, sociales y académicas, como a periodistas que ejercen su labor de informar a la sociedad dando voz a los pueblos y comunidades del acontecer público;
  2. Que se investigue adecuadamente, sancione a las víctimas y se repare el daño generado en actos violentos en contra de estudiantes el 5 de junio el año pasado;
  3. Sea reconocida la labor y contribución que las personas y colectivos defensores de derechos humanos hacemos para la construcción de una sociedad más justa, humana y equitativa;
  4. Sea decretada la Alerta de Género en el Estado de Veracruz ante el contexto de violencias heteropatriarcales contra las mujeres en la entidad como la trata y tráfico de personas para la prostitución, los feminicidios y las desapariciones forzadas de mujeres y niñez, asimismo exigimos que la Comisión Nacional de Derechos Humanos presente una acción de inconstitucionalidad contra la reforma del artículo 4 de la Constitución del Estado que criminaliza a las mujeres veracruzanas por su derecho a decidir;
  5. Sean investigadas con imparcialidad y de manera pronta y expedita todas las denuncias presentadas por los familiares de las víctimas de desaparición forzada y sean activados los protocolos de búsqueda y localización de las víctimas y sean presentadas con vida, porque VIVOS Y VIVAS SE LOS LLEVARON, VIVOS Y VIVAS LES QUEREMOS;
  6. Se garantice el acceso a mecanismos adecuados de justicia y la reparación del daño, la impunidad estimula continuación en la violación de los derechos de los derechos humanos;
  7. . Cese el acoso, hostigamiento y criminalización por parte de las autoridades veracruzanas contra los y las migrantes en tránsito por Veracruz, quienes en busca de una vida mejor y digna para ellos y sus familias son secuestrados, desaparecidos, asesinados y víctimas de trata y tráfico de personas (esclavitud contemporánea);
  8. Sea respetado el derecho a la libre autoderminación y autonomía de los pueblos indígenas y mestizos, de manera que el proceso de crecimiento de los pueblos sea culturalmente adecuado con base en lo que los pueblos y comunidades en pleno ejercicio de su autonomía decidan cómo quieren llevar a cabo ese desarrollo o manera de buen vivir;
  9. Se investigue, transparente la información, se sancione a los responsables y repare el daño a las víctimas y sobrevivientes de la explosión de la Formuladora de agroquímicos ANAVERSA en Córdoba y la refinería de Pajaritos en Coatzacoalcos;
  10. Se cancelen todos los proyectos hidroeléctricos en la Barranca Matlacobatl;
  11. Se pague la deuda que el gobierno del estado tiene con la Universidad Veracruzana y que se garantice en el estado el acceso a una educación adecuada a los contextos indígenas, pública, gratuita y laica;
  12. Que se generen las condiciones para que la población pueda ejercer de manera efectiva el derecho a la salud de manera integral;
  13. Que sean respetados y se garanticen los derechos de las personas y colectivos de comunidad LGBTTTI; y
    15. Que el gobernador electro cumpla con todas estas peticiones y obligaciones que le corresponden en materia de derechos humanos.

Seguiremos atentas y atentos del cumplimiento de las obligaciones del estado en materia de derechos humanos, activas y activos en nuestra labor y vinculadas y vinculados con el mismo fin en común de un Veracruz verdaderamente digno y justo para todas y todos.

Xalapa, Veracruz, 10 de septiembre de 2016.
Maestría en Derechos Humanos y Justicia Constitucional de la Universidad Veracruzana, Red Nacional de Defensoras – Veracruz, Red Veracruzana por el Derecho a Decidir, Centro de Estudios sobre Derecho, Globalización y Seguridad, Radio Teocelo, Centro de Derechos Humanos de los Pueblos del Sur de Veracruz Bety Cariño, AUGE, Desarrollo Augestionario, Centro de Derechos Humanos Toaltepeyolo, Kalli Luz Marina, A.C., Comunidades Eclesiales de Base, Xalapa, La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental, Coordinadora Regional de Acción Solidaria, Red Unidos por los Derechos Humanos, Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio – Veracruz, Católicas por el Derecho a Decidir – Veracruz, Radio Huayacocotla, Zapateando, espacio de comunicación autónomo, Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Article 19, Centro de Derechos Humanos y Alternativas Sociales, Las Tepehuas, A.C., Scalabrinianas Misión con Migrantes y Refugiados, Comité de Derechos Humanos Sierra Norte de Veracruz, Colectivo Feminista Cihuahtlahtolli, A.C., Cuerpo Académico “Riesgos socioambientales y conflictividad social” de la Universidad Veracruzana, Colectivo en Defensa de la Universidad Veracruzana, Cuerpo Académico Transdiciplinariedad, Sostenibilidad y Diálogo de Saberes – Universidad Veracruzana.

chrome_2016-09-13_08-36-10

Publicado en Noticias | Deja un comentario

Día de acción por la salud y libertad de Mumia Abu-Jamal

Artista: Compa Colibrí

Artista: Compa Colibrí

(En México, embajada gringa, miércoles 7 septiembre, 12 pm)

El miércoles 7 de septiembre será un día de acción internacional para exigir un tratamiento inmediato para Mumia Abu-Jamal con las nuevas drogas antivirales que pueden curar la Hepatitis C, una enfermedad que él padece junto con casi 6,000 presos en el estado de Pensilvania y miles más en las prisiones de Estados Unidos.

El 31 de agosto, el juez federal de distrito Robert Mariani se negó a ordenar dicho tratamiento por un tecnicismo, al responder a la demanda presentada hace más de un año por los abogados Robert Boyle y Bret Grote. En su dictamen, el juez Mariani, quien presidió la audiencia sobre el caso en diciembre de 2015, dice que la demanda nombra personas que no tienen la autoridad de implementar un mandamiento judicial, cuando debería nombrar los miembros del Comité de Atención a la Hepatitis C del Departamento de Correcciones (DOC) del estado de Pensilvania. Según el juez, sólo este comité tiene la autoridad para actuar.

Por otro lado, el dictamen del juez sostiene que el DOC ha violado la Octava Enmienda de la Constitución federal que prohíbe los castigos crueles e inusuales, al negarle tratamiento a Mumia y a otros presos que padecen Hepatitis C activa.

La Campaña para Llevar a Mumia a Casa describe el dictamen como “un ejemplo más de las contorsiones y acrobacias que se han utilizado desde hace muchos años para negarle justicia a Mumia y a miles de otros acusados”.

Noelle Hanrahan de Prison Radio pregunta: “¿Cómo es posible que el DOC no sea responsable? Ellos establecieron el Comité de Atención a la Hepatitis C y aprobaron sus recomendaciones…. ¿Cómo es posible que el juez permita que el DOC evite su obligación constitucional para dar atención médica a los presos, relegando su responsabilidad a un sub-comité?”

El abogado Robert Boyle enfatiza que durante todo el proceso, el Departamento de Correcciones nunca dijo que a las personas demandadas les falta la autoridad para implementar una orden de la Corte. También afirma que la existencia del Comité sólo fue revelada al final de la audiencia de diciembre. El grupo se reúne en secreto y toma sus decisiones en secreto.

Sin embargo, Boyle destaca la importancia de que el Juez Mariani haya encontrado que el Departamento de Correcciones les está negando a personas la adecuada atención a la salud garantizada por la Enmienda Octava de la Constitución de Estados Unidos. En su dictamen, Mariani dice que el DOC se ha mostrado “deliberadamente indiferente” a los riesgos conocidos asociados con la Hepatitis C no tratada.

Según el protocolo del DOC, un preso tiene que estar a punto de morir antes de que pueda recibir el tratamiento con los nuevos antivirales. Hay que tener cirrosis e hipertensión portal, es decir, el hígado tiene que ser tan calcificado que la sangre no puede entrar y las venas en el pecho y la garganta empiezan a romperse. En la audiencia del diciembre de 2015, se estableció que Mumia tiene fibrosis (daño al hígado) y que hay una probabilidad de 63% que tenga cirrosis. Se considera que ha tenido el virus de Hepatitis C desde que recibió una transfusión de sangre la noche de su detención el 9 de diciembre de 1981, cuando fue baleado y golpeado casi hasta morir.

En el momento de la audiencia, sólo 5 presos en el estado de Pensilvania estaban recibiendo el tratamiento, y ahora, son aproximadamente 30.  La empresa Gilead cobra $1,000 U.S. dólares cada píldora por la droga Sovaldi. En la India, sin embargo, un país que no vive bajo la tiranía de las leyes de patentes, la misma píldora cuesta desde $3 a $10 dólares. Para la droga Sovaldi, un tratamiento de 12 semanas cuesta $84,500 mientras el tratamiento entero para la antiviral Harvoni, también producida por Gilead, cuesta $94.500.

En una conferencia de prensa, el abogado Bret Grote citó a Mariani con respecto al protocolo del DOC: “[Éste] alarga el sufrimiento de los que han sido diagnosticados con Hepatitis C crónica y permite que la progresión de la enfermedad se acelere para presentar una amenaza más grande de cirrosis, cáncer del hígado y la muerte del reo con la enfermedad” en violación de la Octava Enmienda.

Aunque el equipo legal está decepcionado que la Corte no haya emitido un mandamiento judicial en este momento, opina Grote que el dictamen de Mariani “sienta un poderoso precedente a favor del señor Abu-Jamal”.  Explica que el juez ha determinado que  “los pacientes encarcelados que padecen Hepatitis C merecen tratamiento con los nuevos medicamentos que curan la enfermedad, y que el protocolo actual del DOC viola la Constitución.”

¿Y qué opina Mumia Abu-Jamal? En un mensaje grabado para Prison Radio el 1 de septiembre, dice: “Es un inicio y es un buen inicio que un juez federal reconozca que lo que ha estado haciendo el estado de Pensilvania durante años, no solamente es injusto, sino malo. Anti-constitucional. Una violación fundamental de una equidad fundamental y del derecho humano a la vida. Entonces, es un inicio y es un buen inicio. Y queremos un buen final”.

En Filadelfia, el Comité Internacional de la Familia y Amigos de Mumia Abu-Jamal (ICFFMAJ), la Campaña para Llevar a Mumia a Casa, la Organización MOVE  y la Coalición Mumia Abu-Jamal de NYC se llevarán a cabo una conferencia de prensa y marcha el 7 de septiembre para exigir tratamiento inmediato para Mumia. También habrá acciones en otras ciudades del mundo.

En la Ciudad de México nos sumamos a la demanda.  Les invitamos a mostrar su apoyo por su salud y libertad en un acto que será celebrado afuera de la embajada de Estados Unidos el miércoles 7 de septiembre a las 12 del día. También estaremos actuando en solidaridad con las huelgas contra la esclavitud en las prisiones de Estados Unidos, que se llevarán a cabo a partir del 9 de septiembre en conmemoración a la rebelión y represión en el penal de Áttica en 1971. ¡Decimos NO a la importación a México del monstruoso sistema carcelario de ese país!

Para firmar una petición en apoyo al tratamiento para Mumia, consulten:https://campaigns.organizefor.org/petitions/life-saving-treatment-now-for-mumia-abu-jamal

¡Salud y libertad para Mumia! ¡Trato inmediato para su Hepatitis C! ¡Presas y presos políticos libertad! ¡No a la esclavitud! ¡Muerte a la cárcel!

Amigos de Mumia de México

 

Publicado en Noticias | Deja un comentario