Comunicado del Congreso Nacional Indígena del 9 de marzo de 2017

Traduzione italiano

::::::::::::::::::::::::::::

Comunicado del Congreso Nacional Indígena

9 de marzo 2017

A la sexta nacional e internacional

A los medios libres de comunicación

A la sociedad civil en general

Compañeros, compañeras, mientras nuestros pueblos cada uno a sus modos y formas seguimos organizándonos, analizando y tomando acuerdos colectivos para la conformación de un Concejo Indígena de Gobierno, la guerra en contra de nuestros pueblos no cesa, el despojo y la represión desde los malos gobiernos en sus tres niveles sigue actuando en contra de nuestra madre tierra, de nuestros pueblos y nuestras organizaciones autónomas.

En el estado de Oaxaca

Con indignación denunciamos y condenamos lo acontecido en la comunidad de San Francisco del Mar, región del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, donde se suscitaron actos de violencia, incluso el uso de armas de fuego, para imponer la aprobación de proyectos eólicos que despojarían de una parte importante de tierras de uso común de esta comunidad y afectarían gravemente a su rico y delicado ecosistema.

Los hechos se desarrollaron durante la asamblea del comisariado de bienes comunales de San Francisco del Mar, la cual fue convocada para tratar la autorización del uso de más de 15 mil hectáreas para proyectos camaroniferos de Pueblo Viejo en la zona denominada la bocabarra. Varios oradores expusieron su rechazo a la entrega de tierras, evidenciaron que en realidad es para proyectos eólicos; se dijo que la bocabarra se trata de un lugar vital para miles de pescadores y de ser aprobado el proyecto significaría quitarles el derecho a su fuente de vida y sustento; además que una decisión tan importante requiere la participación y decisión de toda la población.

La bocabarra forma parte del sistema lagunar del Istmo y es un lugar de suma importancia por ser la principal zona de pesca y encontrarse lugares sagrados y de alto valor espiritual. En esta parte de la región, la pesca brinda el mayor sustento económico y es la fuente de alimentación para toda la población. También es un lugar muy codiciado por las empresas eólicas por sus potentes vientos, ya hubo un intento de construir el parque eólico de Mareña Renovables en la Barra de Santa Teresa, el cual generó grandes movilizaciones de rechazo por todos los pueblos circundantes.

Es necesario evidenciar que lo que pasó en San Francisco del Mar no es un hecho aislado, se trata de un plan integral de despojo de los territorios de las comunidades del Istmo para cumplir con los megaproyectos que pretenden imponer en la región con la llamada Zona Económica Especial del Istmo de Tehuantepec (ZEE), que viene sustentando la segunda fase de desarrollo eólico.

En el estado de Michoacán

En la comunidad de Calzonzin, el pasado viernes 24 de febrero el mal Gobierno del Estado de Michoacán, en contubernio con el Gobierno Federal, reprimieron salvajemente al pueblo p´urhépecha de Caltzontzin que se manifestaban por defender su legítimo derecho a la restitución del territorio comunal.

Ese día, las fuerzas represivas del Estado mexicano sitiaron toda la comunidad Caltzontzin, sin permitir el acceso o salida de ninguna persona, acto seguido arrojaron bombas de gas lacrimógeno desde un helicóptero sobre toda la comunidad, ingresando al territorio de la comunidad y deteniendo arbitrariamente a 17 comuneros, de los cuales 13 aún continúan detenidos y uno padece de sus facultades mentales, paralelamente ingresaron a diversos hogares en la comunidad sin orden de cateo causando destrozos, violando los derechos humanos por defender los privilegios de la empresa trasnacional ferrocarrilera Kansas City Southern.

Nos pronunciamos por la libertad inmediata de los presos políticos de los pueblos originarios de Michoacán, en particular de los 13 comuneros detenidos en Caltzontzin, cuyo único delito ha sido la defensa de tierra comunal, de la dignidad y de la vida para sus pueblos y las futuras generaciones.

En la Costa, la comunidad nahua de Santa María Ostula es agredida por grupos de la delincuencia organizada que penetraron el territorio al sureste del municipio de Aquila, con muerte y el saqueo miras a desarticular la organización autónoma y la seguridad comunitaria para que regrese el terror y el saqueo de recursos naturales y tierras comunales.

El 5 de febrero de este año 5 policías comunitarios de San Pedro Naranjestil, al sur del municipio de Aquila adscritos a la policía municipal, el pasado 5 de febrero fueron secuestrados por e elementos de la Secretaría de Marina, quienes después los entregaron a los grupos delictivos encabezados por Jesús Cruz Virrueta (alias Chuy Playas), Fernando Cruz Mendoza (alias El Tena), José María Cruz (alias el Tunco), Federico González Medina (alias Lico) y Mario Álvarez López (alias El Chacal), a lo que ha seguido la obstaculización de los operativos emprendidos por los grupos de autodefensa de los municipios de Aquila, Chinicuila y Coahuayana para detener a los grupos delincuenciales.

Lo anterior se suma a los muchos episodios en que las fuerzas armadas del mal gobierno han actuado al unisono con las bandas delincuenciales y en contra de la comunidad indígena de Santa María Ostula, lo que ha contribuido al luto colectivo y la exigencia de justicia por los 34 comuneros que han sido asesinados y por los 5 que se están desaparecidos.

En el estado de Querétaro.

El mal gobierno mantiene injustamente preso al compañero indígena ñhañhú Raymundo Pascual García originario de San Ildefonso, Amealco, Qro. Quien fue detenido por participar junto con su comunidad en las movilizaciones en contra del gasolinazo, junto con otros compañeros. Asi mismo denunciamos que persiste el despojo de las tierras del Fundo Legal de las comunidades de Galeras y La Peñuela del municipio de Colón, a través de las acciones corruptas de los malos gobiernos y sus partidos políticos

En consecuencia, los pueblos, naciones y tribus que somos el Congreso Nacional Indígena, declaramos:

  1. Que responsabilizamos de los actos violentos en el territorio Ikoot y el intento de despojo de tierras, al presidente municipal y el comisariado de bienes comunales de San Francisco del Mar y denunciamos la complicidad de conocidos políticos y autoridades estales y federales que trabajan para, exigimos que se esclarezcan los hechos y el castigo a los responsables de los disparos que se realizaron durante la asamblea y que se respete el legítimo derecho del pueblo de San Francisco del Mar a decidir sobre el destino de sus tierras y bienes naturales

  2. Que nos pronunciamos por el pleno respeto a la organización comunitaria y autonomía de Santa María Ostula, por la detención de los l Jesús Cruz Virrueta (alias Chuy Playas), Fernando Cruz Mendoza (alias El Tena), José María Cruz (alias el Tunco), Federico González Medina (alias Lico) y Mario Álvarez López (alias El Chacal), la desarticulación de la estructura económica y política que los sostiene, por el castigo a los militares y políticos responsables por el asesinato del niño Hidelberto Reyes García y todos los comuneros asesinados, por la cancelación de las órdenes de aprehensión en contra de comandantes de Ostula y la región Sierra Costa, la presentación con vida de los desaparecidos y el respeto absoluto al territorio comunal de Ostula.

  3. Que exigimos inmediata liberación absoluta del compañero Raymundo Pascual García originario de San Ildefonso, Amealco, Qro. Quien fue detenido por participar junto con su comunidad contra el gasolinazo impuesto por el mal gobierno, porque cese el despojo de tierras de las comunidades de Galeras y La Peñuela del municipio de Colón, Querétaro y el castigo a los responsables por el injusto encarcelamiento de más de 3 años de las compañeras indígenas Ñhañhu de Amealco, Querétaro Jacinta Francisco Marcial, Alberta Alcántara Juan y Teresa González.

A nuestros hermanos y hermanas de los pueblos Ikoot, P´urhépecha, Nahua y Ñhañu en estas regiones y en el resto del país donde sostienen cada día con su lucha nuestra esperanza, rebeldía y dignidad, les decimos que no están solos, que los colores, lenguas y geografías que hacemos el CNI somos ustedes, que su anhelo de justicia es nuestro, que su dolor nos lastima y que su exigencia que hace florecer el nacimiento de un nuevo mundo es nuestro corazón y nuestra certeza irrenunciable.

Hasta que la dignidad se haga costumbre

Libertad a todos los presos políticos

Presentación con vida los desparecidos

Justicia para San Francisco del Mar

Justicia para Calzonzin

Justicia para Santa María Ostula

Justicia para el pueblo Ñhañu de Querétaro

Atentamente

Por la Reconstitución Integral de Nuestros Pueblos

Nunca Mas un México sin Nosotros

Marzo de 2017

Congreso Nacional Indígena

Publicado en Noticias | Deja un comentario

La diferencia entre apoyar al poder y apoyar a los de abajo

Babel

La diferencia entre apoyar al poder y apoyar a los de abajo

Javier Hernández Alpízar

Mientras el EZLN ha dado solidaridad a los padres y madres de los normalistas desaparecidos en Ayotzinapa; AMLO fue quien llevó al poder con su apoyo electoral al gobernador de Guerrero Ángel Aguirre Rivero y al presidente municipal de Iguala, Abarca.

Mientras AMLO dio su apoyo a Peña Nieto contra los maestros porque “a nadie conviene que el poder claudique” en su propósito de imponer la reforma educativa; el EZLN dio su apoyo incondicional a la CNTE y los maestros en lucha.

Mientras #VibraAMLO ha aprovechado la coartada de la ”unidad nacional” para dar su apoyo a Peña Nieto; el EZLN ha convocado a una campaña mundial de apoyo a deportados, desplazados y perseguidos contra todos los muros del capital.

Mientras AMLO pide asesoría del derechista (foxista y cercano a los Legionarios de Cristo),, Alfonso Romo y el Guajardo zedillista que tendió una trampa a la dirigencia zapatista, Esteban Moctezuma; el EZLN apoya al CNI para promover un Concejo Indígena de Gobierno, cuya vocera sea una mujer indígena candidata a la presidencia el 2018.

Mientras AMLO incluye en su proyecto de nación a mineras canadienses y el TLC; el EZLN apoya las resistencias territoriales, las autonomías y la lucha contra el colonialismo capitalista.

Mientras AMLO va a reciclar a momias de la clase política priista y perredista; el EZLN va apoyar la primera iniciativa en 500 años para que los indígenas, en colectivo, gobiernen este país, representados por una mujer.

En síntesis, más allá de la calumnias de la derecha y de los fans de AMLO, en los hechos, su Líder Fetiche busca la elegibilidad arriba, mientras el EZLN y el CNI promueven la rebeldía, la resistencia la autoorganización y el autogobierno desde abajo.

Publicado en babel, Noticias | Deja un comentario

La fetichización del programa

La fetichización del programa

Sergio Rodríguez Lascano

“En la producción el hombre se objetiviza a sí mismo,
y en la producción las cosas se subjetivizan a sí mismas”.
Carlos Marx.

 

En la historia del pensamiento de izquierda, el debate sobre la necesidad de un programa y el programa mismo han sido fuentes no sólo de fuertes discusiones sino también fuente de pérdida de energía humana.

¿Qué es un programa? ¿Era el Manifiesto Comunista un programa? ¿Cuál fue el programa del partido bolchevique? ¿Cuál el programa de la revolución rusa? ¿Cuál el programa de la revolución cubana? ¿La elaboración de un programa es una tarea de la vanguardia?

Parecería que se trata de una típica discusión metafísica.

Pero vayamos por partes:

El Manifiesto Comunista, desde mi muy personal punto de vista, fue eso: un manifiesto que sentó las bases de una forma de entender el mundo, las relaciones sociales, la composición de las clases, las diversas formas en que las ideas socialistas se manifestaban, y la construcción de una visión nueva que partía de un análisis científico de la realidad social.

No se trataba de un listado de consignas ni de una guía perfectamente establecida para la acción revolucionaria.

El Partido Obrero Social Demócrata Ruso, en 1903, discutió sobre la necesidad de un programa y sus miembros elaboraron un programa máximo y un programa mínimo.

El programa mínimo se hizo con base en la lucha contra la autocracia y el programa máximo se expresó en una serie de planteamientos de Lenin, en especial, los siguientes:

  • El reconocimiento del derecho a la autodeterminación de las naciones oprimidas por Rusia.
  • La condición de pertenecer a una organización del partido para ser considerado miembro de él.
  • La necesidad de construir un partido cuya organización interna se basara en el centralismo democrático, con militantes profesionales que garantizasen la homogeneidad ideológica y la capacidad de organización, cuyo programa revolucionario era que el proletariado conquistara el poder político (dictadura del proletariado), para llevar a cabo la revolución.
  • La lucha por la dictadura del proletariado como instrumento necesario de la revolución para avanzar hacia el socialismo.
  • La alianza de la clase obrera con el campesinado para derribar la autocracia rusa, llevar a término los objetivos democráticos de la revolución y enfrentar las vacilaciones y traiciones de la burguesía.
  • La liquidación de los latifundios terratenientes y la entrega de la tierra a los campesinos.

Como muchos saben, en ese Congreso se dio la división entre mencheviques y bolcheviques. Pero la división no se dio en torno a la parte del programa que tenía que ver con lo externo al partido, sino con relación a la propuesta organizativa sobre quiénes eran miembros del partido (que en la práctica tenía que ver con las bases sustanciales de lo que era la caracterización de la militancia).

Pero cuando llegó febrero de 1917, del programa —tanto el mínimo como el máximo— ya nadie se acordaba. Entonces, Lenin hizo un planteamiento que va a ser la base de la revolución rusa y que no era una elaboración ajena a las necesidades y sentimientos de la gente. Por el contrario, entró en concordancia con lo que la gente quería y por lo que estaba luchando: Paz, Pan y Tierra.

Veamos otro ejemplo más reciente: Cuando aparece el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, no tan sólo se da a conocer por la toma de siete cabeceras municipales del estado de Chiapas sino también porque plantea una serie de temas torales, que serían los que conformarían un programa. Las 11 demandas originales del EZLN fueron entendidas no como peticiones al Estado mexicano, sino como las bases sustanciales y fundamentales para reconstruir el país —que estaba a punto de ser reventado con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Y lo fundamental de ese programa no sólo reside en la justeza de sus planteamientos sino en la forma en que fue elaborado.

No se trató de una obra de escritorio ni fue producto de una mente brillante, tampoco de un señor que ahora se define a sí mismo como señalizador de carreteras (Almeyra). Fue una creación de los pueblos zapatistas.

Ellos se lanzaron a una insurrección en una situación en la que cualquier analista sofisticado o simplón de la lucha de clases en el mundo (o un señalizador) habría opinado (si lo hubiera sabido con anterioridad) que se trataba de un error inmenso, que ni las condiciones objetivas ni las subjetivas estaban dadas. Que ya no había retaguardia estratégica de la revolución, después de que se había desmerengado la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Esa insurrección fue hecha por la parte fundamental de los pueblos indígenas mayas de Chiapas. Y ellos la decidieron a partir de elaborar (ellos) un programa que entraba en sintonía con toda la población, tanto nacional como mundial.

El programa en ese sentido fue una creación heroica de los pueblos indígenas.

Ahora que se le exige al EZLN que diga ya su programa para las elecciones de 2018 (¿), que explique a los demás lo que tienen que hacer, tiene importancia retomar esta experiencia.

Permítanme antes de pasar a esto, hacer un breve intervalo. Hace unos años, en 2006, cuando el difunto Subcomandante Insurgente Marcos llevaba a cabo un intercambio con muchos sectores de la población en los diversos estados del país —en lo que se conoció como “La Otra Campaña” —, lo que presenciamos fue un hecho trascendental:

Quienes asistían, por horas, contaban sus dolores y algunas veces lograban identificar a los causantes de los mismos. Esto era algo fundamental. Nunca antes nadie los había escuchado. Siempre habían sido citados para oír una conferencia o para participar pasivamente en un mitin. Era la primera vez que los invitaban a explicar lo que ellos, lo que ellas, sentían.

En una de esas ocasiones, un militante de esa organización que colgaba grandes gallardetes con las efigies de Marx, Engels, Lenin y Stalin, se me acercó y me dijo: “¡Carajo, ya estoy hasta la madre de oír lo mismo, ya sabemos que sufren, no es necesario escucharlos!”.

Atrás de estas palabras se ubicaba lo fundamental de una visión de construcción, organización y de conciencia. El compañero, creo yo, no entendía el aspecto más importante de lo que ahí estaba pasando: una persona común —no un militante político, ni un estudioso de Marx, Engels, Lenin o Stalin (ufff) — tenía el valor y la capacidad de hablar de su dolor y de identificar a su enemigo. Esos dos hechos representaban un tremendo paso hacia el frente en el camino de construir su liberación.

Estoy seguro que ese militante de izquierda pensaba: “eso yo ya lo sé, para que voy a perder el tiempo escuchando todo esto, yo les puedo decir cuáles son sus problemas”. Desde luego, para esa persona común el que alguien le diga cuáles son sus problemas no tiene el mismo valor ni el mismo significado que si ella misma lo dice y lo identifica.

Pues bien, aquí se encuentra uno de los rasgos distintivos del zapatismo, creo yo. Las y los zapatistas nunca les dicen a los demás lo que tienen que hacer, ell@s no son una vanguardia. Y a los demás eso les puede gustar o no, pero lo que me parece escandaloso es que, después de 23 años de existencia pública del EZLN, todavía se llamen a sorpresa.

Lo más increíble de todo es que muchos de los críticos del EZLN, sea que hablen de la necesidad de un programa máximo o de un programa mínimo o de un programa de transición, le exigen al zapatismo que lo escriba, que lo haga, “que deje de lado su autismo” (jajajaja).

La pregunta lógica que cualquier ser humano con tres dedos de frente se haría es la siguiente: Si ellos están convencidos de la importancia de ese programa, si ellos están convencidos que eso es indispensable para que la “masa” (así dicen varios de ellos) tome conciencia, ¿por qué no lo hacen ellos y dejan en paz al zapatismo?

¿Será porque son completamente marginales a la población que dicen que van a dirigir? ¿Será porque piensan que con ese “método” van a evidenciar el carácter traidor del EZLN? ¿Será porque tienen una idea profundamente despectiva de los sectores explotados y oprimidos?

Las “sesudas” explicaciones que hacen en sus reclamos al zapatismo tienen un punto débil: ¿Qué hacen ellos? Y si acaso están haciendo su trabajo, ¿para qué necesitan al EZLN? Más aún, ¿para qué lo necesitan como el convocante inicial de todo?

El asunto de fondo es que después de 23 años siguen sin entender nada del zapatismo (lo siento, pero así es). Y, claro, eso no es un pecado ni una tremenda falla “teórica”, siempre y cuando no le exijan cosas que están pensadas para que ellos las hagan pero, por misterios del destino, no las hacen.

El zapatismo y fundamentalmente el CNI están elaborando una propuesta para construir un Concejo Indígena de Gobierno. Creo yo que con el objetivo fundamental de platicar, es decir, escuchar y hablar, con la gente común del pueblo mexicano. Para esta tarea tan importante y trascendental no van a necesitar asesores, sabios o señaladores de carreteras.

No necesitan de intermediarios. Si los grupos de izquierda están interesados en este proceso, entonces con el amplio apoyo social que los caracteriza estarán presentes cuando hablen con esos sectores populares (si quieren). Pero, creo yo, no van a tener un trato especial.

Entonces, volviendo a lo del programa. Cuando se piensa que el programa que busca organizar a los de abajo debe ser elaborado por una persona (por ejemplo un señalador de carreteras) o por un grupo o por un frente de muchos grupos…, entonces lo que sucede es que el programa se fetichiza, cobra vida en sí mismo y baila frente a los ojos de los que supuestamente son sus destinatarios. El programa deja de ser una herramienta y se subjetiviza frente a los ojos sorprendidos de los receptores del mismo.

Y los “sujetos” a los que va destinado el programa se convierten en objetos pasivos que van a recibir la conciencia que viene del exterior.

Creo que esto no es un debate baladí. Se puede hablar de auto-organización, de autogestión, de autonomía, pero si se piensa que eso se va a construir a partir de lo que diga una organización, un grupo, o un individuo (por ejemplo un señalador de carreteras) pues entonces todo lo primero deja de ser verdad y se convierte en una mueca, o en un gesto, en un discurso para la galería.

El programa que requiere el pueblo mexicano será elaborado por el pueblo mexicano o será una caricatura de programa.

Y no porque lo que digan no pueda ser correcto. Hay grupos de izquierda y personas (entre otros el señalador de carreteras) que son como el reloj descompuesto, que dos veces al día dan la hora correcta.

Entonces, el EZLN tiene un acuerdo con el CNI sobre cómo construir una campaña completamente diferente a la de los partidos políticos y los grupos de izquierda. Tienen sus tiempos y sus geografías. Que si eso significa que sólo se van a quedar entre el EZLN y el CNI, pues yo creo que no, ellos lo han dicho claramente, sólo que no se quiere leer bien.

¿Cuándo lo van a hacer? Cuando ellos lo decidan.

Yo sé que muchos militantes de esos grupos de izquierda están pensando en este momento: ¿Pero qué tal que ya no hay país? No, sí va a haber. Y la propuesta, creo yo, consiste en reconstruirlo desde  sus cimientos con el objetivo de edificar la otra casa, donde no haya arriba ni abajo; donde no haya ni explotados ni explotadores, donde no haya ni saqueadores ni despojados, ni desprecio, racismo y sexismo; donde la liberación del pueblo sea obra del pueblo mismo y no de salvadores, dioses o cesares (¿les suena?).

Y entonces el programa será producto de la autogeneración del sujeto y será únicamente una herramienta para avanzar en la organización. Es decir, ya no les será ajeno a sus destinatarios. Porque no habrá destinatarios.

 

 

 

Publicado en Noticias, Textos críticos | Deja un comentario

LOS MUROS ARRIBA, LAS GRIETAS ABAJO (Y A LA IZQUIERDA)

LOS MUROS ARRIBA,

 LAS GRIETAS ABAJO (Y A LA IZQUIERDA).

Febrero del 2017.

 

La tormenta en nuestro caminar.

Para nosotras, nosotros, pueblos originarios zapatistas, la tormenta, la guerra, lleva siglos.  Llegó a nuestras tierras con la patraña de la civilización y la religión dominantes.  En ese entonces, la espada y la cruz desangraron a nuestra gente.

Con el paso del tiempo, la espada se modernizó y la cruz fue destronada por la religión del capital, pero se siguió demandando nuestra sangre como ofrenda al nuevo dios: el dinero.

Resistimos, siempre resistimos.  Nuestras rebeldías fueron suplantadas en la disputa entre unos contra otros por el Poder.  Unos y otros, arriba siempre, nos demandaron luchar y morir para servirlos, nos exigieron obediencia y sometimiento bajo la mentira de liberarnos.  Como aquellos a quienes decían y dicen combatir, vinieron y vienen a mandar.  Hubo así supuestas independencias y falsas revoluciones, las pasadas y las por venir.  Los de arriba se turnaron y se turnan, desde entonces, para mal gobernar o para aspirar a hacerlo.  Y en calendarios pasados y presentes, su propuesta sigue siendo la misma: que nosotras, nosotros, pongamos la sangre; mientras ellos dirigen o simulan dirigir.

Y antes y ahora, olvidan ellos que no olvidamos.

Y siempre la mujer abajo, ayer y hoy.  Incluso en lo colectivo que fuimos y somos.

Pero los calendarios no sólo trajeron dolor y muerte para nuestros pueblos.  Al expandir su dominio, el Poder creó nuevas hermandades en la desgracia.  Vimos entonces al obrero y al campesino hacerse uno con nuestro dolor, y yacer bajo las cuatro ruedas del carromato mortal del Capital.

Conforme avanzó el Poder en su paso por el tiempo, más y más crecía el abajo, ensanchando la base sobre la que el Poder es Poder.  Vimos entonces sumarse a maestros, estudiantes, artesanos, pequeños comerciantes, profesionistas, los etcéteras con nombres diferentes pero idénticos pesares.

No bastó.  El Poder es un espacio exclusivo, discriminatorio, selecto.  Entonces las diferencias fueron también perseguidas abiertamente.  El color, la raza, el credo, la preferencia sexual, fueron expulsadas del paraíso prometido, siendo que el infierno fue su casa permanente.

Les siguieron la juventud, la niñez, la ancianidad.  El Poder convirtió así a los calendarios en materia de persecución.  Todo el abajo es culpable: por ser mujer, por ser niñ@, por ser joven, por ser adulto, por ser ancian@, por ser human@.

Pero, al expandir la explotación, el despojo, la represión y la discriminación, el Poder también amplió las resistencias… y las rebeldías.

Vimos entonces, y ahora, levantarse la mirada de muchas, muchos, muchoas.  Diferentes pero semejantes en la rabia y la insumisión.

El Poder sabe que sólo es lo que es sobre quienes trabajan.  Los necesita.

A cada rebelión respondió y responde comprando o engañando a los menos, encarcelando y asesinando a los más.  No teme sus demandas, es su ejemplo el que le causa horror.

No bastó.  De dominar naciones, el Poder del Capital buscó poner a la humanidad entera bajo su pesado yugo.

Tampoco fue suficiente.  El Capital pretende ahora manejar a la naturaleza, domarla, domesticarla, explotarla.  Es decir, destruirla.

Siempre con la guerra, en su avance destructor el Capital, el Poder, demolió primero feudos y reinos.  Y sobre sus ruinas levantó naciones.

Luego devastó naciones, y sobre sus escombros erigió el nuevo orden mundial: un gran mercado.

El mundo entero se convirtió en un inmenso almacén de mercancías.  Todo se vende y se compra: las aguas, los vientos, la tierra, las plantas y los animales, los gobiernos, el conocimiento, la diversión, el deseo, el amor, el odio, la gente.

Pero en el gran mercado del Capital no sólo se intercambian mercancías.  La “libertad económica” es sólo un espejismo que simula acuerdo mutuo entre quien vende y quien compra.  En realidad, el mercado se basa en el despojo y la explotación.  El intercambio es entonces de impunidades.  La justicia se transformó en una caricatura grotesca y en su balanza siempre pesa más el dinero que la verdad.  Y la estabilidad de esa tragedia llamada Capitalismo depende de la represión y el desprecio.

Pero no bastó tampoco.  Dominar en el mundo material no es posible si no se domina en las ideas.  La imposición con religiones se profundizó y alcanzó a las artes y las ciencias.  Como modas de vestir, surgieron y surgen filosofías y creencias.  Las ciencias y las artes dejaron de ser lo distintivo de lo humano y se acomodaron en un estante del supermercado mundial.  El conocimiento pasó a ser propiedad privada, lo mismo que la recreación y el placer.

El Capital, así, se consolidó como una gran máquina trituradora, usando ya no sólo a la humanidad entera como materia prima para producir mercancías, también a los conocimientos, a las artes, … y a la naturaleza.

La destrucción del planeta, los millones de desplazados, el auge del crimen, el desempleo, la miseria, la debilidad de los gobiernos, las guerras por venir, no son producto de los excesos del Capital, o de una conducción errónea de un sistema que prometió orden, progreso, paz y prosperidad.

No, todas las desgracias son la esencia del sistema.  De ellas se alimenta, a costa de ellas crece.

La destrucción y la muerte son el combustible de la gran máquina del Capital.

Y fueron, son y serán inútiles los esfuerzos por “racionalizar” su funcionamiento, por “humanizarlo”.  Lo irracional y lo inhumano son sus piezas claves.  No hay arreglo posible.  No lo hubo antes.  Y ahora ya tampoco se puede atenuar su paso criminal.

La única forma de detener la máquina es destruirla.

En la guerra mundial actual, la disputa es entre el sistema y la humanidad.

Por eso la lucha anticapitalista es una lucha por la humanidad.

Quienes todavía pretenden “arreglar” o “salvar” al sistema, en realidad nos proponen el suicidio masivo, global, como sacrificio póstumo al Poder.

Pero en el sistema no hay solución.

Y no bastan ni el horror, ni la condena, ni la resignación, ni la esperanza en que ya pasó lo peor y las cosas no harán sino mejorar.

No.  Lo cierto es que se va poner peor.

Por esas razones, más las que cada quien agregue de sus particulares calendarios y geografías, es que hay que resistir, hay que rebelarse, hay que decir “no”, hay que luchar, hay que organizarse.

Por eso hay que levantar el viento de abajo con resistencia y rebeldía, con organización.

Sólo así podremos sobrevivir.  Sólo así será posible vivir.

Y sólo entonces, como fue nuestra palabra hace 25 años, podremos ver que…

“Cuando amaine la tormenta,

 cuando la lluvia y fuego dejen en paz otra vez la tierra,

 el mundo ya no será el mundo, sino algo mejor.”

-*-

La guerra y los muros de afuera y de adentro.

Si antes el sufrimiento causado por la guerra era patrimonio exclusivo del abajo mundial, ahora ensancha sus calamidades.

Sobre cada rincón del planeta, el odio y el desprecio pretenden destruir familias, comunidades enteras, naciones, continentes.  No es necesario ya haber cometido un delito o ser presunto criminal, basta ser sospechoso de ser humano.

Provocada por la codicia del gran dinero, la pesadilla actual pretende ser cobrada a quienes la padecen.  Las fronteras ya no sólo son líneas punteadas en los mapas y garitas aduanales, ahora son murallas de ejércitos y policías, de cemento y ladrillos, de leyes y persecuciones.  En todo el mundo de arriba, la caza del ser humano se incrementa y se festina en competencias clandestinas: gana quien más expulse, encarcele, confine, asesine.

Como llevamos diciendo desde hace más de 20 años, la globalización neoliberal no trajo el surgimiento de la aldea planetaria, sino la fragmentación y disolución de los llamados “Estados-nación”.  Llamamos entonces, y ahora, a ese proceso con el nombre que mejor lo describe: “guerra mundial” (la cuarta, según nosotr@s).

Lo único que se mundializó fue el mercado y, con él, la guerra.

Para quienes hacen funcionar las máquinas y hacen nacer a la tierra, las fronteras siguieron y siguen siendo lo que siempre han sido: cárceles.

Nuestra afirmación provocó entonces, hace dos décadas, sonrisas burlonas de la intelectualidad internacional encadenada a viejos y caducos dogmas.  Y esos mismos hoy tartamudean ante una realidad frenética, y, o ensayan viejas recetas, o se mudan a la idea de moda que, tras una compleja elaboración teórica, esconde lo único verdadero: no tienen ni la más remota idea de lo que pasa, ni de lo que sigue, ni de lo que antecedió a la pesadilla actual.

Se lamentan.  El pensamiento de arriba les prometió un mundo sin fronteras, y su resultado es un planeta atiborrado de trincheras chovinistas.

El mundo no se transformó en una gigantesca megalópolis sin fronteras, sino en un gran mar sacudido por una tempestad que no tiene precedentes de igual magnitud.  En él, millones de desplazados (a quienes, con rubor mediático, se les unifica bajo el nombre de “migrantes”) naufragan en pequeñas barcas, esperando ser rescatados por el gigantesco navío del gran Capital.

Pero no sólo no lo hará; él, el gran Capital, es el principal responsable de la tormenta que amenaza ya la existencia de la humanidad entera.

Con el torpe disfraz del nacionalismo fascista, los tiempos del oscurantismo más retrógrada vuelven reclamando privilegios y atenciones.  Cansado de gobernar desde las sombras, el gran Capital desmonta las mentiras de la “ciudadanía” y la “igualdad” frente a la ley y el mercado.

La bandera de “libertad, igualdad y fraternidad” con la que el capitalismo vistió su paso a sistema dominante en el mundo, es ya sólo un trapo sucio y desechado en el basurero de la historia de arriba.

Al fin el sistema se desemboza y muestra sus verdaderos rostro y vocación.  “Guerra siempre, guerra en todas partes”, reza el emblema del soberbio buque que navega en un mar de sangre y mierda.  Es el dinero y no la inteligencia artificial la que combate a la humanidad en la batalla decisiva: la de la supervivencia.

Nadie está a salvo.  Ni el ingenuo capitalista nacional, que soñaba con la bonanza que le ofrecían los mercados mundiales abiertos, ni la conservadora clase media sobreviviendo entre el sueño de ser poderosa y la realidad de ser rebaño del pastor en turno.

Y ni hablar de la clase trabajadora del campo y la ciudad, en condiciones más difíciles si posible fuera.

Y, para completar la imagen apocalíptica, millones de desplazados y migrantes agolpándose en las fronteras que, de pronto, se volvieron tan reales como los muros que, a cada paso, interponen gobiernos y criminales.  En la geografía mundial de los medios de comunicación y las redes sociales, los desplazados, fantasmas errantes sin nombre ni rostro, apenas son un número estadístico que muta su ubicación.

¿El calendario?  Apenas un día después de la promesa del fin de la historia, de la solemne declaración de la supremacía de un sistema que otorgaría bienestar a quien trabajara, de la victoria sobre el “enemigo comunista” que pretendía coartar la libertad, imponer dictaduras y generar pobreza, de la eternidad prometida que anulaba todas las genealogías.  El mismo calendario que anunciaba apenas ayer que la historia mundial recién empezaba.  Y resulta que no, que todo no era sino el preludio de la más espantosa pesadilla.

El capitalismo como sistema mundial colapsa, y, desesperados, los grandes capitanes no atinan a dónde ir.  Por eso se repliegan a sus guaridas de origen.

Ofrecen lo imposible: la salvación local contra la catástrofe mundial.  Y la pamplina se vende bien entre una clase media que se difumina con los de abajo en sus ingresos, pero pretende suplir sus carencias económicas con refrendos de raza, credo, color y sexo.  La salvación de arriba es anglosajona, blanca, creyente y masculina.

Y ahora, quienes vivían de las migajas que caían de las mesas de los grandes capitales, ven desesperados cómo también contra ellos se levantan los muros.  Y, el colmo, pretenden encabezar la oposición a esa política guerrera.  Así vemos a la derecha intelectual hacer gestos de contrariedad e intentar tímidas y ridículas protestas.  Porque no, la globalización no fue el triunfo de la libertad.  Fue y es la etapa actual de la tiranía y la esclavitud.

Las Naciones ya no lo son, aunque aún no se hayan percatado de ello sus respectivos gobiernos.  Sus banderas y emblemas nacionales lucen raídos y descoloridos.  Destruidos por la globalización de arriba, enfermos por el parásito del Capital y con la corrupción como única señal de identidad, con torpe premura los gobiernos nacionales pretenden resguardarse a sí mismos e intentar la reconstrucción imposible de lo que alguna vez fueron.

En el compartimento estanco de sus murallas y aduanas, el sistema droga a la medianía social con el opio de un nacionalismo reaccionario y nostálgico, con la xenofobia, el racismo, el sexismo y la homofobia como plan de salvación.

Las fronteras se multiplican dentro de cada territorio, no sólo las que pintan los mapas.  También y, sobre todo, las que levantan la corrupción y el crimen hecho gobierno.

La bonanza posmoderna no era sino un globo inflado por el capital financiero.  Y vino la realidad a pincharla: millones de desplazados por la gran guerra llenan las tierras y las aguas, se amontonan en las aduanas y van haciendo grietas en los muros hechos y por hacer.  Alentados antes por el gran Capital, los fundamentalismos encuentran tierra fértil para sus propuestas de unificación: “del terror nacerá un solo pensamiento, el nuestro”.  Después de ser alimentada con dólares, la bestia del terrorismo amenaza la casa de su creador.

Y, lo mismo en la Unión Americana, que en la Europa Occidental o en la Rusia neo zarista, la bestia se retuerce e intenta protegerse a sí misma.  Encumbra ahí (y no sólo ahí) a la estupidez y la ignorancia más ramplonas y, en sus figuras gobernantes, sintetiza su propuesta: “volvamos al pasado”.

Pero no, América no volverá a ser grande de nuevo.  Nunca más.  Ni el sistema entero en su conjunto.  No importa qué hagan los de arriba.  El sistema llegó ya al punto de no retorno.

-*-

Contra el Capital y sus muros: todas las grietas.

La ofensiva internacional del Capital en contra de las diferencias raciales y nacionales, promoviendo la construcción de muros culturales, jurídicos y de cemento y acero, busca reducir más aún el planeta.  Pretenden crear así un mundo donde sólo quepan los que arriba son iguales entre sí.

Sonará ridículo, pero así es: para enfrentar la tormenta el sistema no busca construir techos para guarecerse, sino muros detrás de los cuales esconderse.

Esta nueva etapa de la guerra del Capital en contra de la Humanidad debe enfrentarse sí, con resistencia y rebeldía organizadas, pero también con la solidaridad y el apoyo a quienes ven atacadas sus vidas, libertades y bienes.

Por eso:

Considerando que el sistema es incapaz de frenar la destrucción.

Considerando que, abajo y a la izquierda, no debe haber cabida para el conformismo y la resignación.

Considerando que es momento de organizarse para luchar y es su tiempo de decir “NO” a la pesadilla que desde arriba nos imponen.

LA COMISIÓN SEXTA DEL EZLN Y LAS BASES DE APOYO ZAPATISTAS CONVOCAMOS:

I.- A la campaña mundial:

Frente a los muros del Capital:

la resistencia, la rebeldía, la solidaridad y el apoyo de abajo y a la izquierda.

Con el objetivo de llamar a la organización y la resistencia mundial frente a la agresividad de los grandes dineros y sus respectivos capataces en el planeta, y que aterroriza ya a millones de personas en todo el mundo:

Llamamos a organizarse con autonomía, a resistir y rebelarse contra las persecuciones, detenciones y deportaciones.  Si alguien se tiene que ir, que sean ellos, los de arriba.  Cada ser humano tiene derecho a una existencia libre y digna en el lugar que mejor le parezca, y tiene el derecho a luchar para seguir ahí.  La resistencia a las detenciones, desalojos y expulsiones son un deber, así como deber es apoyar a quienes se rebelan contra esas arbitrariedades SIN IMPORTAR LAS FRONTERAS.

Hay que hacerle saber a toda esa gente que no está sola, que su dolor y su rabia es vista aún a la distancia, que su resistencia no es sólo saludada, también es apoyada así sea con nuestras pequeñas posibilidades.

Hay que organizarse.  Hay que resistir.  Hay que decir “NO” a las persecuciones, a las expulsiones, a las cárceles, a los muros, a las fronteras.  Y hay que decir “NO” a los malos gobiernos nacionales que han sido y son cómplices de esa política de terror, destrucción y muerte.  De arriba no vendrán las soluciones, porque ahí se parieron los problemas.

Por eso llamamos a la Sexta en su conjunto a que se organice, según su tiempo, modo y geografía, para apoyar en y con actividades a quienes resisten y se rebelan contra las expulsiones.  Sea apoyándolos para que regresen a sus hogares, sea creando “santuarios” o apoyando los ya existentes, sea con asesorías y apoyos legales, sea con paga, sea con las artes y las ciencias, sea con festivales y movilizaciones, sea con boicots comerciales y mediáticos, sea en el espacio cibernético, sea donde sea y como sea.  En todos los espacios donde nos movamos es nuestro deber apoyar y solidarizarnos.

Llegó el momento de crear comités de solidaridad con la humanidad criminalizada y perseguida.  Hoy, más que nunca antes, su casa es también nuestra casa.

Como zapatistas que somos, nuestra fuerza es pequeña y, aunque es amplio y hondo nuestro calendario, nuestra geografía es limitada.

Por eso y para apoyar a quienes resisten a las detenciones y deportaciones, desde hace varias semanas la Comisión Sexta del EZLN ha iniciado contactos con individu@s, grupos, colectivos y organizaciones adherentes a la Sexta en el mundo, para ver el modo de hacerles llegar una pequeña ayuda de modo que les sirva como base para lanzar o continuar toda suerte de actividades y acciones a favor de l@s perseguid@s.

Para iniciar, les enviaremos las obras artísticas creadas por l@s indígenas zapatistas para el CompArte del año pasado, así como café orgánico producido por las comunidades indígenas zapatistas en las montañas del sureste mexicano, para que, con su venta, realicen actividades artísticas y culturales para concretar el apoyo y la solidaridad con los migrantes y desplazados que, en todo el mundo, ven amenazadas su vida, libertad y bienes por las campañas xenofóbicas promovidas por los gobiernos y la ultra derecha en el mundo.

Eso por lo pronto.  Ya iremos ideando nuevas formas de apoyo y solidaridad.  Las mujeres, hombres, niños y ancianos zapatistas no les dejaremos sol@s.

II.- Invitamos también a toda la Sexta y a quien se interese, al seminario de reflexión crítica “LOS MUROS DEL CAPITAL, LAS GRIETAS DE LA IZQUIERDA” a celebrarse los días del 12 al 15 de abril del 2017, en las instalaciones del CIDECI-UniTierra, San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México.  Participan:

 

Don Pablo González Casanova.María de Jesús Patricio Martínez (CNI).

Paulina Fernández C.

Alicia Castellanos.

Magdalena Gómez.

Gilberto López y Rivas.

Luis Hernández Navarro.

Carlos Aguirre Rojas.Arturo Anguiano.

Sergio Rodríguez Lascano.

Christian Chávez (CNI).

Carlos González (CNI).

Comisión Sexta del EZLN.

 

Próximamente daremos más detalles.

III.- Convocamos a tod@s l@s artistas a la segunda edición del “CompArte por la Humanidad” con el tema: “Contra el Capital y sus muros: todas las artes” a celebrarse en todo el mundo y en el espacio cibernético.  La parte “real” será en fechas del 23 al 29 de julio del 2017 en el caracol de Oventik y el CIDECI-UniTierra.  La edición virtual será del 1 al 12 de agosto del 2017 en la red.  Próximamente daremos más detalles.

IV.- También les pedimos estar atent@s a las actividades a las que convoque el Congreso Nacional Indígena, como parte de su proceso propio de conformación del Concejo Indígena de Gobierno.

V.- Convocamos a l@s científic@s del mundo a la segunda edición del “ConCiencias por la Humanidad” con el tema: “Las ciencias frente al muro”.  A celebrarse del 26 al 30 de diciembre del 2017 en el CIDECI-UniTierra, San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México, y en el espacio cibernético.  Próximamente daremos más detalles.

No es todo.  Hay que resistir, hay que rebelarse, hay que luchar, hay que organizarse.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

 

Subcomandante Insurgente Moisés.    Subcomandante Insurgente Galeano.

México, febrero 14 (también día de nuestr@s muert@s) del 2017.

Publicado en comunicados, Noticias | Deja un comentario

La desmemoria es la madre de las alianzas con los enemigos

Babel

La desmemoria es la madre de las alianzas con los enemigos

Javier Hernández Alpízar

Tal vez no debería sorprendernos, porque en el monumento a la revolución se rinde homenaje a Zapata y Villa pero también a sus asesinos a traición.

Un gran sector de la población mexicana vive en la desmemoria hecha sistema:

Hay los nostálgicos que quieren que recordemos la dictadura sanguinaria de Porfirio Díaz como una belle epoque. Pronto querrán agregar al panteón de los héroes a Antonio López de Santa Anna, “nuestro mejor vendedor” (Oscar Chávez dixit), y a la pierna heroica, o al brazo de Obregón, el menos ladrón de los presidentes (porque tenía solo una mano).

Hay los desmemoriados ignorantes que piensan que Colosio es un mártir de la democracia y olvidan que fue presidente del PRI bajo el salinato, cuando los opositores podían ser asesinados sin más:

Es la desmemoria la que puede permitir que sea candidata la pareja de Felipe Calderón, el carnicero que sumió a este país en una oscuridad de muerte y terror: Y que ella, Margarita Zavala, se presente como alternativa.

La misma lógica del voto útil que llevó al poder al vendedor de cocacolas y consumidor de prozac Vicente Fox y su corrupta familia y socios hoy pide la unidad alrededor de figuras impresentables.

Solamente en un sector de la sociedad desinformado, ignorante, desmemoriado, puede ser mencionado siquiera como candidato Carlos Slim, una de las peores herencias de la acumulación de la riqueza en pocas manos impulsada por el neoliberalismo salinista.

No puede sorprendernos porque cada vez que hay la oportunidad de sacar al PRI del poder y darle un golpe a la “mafia en el poder” la “izquierda” ha buscado a salinistas, zedillistas, panistas, foxistas, oligarcas, caciques regionales, priistas y miembros de la mafia en el poder para candidatos, líderes morales, asesores e ideólogos, incluidas destacadas figuras de la contrainsurgencia como Esteban Moctezuma (zedillista), Dante Delgado (guitiérrezbarrista), Juan Sabines, hijo de su represor padre, y responsables de masacres indígenas ambos.

Es la desmemoria, la que permite que el impulsor de Fox, cercano a los Legionarios de Cristo, el Opus Dei, y un oligarca él mismo, Alfonso Romo, sea ahora jefe del equipo lópezobradorista para un proyecto de nación, con razón su proyecto incluye mineras canadienses (criminales y ecocidas) y reivindicar el TLCAN, una de las causas sistémicas de la destrucción del país, de las reformas estructurales, fuente de violencia y violaciones graves a los derechos humanos de mexicanos y migrantes centroamericanos.

Es la desmemoria, la que permite que una marcha por la “unidad” (consigna favorita del priismo) sea convocada por los agresores de los maestros y promotores de la privatización de la educación de “Mexicanos Primero”; por Krauze y sus Letras Libres, contrainsurgencia antizapatista “ilustrada”; por Aguilar Camín y Nexos, contrainsurgentes y defensores de los asesinos de Acteal; por la títere de García Luna y los más oscuros poderes armados represores, una delincuente ella misma, Miranda de Wallace, quien convocaba a otra marcha pero ya se suma a la de #VibraMéxico.

Con esa desmemoria como brújula política, al rato van a convocar a marchar junto con Salinas de Gortari, que al fin y al cabo logró el TLC ahora defendido por AMLO y fue el jefe de algunos de sus ex asesores y gurús como Camacho Solís, Marcelo Ebrard.

Si gustan pueden marchar junto con TV Azteca, Televisa, Slim, al fin y al cabo las marchas de #YoSoy132 pueden girar 180 grados y pedir ahora apoyo a los “medios nacionales” contra los extranjeros, ¿no ya Salinas Pliego apoya a AMLO?

Ese batiburrillo, esa confusión mental y moral, ese cambalache promiscuo y amorfo que juega en favor de la burguesía “nacional” y hasta la canadiense, ¿por qué no?, nació de la amnistía intelectual y política que la izquierda se dio a sí misma, tiraron a Marx con todo y el agua sucia, se empeñaron en “desproletarizar” el pensamiento, se apegaron a todas las modas intelectuales y políticas del momento, ahora tienen asesores a su nivel, el ex secretario de gobernación zedillista y presidente de Fundación Azteca, Moctezuma, y el ultraderechista y desprestigiado Alfonso Romo…

Van que vuelan a reivindicar a Díaz Ordaz y otros “defensores de la patria”….

Publicado en babel, Noticias | Deja un comentario