LA RUACIG CONDENA AGRESIONES A CARAVANA DE #MARICHUY Y EXIGE LA LIBERACIÓN DE JOSÉ ALBERTO VILLAFUERTE GARCÍA #CIG #CNI #EZLN

LA RUACIG CONDENA AGRESIONES A CARAVANA DE #MARICHUY Y EXIGE LA LIBERACIÓN DE JOSÉ ALBERTO VILLAFUERTE GARCÍA #CIG #CNI #EZLN
AL CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO AL CONGRESO NACIONAL INDÍGENA AL EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL AL PUEBLO DE MÉXICO A LAS ORGANIZACIONES NO GUBERNAMENTALES DE DERECHOS HUMANOS NACIONALES E INTERNACIONALES A LOS MEDIOS LIBRES A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN MÉXICO E INTERNACIONALES
SOMOS ESTUDIANTES, MAESTROS, EGRESADOS Y TRABAJADORES DE DIVERSAS UNIVERSIDADES, FACULTADES, ESCUELAS, BACHILLERATOS, CENTROS DE EDUCACIÓN E INVESTIGACIÓN, DE CONSTRUCCIÓN Y DIFUSIÓN DEL SABER. NUESTRA REALIDAD COMO ESTUDIANTES, DOCENTES Y TRABAJADORES UNIVERSITARIOS NOS CONFRONTA TODOS LOS DÍAS CON LOS ESTRAGOS QUE EL CAPITALISMO Y EL PATRIARCADO ESTÁN CAUSANDO ENTRE LOS MEXICANOS, ESPECIALMENTE LAS MUJERES, LOS JÓVENES, LA CLASE TRABAJADORA DEL CAMPO Y LA CIUDAD, LOS PUEBLOS ORIGINARIOS Y QUIEN QUIERA QUE DE MANERA INDIVIDUAL O COLECTIVA HAGA ALGO POR DEFENDER LA VIDA, EL TERRITORIO Y EL DERECHO AL FUTURO DE NUESTRO PAÍS. ESTAS CONVICCIONES DE LIBERTAD, DEMOCRACIA Y JUSTICIA NOS HAN CONDUCIDO A SUMARNOS A LAS REDES DE APOYO CIUDADANO AL CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO (CIG) Y SU VOCERA MARÍA DE JESÚS PATRICIO MARTÍNEZ, MARICHUY COMO LE DECIMOS DE CARIÑO.
CON INDIGNACIÓN Y ENOJO RECIBIMOS LAS NOTICIAS DE CÓMO EN LOS HECHOS NOS SON NEGADOS NUESTROS DERECHOS POLÍTICOS Y EN GENERAL NUESTROS DERECHOS HUMANOS, CONSAGRADOS EN EL DERECHO POSITIVO MEXICANO Y EN NORMATIVIDADES INTERNACIONALES, AL PONER TODO TIPO DE TRABAS PARA QUE MARICHUY Y EL CIG, JUNTO CON QUIENES LES APOYAMOS, PODAMOS EJERCER NUESTROS DERECHOS POLÍTICOS DE MANERA LEGAL Y PACÍFICA.
ESTAMOS ENTERADOS DE LA DETENCIÓN DE NUESTRO COMPAÑERO JOSÉ ALBERTO VILLAFUERTE GARCÍA, DE LA CANDELARIA, CAMPECHE, EN LA PUERTA DE SU DOMICILIO Y SIN PRESENTAR ORDEN LEGAL DE APREHENSIÓN.
ADEMÁS, ESTA DETENCIÓN ARBITRARIA SE SUMA A LAS ACCIONES DE ESPIONAJE, ACOSO, INTIMIDACIÓN Y AMENAZAS GRAVES, INCLUSO POR UN SUJETO QUE PORTABA UN MACHETE, QUE LA CARAVANA DE MARICHUY Y EL CIG PADECIERON EN LA CHIAPAS DURANTE SU RECORRIDO POR LA COSTA, TONALÁ Y SAN CRISTÓBAL LAS CASAS.
CONDENAMOS ROTUNDAMENTE LAS AGRESIONES A NUESTROS COMPAÑEROS Y EXIGIMOS EL CESE DE ESTAS HOSTILIDADES.
EXIGIMOS LA LIBERACIÓN DEL LUCHADOR SOCIAL JOSÉ ALBERTO VILLAFUERTE GARCÍA, ACTUALMENTE PRESO DE CONCIENCIA.
EXIGIMOS LA LIBERACIÓN DE TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS EN MÉXICO Y EL CESE DE LA REPRESIÓN.
EXIGIMOS EL CASTIGO A LOS AGRESORES DE LOS NORMALISTAS DE AYOTZINAPA, UNO DE ELLOS HERIDO DE BALA.
EXIGIMOS EL RESPETO A LOS DERECHOS DE LIBRE REUNIÓN, LIBRE ASOCIACIÓN, DE TRÁNSITO Y TODOS LOS DERECHOS POLÍTICOS, TANTO DE NUESTROS COMPAÑEROS MARICHUY, NUESTRA VOCERA, Y LAS Y LOS DEMÁS CONCEJALES DEL CIG.
HACEMOS RESPONSABLES A LOS GOBIERNOS FEDERAL, ESTATALES Y MUNICIPALES DE LA SEGURIDAD Y LA INTEGRIDAD FÍSICA Y MORAL TANTO DE LOS COMPAÑEROS DE LA CARAVANA DEL CIG COMO DE TODAS LAS PERSONAS, COLECTIVAS, ORGANIZACIONES Y REDES QUE SE ESTÁN ORGANIZANDO Y TRABAJANDO PARA QUE EL NOMBRE DE LA COMPAÑERA MARICHUY APAREZCA EN LA BOLETA ELECTORAL DE LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES DE 2018.
LLAMAMOS A TODOS LOS PARTICIPANTES EN ESTE ESFUERZO ORGANIZATIVO A ALZAR SU VOZ CONTRA ESTAS AGRESIONES Y CUALESQUIERA OTRAS QUE SE PUDIERAN PRESENTAR.
NUNCA MÁS UN MÉXICO SIN LOS PUEBLOS ORIGINARIOS Y SIN NOSOTROS
RED UNIVERSITARIA DE APOYO AL CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO
CIUDAD UNIVERSITARIA, 17 DE NOVIEMBRE DE 2017.
MAYOR INFORMACIÓN:
HOSTIGAMIENTO, VIGILANCIA Y PROVOCACIONES AL CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO Y MARICHUY EN CHIAPAS http://radiozapatista.org/?p=23643
COMUNICADO POR LA LIBERTAD DE JOSÉ ALBERTO VILLAFUERTE GARCÍA, CANDELARIA, CAMPECHE https://www.congresonacionalindigena.org/2017/11/10/comunicado-la-libertad-jose-alberto-villafuerte-garcia-candelaria-campeche/
Anuncios
Publicado en Noticias | Deja un comentario

Lo que no y lo que sí van a hacer el #CIG y #Marichuy #CNI #EZLN

Babel

Lo que no y lo que sí van a hacer el #CIG y #Marichuy #CNI #EZLN

Javier Hernández Alpízar

Lentamente hemos ido comprendiendo la propuesta que lanzó el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el Congreso Nacional Indígena (CNI) hizo suya mediante consulta a las comunidades y originó la existencia del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) y su vocera, María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy, así como el trabajo para el recorrido por el país y el de recoger firmas para que el nombre de la compañera aparezca en la boleta electoral de las elecciones presidenciales en 2018.

Ha ido cayendo muy lentamente, el veinte, y a veces no termina de caernos, es normal porque México es un país, como diría el difunto Bolívar Echeverría, de ethos barroco, donde todo se enmaraña, y a veces emponzoña, en subtextos, interpretaciones, subrayados, letras chiquitas y dudas por usos y costumbres. Además de la contrainsurgencia “ilustrada”, que publica sus artículos y caricaturas en diarios de izquierdas y derechas. Somos quizá el único país del mundo en donde “federalismo” significa “centralismo” y donde “criollo” significa “hijo de extranjeros”. Sin embargo, si nos comunicamos de buena fe podemos poner las cosas claras.

Las cosas que el CIG y su vocera Marichuy NO van a hacer son, básicamente:

NO nos van a pedir que votemos o que no votemos: lo que cada quien haga el día de la elección es de su total y personal arbitrio.

NO van a poner candidatos a gobernadores, senadores, diputados, presidentes municipales, etcétera: nadie aquí será candidato a hueso. Si se fijan, la expresión usada en el comunicado dice que el nombre de la vocera “aparezca en la boleta”. NO es candidata, no tenemos la ilusión que logrando que la compañera sea inquilina en Los Pinos algo cambiará mágicamente. No.

NO vamos a participar en el juego y discurso electoral: la aparición del nombre de Marichuy en la boleta es un mero paraguas legal y mediático para recorrer el ´país denunciando el despojo, la explotación, la represión y el desprecio racista. Lo que los demás candidatos hagan o digan es cosa suya, nadie de ellos está en una lucha anticapitalista, así que no nos interesan.

NO vamos a formar partidos políticos o alianzas con frentes amplios, medianos o pequeños: Como no vamos por la silla, no son compañeros de ruta ni contrincantes los demás corredores: ellos compiten por los Pinos nosotros queremos ir a la gente de abajo. Aquí se promueve l autoorganización desde abajo y se respetan las tradiciones de lucha, simplemente unimos fuerzas contra el capitalismo.

NO vamos a usar el dinero que el INE les da a los candidatos. Vamos a gastar nuestros propios recursos, en un recorrido pobre en dinero pero rico en valor humano y político.

El capitalismo no se derrota en las urnas (de hecho su permanencia no está en juego ni en entredicho en las urnas), además, normalmente quienes van por las urnas quieren darle su mejoralito al capitalismo y no demolerlo.

Nuestro camino es otro, de más largo y profundo aliento, pero no para posponer el cambio sino para comenzar ahora: ¿queremos un mundo mejor? Comencemos a construirlo como las y los compas indígenas.

¿Queremos un mundo mejor para las mujeres? Pues que ellas sean ahora las protagonistas, las voces, las cabezas del movimiento.

¿Queremos autogobernarnos en colectivo? Ahí está el CIG como semilla de un autogobierno.

No podemos esperar indefinidamente, tenemos que empezar a construir el cambio ahora.

Este movimiento no dice: “Vota”; tampoco dice “No votes”. Dice: “Votes o no votes, organízate, resiste y lucha: construye ahora el mundo que quieres mañana”.

Eso es lo que sí te piden el CIG y su vocera, Marichuy: únete, organízate, prepárate y luchemos juntos.

Llamen a eso como quieran; pero, juntos, hagámoslo.

Publicado en Noticias | Deja un comentario

Los zapatistas actuales y el derecho

Babel

Los zapatistas actuales y el derecho

Javier Hernández Alpízar

Entre otros motivos, por haber encontrado hace poco un interesante artículo de Jesús Antonio de la Torre Rangel titulado “Concejo Indígena de Gobierno: derecho insurgente; candidatura indígena: uso alternativo del derecho”[1], un buen ejemplo de cómo se puede usar la teoría para leer fenómenos emergentes y actuales, pensé en los el binomio que da título a este artículo.

Los zapatistas actuales han apelado al derecho desde el alzamiento del 1 de enero de 1994. En su declaración de guerra apelaron al artículo de la Constitución que expresa que el poder dimana del pueblo y éste tiene en todo momento la facultad de modificar su forma de gobierno.[2] Es decir, expresaban que quieren cambiar el poder en México, con base en el derecho constitucional e histórico que tiene el pueblo mexicano de cambiar el modificar el poder político, la forma de gobierno, porque el pueblo es su fuente.

Además, apelaban a la Convención de Ginebra en materia de guerra, por ello iban uniformados, y apelaban a que el Estado mexicano que les respondería con las armas también respetara esa ley internacional para regular los conflictos. El Estado no lo hizo.

Cuando inició la Otra Campaña en 2006, en La Garrucha, en la primera asamblea plenaria de ese esfuerzo organizativo y de movilización, el finado Marcos aclaró, y pidió que las organizaciones de derechos humanos tomaran nota, que los zapatistas acudían a esa reunión desarmados, porque de acuerdo con nuestra Constitución no es lícita una reunión que delibere de asuntos políticos en México en la que los participantes estén armados.

Sin embargo, uno de los momentos más densos en los que los zapatistas actuales hicieron uso del derecho fue cuando negociaron y acordaron los Acuerdos de San Andrés. El gobierno declaró un alto al fuego y promulgó una ley para el diálogo, la concordia y pacificación (que no ha sido derogada) y abrió un proceso de diálogo con el EZLN. La primera mesa fue sobre derechos y cultura indígenas y los zapatistas no se sentaron a negociar solos sino que, dado que era una ley para todos los indígenas en México, invitaron a otras comunidades, pueblos y organizaciones indígenas con lo cual tuvieron muchos y muchas asesores, al igual que el gobierno, que tuvo que llamar a sus propios asesores.

El proceso de negociación de los Acuerdos de San Andrés fue el del proyecto de ley más consensado en la historia de México. Y fue traicionado, por Zedillo que le tendió una trampa a la comandancia zapatista fingiendo que dialogarían con Esteban Moctezuma Barragán mientras Zedillo daba orden de atraparlos o matarlos. Luego el proceso de negociación fue traicionado también por Manuel Bartlett, Diego Fernández de Cevallos y Jesús Ortega, quienes pactaron contra los indígenas una ley que no respetaba la Ley Cocopa, aceptada como traducción legal de los Acuerdos de San Andrés (aunque los limitaba un poco).

Para intentar una salida pacífica al conflicto de Chiapas y del país, los zapatistas habían aceptado dialogar y habían forzado con la Marcha del Color de la Tierra a que los escucharan en el Congreso de la Unión, donde hablaron entre otros oradores la Comandanta Esther por el EZLN y Marichuy por el CNI.

Los derechos indígenas son derecho consuetudinario y era perfectamente posible incorporarlos en la Constitución, como se ha incorporado la autonomía en Nicaragua o Colombia, pero una ley así era una cuña que descarrilaba el proyecto (neo)liberal que desde el siglo XIX había quedado en espera y con el impulso neoliberal contemporáneo cobró nueva fuerza: sería reconocer a los indígenas como sujetos colectivos, pero eso se rechazó por el individualismo liberal, por eso ahora se busca que aparezca en la boleta electoral Marichuy, porque no puede haber un candidato colectivo, comunitario, como es el Concejo Indígena de Gobierno.

Además los Acuerdos de San Andrés reconocían con la autonomía un derecho a defender el territorio, pero a toda la clase político- empresarial le interesa el despojo territorial, eufemísticamente llamado acumulación por desposesión, que trae megaproyectos como las mineras canadienses y otros, a cual más criminales, destructores del tejido social y de la madre tierra.

Otro problema que daban a poder opresor los Acuerdos de San Andrés es que comenzaban a modificar el poder: reconocían las autonomías y autogobiernos indígenas, sin por ello destruir un gobierno mexicano nacional, sin balcanizarnos.

Como, a diferencia de los señores del dinero y la muerte, los indígenas sí tienen palabra, los pueblos indígenas sí cumplieron los Acuerdos de San Andrés, porque para ellos son ley e impulsaron las autonomías de hecho por todo el país: el caso más desarrollado y complejo son los Caracoles y Juntas de Buen Gobierno de los pueblos zapatistas.

De esa experiencia de política democrática, por consenso, y de autonomía, autogobierno y defensa del territorio mexicano y de la vida, humana y de la madre tierra, de esa experiencia nace la propuesta de un Concejo Indígena de Gobierno.

Es una experiencia que no desprecia la ley, sino que propone hacer leyes justas y sobre todo que se cumplan, una herejía en una neocolonia de: “acátese pero no se cumpla”, donde imperan el dinero y la corrupción y no las leyes.

Además, no es una actitud nueva de los zapatistas actuales y el CNI sino que es desde los zapatistas anteriores, cuyo lema era “reforma, libertad, justicia y ley”, ya que “tierra y libertad” es más bien el nombre de una publicación anarquista que por azares de las historias quedó asociado a Emiliano Zapata en lugar de su lema original.

Los movimientos sociales no tienen por qué despreciar el derecho, tienen que modificarlo, cambiarlo, hacer que las leyes, en lugar de instrumento de opresión y represión, sean instrumentos de lucha y de liberación.

La imposición del derecho positivo liberal sobre los derechos indígenas es la imposición del derecho del más fuerte. Por eso normalmente los zapatistas y el CNI no retoman mucho a Juárez, como sí a Zapata. Combinándolos, podríamos decir que el respeto a los derechos indígenas es la paz.

El derecho escrito y el derecho que cotidianamente se acata o se impone son el resultado de una correlación de fuerzas. Frente al derecho de los vencedores, podemos oponer la producción social de la justicia, la producción social del derecho, así como una producción social del poder, un poder popular que dimana del pueblo, y el pueblo tiene en todo tiempo el derecho de cambiarlo.

En otras palabras, a la lucha de los pueblos indígenas y de todo el México de abajo no solamente le asiste la razón sino el derecho. No cedamos ese terreno al enemigo de clase. Mejor, como se dice de la tierra, trabajémoslo, apropiémonoslo.

[1] http://www.lja.mx/2017/10/concejo-indigena-gobierno-derecho-insurgente-candidatura-indigena-uso-alternativo-del-derecho/

[2] Artículo 39 constitucional. La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno.

Publicado en babel, Noticias | Deja un comentario

El racismo y la genealogía de una lógica contrainsurgente #CIG #CNI #EZLN

Babel

El racismo y la genealogía de una lógica contrainsurgente

Javier Hernández Alpízar

Cuando la sociedad civil movilizada detuvo la guerra en Chiapas en 1994 y obligó al gobierno mexicano a dialogar con los zapatistas actuales, éstos no se sentaron a dialogar solos: la primera mesa, sobre derechos y cultura indígenas, estuvo nutrida por organizaciones, comunidades y pueblos indígenas.

Los Acuerdos de San Andrés fueron el proyecto de ley más dialogado y consensado en la historia de este país.

Ernesto Zedillo los rechazó, porque eran incompatibles con el (neo)liberalismo, y orquestó una traición para intentar detener o asesinar a la comandancia zapatista, mientras fingía que dialogarían con su secretario de gobernación contrainsurgente, Esteban Moctezuma Barragán, quien presume en su semblanza ser “descendiente del emperador Moctezuma”.

En 2001, cuando Vicente Fox (llevado al poder por una cúpula empresarial de derechas entre quienes figuraba Alfonso Romo) era para masas mexicanas enajenadas un héroe nacional intocable (lo comparaban con Madero o Hidalgo), los zapatistas pusieron a prueba al sistema con la Marcha del Color de la Tierra y llegaron al Congreso de la Unión a pedir el cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés, como primeros logros de un largo proceso de paz (la siguiente mesa debía ser sobre los derechos políticos no sólo indígenas sino de todos los mexicanos).

Entre quienes hablaron ante el Congreso de la Unión hubo mujeres: la oradora principal, la comandanta Esther del EZLN y una oradora del Congreso Nacional Indígena: María de Jesús Patricio Martínez, indígena nahua de Jalisco.

Los senadores panistas se salieron del recinto en protesta por la presencia de zapatistas encapuchados, y porque los panistas son una derecha racista.

Los Acuerdos de San Andrés fueron traicionados por una alianza de representantes de toda la clase política mexicana Manuel Bartlett Díaz por el PRI, Diego Fernández de Cevallos por el PAN (ambos connotadas piezas en la legitimación del fraude que llevó a Salinas de Gortari al poder en 1988) y Jesús Ortega por el PRI. Aprobaron una ley que menciona derechos indígenas pero no respeta el derecho a la autonomía y la defensa del territorio.

Ya estaban sembrando las condiciones para tratar de aislar y arrinconar al zapatismo en Chiapas y para abrir las puertas e mineras, presas, parques eólicos, carreteras, aeropuerto y otros megaproyectos que despojan y depredan territorios indígenas, rurales y campesinos mexicanos.

Los argumentos por los que primero Zedillo y luego los cabezas de fracciones (y facciones) parlamentarias de los tres partidos rechazaron la autonomía y los derechos indígenas eran equiparables a los que en el siglo XVI usó Ginés de Sepúlveda contra Fray Bartolomé de las Casas. Se decía que reconocerlos balcanizaría al país, que aumentaría la discriminación, que abría la puerta a la violación de los derechos humanos, que los indígenas oprimen a las mujeres.

Desde entonces supimos que la clase política era tan racista como en los tiempos de la Nueva España y no sólo la derecha del PRI y el PAN sino la izquierda del PRD.

La traición a los Acuerdos de San Andrés fue en los hechos un paso adelante en la guerra de despojo y exterminio contra los pueblos originarios de México. ¿En el PRD se dieron renuncias masivas por la traición? No. Al contrario, ese gesto traidor les abrió las puertas del poder porque, en los acuerdos de la calle Barcelona, la cúpula de los tres partidos traidores se repartió el pastel del poder: se consolidaban las alternancias partidarias como medida contrainsurgente. PRI, PAN y PRD sellaron la traición consolidando la partidocracia. Por el PRD, las negociaciones las encabezó inicialmente Porfirio Muñoz Ledo y finalmente Andrés Manuel López Obrador.

Los indígenas respondieron por la vía de los hechos: impulsando sus autonomías y autogobiernos, sus policías comunitarias y defendiendo sus bosques, selvas, desiertos, ríos, lagos y mares del embate de mineras canadienses, narcotráfico, talamontes, ecoturismo predador, “reservas de la biosfera” que despojan a las comunidades, aeropuerto, carreteras, transgénicos y de los partidos políticos que dividen a los pueblos y los enfrentan, como los paramilitares en Chiapas que han estado en el PRI, el PFRCRN, el PRD, las redes de AMLO y el PVEM.

El CNI había estado en un proceso más de resistencia y de sobrevivencia que de protagonismo porque acordaron se asamblea y no una organización centralizada que tome decisiones desde la cúpula.

La ruptura del EZLN y el CNI con la clase política (PRI, PAN y PRD) viene desde la traición de los Acuerdos de San Andrés en 2001. Se extremó con la autonomía por la vía de los hechos.

Los gobiernos perredistas en Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán, (algunos de los chuchos como Zeferino Torreblanca, de los cardenistas como Lázaro Cárdenas Batel, de los lópezobradoristas como Juan Sabines y Ángel Aguirre) se dedicaron a combatir las autonomías abriendo paso a la presencia federal de ejército, marina y policía federal y al crimen organizado.

En 2005- 2006, los zapatistas lanzaron la Otra Campaña, tratando de levantar una organización de izquierda, criticaron duramente a los tres partidos políticos: en Chiapas, en masivo mitin con Xi Nich llamaron a no dar “ni un voto al PRI”, por ser un partido asesino de indígenas; en Guanajuato llamaron a un boicot al Yunque y el PAN, pero los lópezobradoristas solamente tomaron en cuenta las críticas a su candidato y comenzaron una campaña calumniosa contra los zapatistas y sus aliados los caricaturizaron como un complot contra su líder fetiche: López Obrador, el mismo que había sellado en nombre del PRD el pacto partidocrático de Barcelona y tenía como coordinador de campaña en 2005 a Jesús Ortega.

Desde el alzamiento zapatista de 1994 la derecha salinista y panista (y la primera editorial de La Jornada) urdieron el argumento de que los indígenas eran manipulados: por la iglesia de Samuel Ruiz, por mestizos o blancos profesionales de la violencia, por extranjeros; un político chiapaneco tuvo que salir a decirlo para la TV, en nombre del gobernador Elmar Setzer, cuyo fenotipo alemán y acento germano para hablar el castellano tenían que ocultar.

Desde 2005 bases lópezobradoristas, perredistas, chuchos y no chuchos, columnistas (calumnistas) de La Jornada y moneros retomaron el argumento racista de la derecha: los apodos que Diego Fernández de Cevallos le puso a Marcos (encalcetinado, subcomediante) se volvieron santo y seña de militantes lópezobradoristas (dentro y fuera del PRD) y el esquema conspiratorio que la Sedena, el Cisen y grupos de derecha como Nexos y Letras Libres habían elaborado, un líder blanco los manipula y los indígenas son meras marionetas suyas, fue ahora la teoría ilustrada de la “izquierda” en el poder y en la contrainsurgencia.

Esta visión sobre las rebeliones indígenas no es nueva, no la inventaron ellos, viene desde la Nueva España: los indígenas son mansos y pacíficos y solamente se levantan porque los manipulan y pervierten mestizos o castas.

El racismo y el clasismo contra los de abajo no es exclusivo de PRI y PAN, tampoco del PRD, de esas catacumbas de la derecha más retrógrada salió ahora en las filas del voto duro de Morena: los pejetrolls siguen reproduciendo el guión que inventara la contrainsurgencia desde la Nueva España: los indígenas son meras marionetas de blancos perversos, un complot contra su candidato y líder vitalicio. Algunos de ellos están firmando en apoyo de la candidatura a la presidencia de Margarita Zavala, la Calderona, por motivos dizque “estratégicos”.

Al parecer, Ginés de Sepúlveda no murió en el siglo XVI, sigue vivo en la clase político empresarial mexicana, en sus Bartletts, Cevallos, Ortegas, y en sus “militantes de izquierda” de Morena, la contrainsurgencia antizapatista.

Ginés de Sepúlveda seguía vivo en la primera editorial de La Jornada en 1994, la que pedía clemencia para los pobres indígenas, pero no para los profesionales de la violencia que los habían manipulado; estaba ahí el huevo de la serpiente contrainsurgente que desde 2005 muchos de sus lectores, moneros como El Fisgón, articulistas como Rodríguez Araujo, Jaime Avilés, Julio Hernández, Guillermo Almeyra o John Ackermann han reproducido.

Esa actitud racista contra los zapatistas actuales y sus aliados, y ahora contra el Concejo Indígena de Gobierno y su vocera, María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy, es una de las muchas razones por las que no comulgamos con ellos: nosotros no somos racistas y sabemos que las y los indígenas toman sus propias decisiones.

Las y los indígenas tienen derecho a gobernarse y a proponer alternativas de gobierno democrático para México y para el mundo: y eso es precisamente lo que hoy están haciendo.

Publicado en Noticias | Deja un comentario

De cómo un pinochetista se pasó a las filas de #AMLO

Babel

De cómo un pinochetista se pasó a las filas de AMLO

Javier Hernández Alpízar

Dante Delgado Rannauro, ex priista salinista y luego zedillista, secretario del gobierno de Veracruz de Gutiérrez Barrios y luego gobernador interino cuando Salinas se trajo a Gutiérrez Barrios a Segob, preso en Pacho liberado por prescripción de los delitos cometidos, fundador de Convergencia por la Democracia- hoy Movimiento Ciudadano- y operador de la contrainsurgencia antizapatista, fue dos veces el candidato de AMLO a la gubernatura por Veracruz con la Coalición por el Bien de Todos – PRD- Convergencia- PT.

Dante Delgado fue quien presentó a AMLO y Alfonso Romo, personaje de la derecha, impulso de Vicente Fox y apoyo de Pinochet en Chile, empresario cercano al Opus Dei y Legionarios de Cristo.

Romo no quería ir, pero algo debe haber hecho Dante Delgado para convencerlo, así que fue escéptico y salió de ahí convertido en pejefan y hoy asesor de “Proyecto de Nación” d Obrador.

No es que el ultraderechista Alfonso Romo se volviera de izquierda: es que comprendió que AMLO no es de izquierda y que así como el carisma prefabricado de Fox sirvió para impulsar el neoliberalismo, de la misma manera el carisma de Líder fetiche servirá en 2018 para impulsar el neoliberalismo con piel de “Morena”.

Desde 2006, y también en 2012, los empresarios y políticos de derecha se han equivocado: AMLO no es su enemigo, sino un militante de la derecha hábilmente posicionado como de “centro”, ya lo comprendió Alfonso Romo; ya, Esteban Moctezuma Barragán (el de la trampa a los zapatistas de Zedillo); ya, Ricardo Salinas Pliego (Fundación Azteca y TV Azteca); ya, Aramburuzabala; ya, el yerno de Carlos Slim.

El salinista, zedillista, obradorista y sobre todo dantista Dante Delgado lo comprendió hace mucho y por eso ya tiene partido propio y ha sido dos veces candidato al gobierno de Veracruz, de los que “perdiendo ganan”, y ha hecho muy buena chamba: cooptó al pinochetista Alfonso Romo para asesor del Proyecto de Nación de Morena…

En entrevista con Proceso Romo narra su versión de este romance y amor a primera vista. http://www.proceso.com.mx/509849/alfonso-romo-a-proceso-combati-a-amlo-luego-lo-investigue-me-sorprendio

Fuentes:

Alfonso Romo, en caída libre. El empresario regiomontano, vinculado con el oscuro manejo de recursos de Pinochet. La Jornada: http://www.jornada.unam.mx/2005/03/28/index.php?section=economia&article=020o1eco

 

Publicado en Noticias | Deja un comentario