Contra la Ley de Seguridad interior: Palabra de Marichuy en el aniversario del Ejido Tila

En multitudinario mitin en Tila, Chiapas, #Marichuy denunció la violencia paramilitar y la situación de desplazados forzados de Chalchihuitán y Chenalhó.
Asimismo, expresaron el repudio informado, razonado y argumentado de los pueblos indígenas contra la militarización y la imposición de la Ley de Seguridad Interior

Al pueblo chol del ejido Tila

Al pueblo de México

A los pueblos del Mundo

A la Sexta Nacional e Internacional

A los medios de comunicación

Para el Congreso Nacional Indígena y el Concejo Indígena de Gobierno, hoy, es un día importante en la memoria de los pueblos originarios de este país, esa que se hace soñando y luchando por el fin de la guerra de exterminio y el inicio de una nueva conciencia.

El pueblo Chol, del ejido Tila,  que ha sido históricamente olvidado, resurgió en su autonomía con el esfuerzo de muchas y muchos.

La autonomía, en el ejemplo de dignidad que  es el ejido Tila, fue el paso necesario tras mas de 50 años de lucha jurídica, de los amparos ganados que nunca fueron ejecutados, de la violencia institucional desde los malos gobiernos ante los pasos que la organización iba logrando para reconstituirse sin esa enfermedad que son los malos gobiernos.

Es entonces, hermanas y hermanos de Tila,  un grande el honor para nosotras y nosotros del Concejo Indígena de Gobierno, estar para conmemorar junto con ustedes ese 16 de diciembre. Para celebrar y conmemorar el ejemplo del pueblo Chol del ejido Tila, su palabra y su conciencia.

Sabemos que no ha sido fácil su camino, que su determinación y organización ha crecido en medio de la hostilidad por parte de los malos gobiernos y sus grupos paramilitares, como los que usan los poderosos en todo el estado de Chiapas para tratar de acabar con las luces de esperanza, que es la organización autónoma de los pueblos originarios.

Hoy, nos duele la situación que viven nuestras hermanos y hermanos que viven amenazas y agresiones armadas por parte de grupos paramilitares apoyados por los malos gobiernos, desde los primeros días de noviembre en los municipios de Chalchihuitán y Chenalhó y que operan con impunidad en los altos de Chiapas, produciendo el desplazamiento de 5mil compañeras y compañeros del pueblo Tzotzil que viven ya una crisis humanitaria causada por tener que huir de la agresión paramilitar.

Es la guerra que vivimos los pueblos originarios y solo en la organización se miran los caminos, pues la guerra contra todos y todas es el plan de los capitalistas, o sea esos que ambicionan nuestras tierras y recursos naturales, los que ambicionan nuestro trabajo para su beneficio y que temen a la organización de los abajo. Esa organización que  en Tila, así como en otras geografías del México indígena y no indígena, ha derribado los muros capitalistas para sembrar sobre ellos.

Ante la pretensión de la clase política de imponer la llamada Ley de Seguridad Interior, como pueblos, naciones y tribus originarias del Congreso Nacional Indígena, manifestamos lo siguiente:

En nuestras comunidades la militarización por los malos gobiernos es para mantenernos inmóviles, divididos y con miedo mientras caciques, gobiernos, empresas o narcos acaban con los territorios, invaden nuestras tierras, se llevan los recursos naturales, destruyen los ríos, los bosques, extraen el petróleo, el gas y acaban las áreas de cultivo.

Para violentarnos, la ocupación militar se apoya con paramilitares y sicarios. Si pedimos seguridad y ayuda nos mandan más militares y el número de presos por defender sus derechos, muertos y desaparecidos aumenta de inmediato.

A esa agresión política, económica, militar, paramilitar y narcoparamilitar en nuestra contra que cada día genera despojo, miedo, terror y luto, le llamamos guerra, la misma que ahora con su ley de “seguridad interior” pretenden extender a todo el país.

Para los gobiernos capitalistas que mandan en el mundo de arriba, los seres humanos pensando, actuando y organizándonos somos problemas de seguridad interior, ya no solo los pueblos indígenas, sino todas las sociedades urbanas y campesinas. De ese tamaño es el descontento que los de arriba prevén porque de ese tamaño es la embestida que engendran.

Ante ello, el Congreso Nacional Indígena y el Concejo Indígena de Gobierno manifestamos nuestro profundo repudio a la ley de seguridad interior y llamamos a organizarnos porque:

1.       En las comunidades indígenas tenemos claro que la violencia y la impunidad siempre se agrava con la presencia de las fuerzas armadas, que se hacen cómplices al servicio de los políticos corruptos, caciques, narcotraficantes, talamontes o mineros y cuando nos organizamos responden con violencia en nuestra contra, disparan y matan sin importar si muere gente inocente, incluso niños.

2.       Junto a la militarización de nuestros territorios, se agudiza el despojo, la represión se vuelve más violenta y la impunidad es garantizada por los propios asesinos, Así se empoderan las corporaciones de la delincuencia organizada y los grupos paramilitares.

3.       El mal gobierno es represivo y autoritario para defender los intereses de los poderosos, que reprimen a los pueblos desde la clase política, sean partidos o gobiernos, junto con las empresas trasnacionales tanto legales como ilegales.

4.       Estamos quizá frente a la última oportunidad que tenemos de cambiar este país de manera civil, organizada y pacífica y no en medio de la guerra interna capitalista, generalizada y desenmascarada.

Para quienes conformamos el CNI, que hemos crecido de la memoria y camino andado, las fuerzas armadas deben responder a la autoridad civil, que en los lugares donde nuestros pueblos gobiernan en su seguridad y justicia como la montaña y costa de guerrero, en la meseta y costa de Michoacán y otras geografías, es una autoridad colectiva a la que llamamos asamblea la que toma   las decisiones sobre nuestras policías comunitarias y guardias comunales. Solo de esa manera, haciendo que el pueblo mande y nuestras fuerzas de seguridad obedezcan, es que hemos podido acabar con el terrorismo de estado y de las bandas de la delincuencia organizada. Solo así hemos logrado proteger a nuestras familias y nuestro territorio, construyendo la paz con la organización.

Como parte de esa misma guerra, que los malos gobiernos anuncian para todos en este país y que está declarada desde hace años contra los pueblos indígenas, exigimos:

–          Que cese el hostigamiento, amenazas y agresiones armadas por parte de grupos paramilitares apoyados por los malos gobiernos, desde los primeros días de noviembre en los municipios de Chalchihuitán y Chenalhó.

–          Que sean liberad@s l@s compañer@s del pueblo nahua de San Pedro Tlanixco, que se encuentran secuestrad@s en el penal de Santiaguito en Almoloya de Juárez, Estado de México, por defender con dignidad el agua que es la vida para cualquier pueblo, sentenciados en el mes de noviembre a 50 años de prisión por delitos que les fueron fabricados, luego de que el gobierno cometiera actos de terror y persecución en contra de tod@s los comuneros y comuneras.

–          Que sean canceladas las órdenes de aprehensión en contra de los comandantes de la guardia comunal y policía comunitaria de Santa María Ostula, Michoacán, Cemeí Verdía Zepeda, Germán Ramírez Sánchez y otros comandantes y líderes de autodefensa de la sierra costa michoacana, por el delito de construir con la lucha la paz en la región con la organización de miles de hombres y mujeres, mientras los gobiernos protegen y dan impunidad a los militares asesinos del niño Hidelberto Reyes García, y los responsables del asesinato de 34 comuneros y la desaparición de 6.

Desde este digno territorio del ejido Tila, decimos que es urgente parar esta guerra de los de arriba contra los de abajo. Hacemos un llamado respetuoso a los pueblos, comunidades, colectivos y organizaciones de abajo, a la sexta nacional e internacional y a las organizaciones honestas de derechos humanos a manifestar nuestro rechazo a esta ley capitalista represiva, así como a tejer abajo la resistencia que nace de la autonomía y de la dignidad.

De organizarnos y prepararnos es el tiempo

¡Viva el pueblo indígena del ejido Tila!

¡Viva el Congreso Nacional Indígena!

¡Viva el Concejo Indígena de Gobierno!

Por la reconstitución integral de nuestros pueblos

Diciembre de 2017, desde el Ejido Tila, Chiapas

Nunca Más un México sin Nosotros

Congreso Nacional Indígena

Concejo Indígena de Gobierno

Anuncios
Publicado en Congreso Nacional Indígena, Militarización, Noticias | Deja un comentario

Censores y autoritarios: leyes mordaza y de seguridad interior

Babel

Censores y autoritarios: leyes mordaza y de seguridad interior

Javier Hernández Alpízar

En los Estados Unidos, Donald Trump prohíbe a sus funcionarios el uso de ciertas palabras y expresiones; En México, Morena prohíbe a sus precandidatos criticar públicamente a su dirigencia o al partido; una reforma al código civil en México abre la puerta para que los poderosos demanden a quien los critique en medios digitales (sin importar si lo que les critican es verdad) por daño a su honor; en las redes digitales, reales o supuestos seguidores de AMLO y Morena persiguen a quienes critican a Obrador con linchamientos “morales” y sabotaje a sus cuentas; en algunos casos son los reales seguidores de AMLO públicamente conocidos como John Ackermann quienes difunden calumnias para acallar a críticos como el señor Antonio Tizapa, que lucha por la presentación de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa desde Nueva York porque es migrante y vive allá desde hace años.

El fantasma del autoritarismo, el dogmatismo y la censura atraviesa la sociedad. Izquierdas y derechas electorales no defienden tanto los intereses ciudadanos como sus intereses partidarios: Morena no pudo convencer al PES, su aliado, de no ayudar al PRI a tener quórum para aprobar la ley de seguridad interior. El PRD no pudo convencer a todos los panistas de votar en contra, parte de ellos votaron en favor de la LSI.

El problema no son las “diferencias de opiniones”; que las personas opinen diferente no es malo ni es evitable (ni deseable evitarlo) por la represión: el problema es censurar o castigar (una multa es un castigo, obligar a alguien a “retractarse” es un castigo), peor aún, linchar a quien te critica.

¿Quién puede erigirse como poseedor de la verdad? ¿El gobierno, los grandes consorcios de comunicación, los seguidores de algún líder carismático, los influencers?

La única manera de mantener algo de sensatez y cordura en la discusión pública es mantener la libertad de expresión y no coartarla bajo subterfugios de daño moral.

La legislación en defensa del honor de los poderosos no servirá para defender a los ciudadanos comunes, porque en México la maquinaria burocrática del sistema de “justicia” no funciona sin la gasolina del dinero y la influencia del poder.

Las mismas autoridades que liberaron a los paramilitares asesinos de Acteal (quienes han vuelto a causar el desplazamiento forzado de miles de indígenas de Chalchihuitán y Chenalhó, Chiapas, e incluso la muerte de algunos de ellos, incluidos niños y niñas que mueren de frío) y que antes liberaron a Raúl Salinas y apenas ayer mandaron a su casa a Elba Esther Gordillo, esas autoridades no van a usar leyes como la Ley Mordaza o la Ley de Seguridad Interior para defender el honor y la seguridad ciudadanos, sino para defender los intereses del poder y el dinero. Pensar de otra manera es ingenuo.

Es cierto que hay quienes difunden información falsa de manera dolosa (desde el poder principalmente), pero es preferible “combatir a la prensa con prensa” (como decía Granados Chapa) que darle a los poderosos instrumentos legales de censura.

La reforma al artículo 1916 del Código Civil Federal es mínima, solamente agrega a los medios digitales, precisamente los más libres de censura hoy, para sujetarlos a una ley que casi nunca se usa, pero que pueden usar cuando quieran para demandar a quienes los critiquen o denuncien.

No es casual que esa reforma “menor” sea aprobada justo en una temporada alta de politización que puede ser usada por los ciudadanos para criticar desde las redes digitales.

Por cierto, 38 diputados de Morena vitaron a favor de esta reforma a la fracción 1 del artículo 1916 del Código Civil Federal. (Ver “De la Comisión de Justicia, con proyecto de decreto por el que se reforma la fracción I del artículo 1916 del Código Civil Federal.” Aprobado en la Cámara de Diputados con 387 votos en pro, el jueves 14 de diciembre de 2017. Dar click en votación y luego en el número de votos del partido o bancada que desee ver. http://www.diputados.gob.mx/Votaciones.htm)

Hay quienes dicen que la Ley Mordaza es una cortina de humo para ocultar la Ley de Seguridad Interior, ¿acaso creen que los lectores no pueden poner atención a dos cosas a un tiempo? ¿Acaso no pueden ver los efectos perniciosos de dos leyes represivas sumadas? Censura y militarización no se contradicen: se refuerzan.

Incluso si gana Ya-Saben-Quien, el hecho de que los militares desayunen con él todos los días a las 6 de la mañana no los volverá respetuosos de los derechos humanos; y sus hordas de fanáticos, que hoy trollean y sabotean en redes digitales a sus críticos, no desaprovecharán las demandas civiles a los críticos por “daño moral”; peor en el caso de ellos, porque Ya-Saben-Quien es la “encarnación de la moral y el honor”. ¿No gritan acaso que “es un honor estar con Ya-Saben-Quien”?

Sea con Meade, con Anaya o con Ya-Saben-Quien, no podemos aceptar leyes que nos pretendan amordazar bajo pretexto de “daño al honor” ni bajo pretexto de la Seguridad Interior.

Si esas leyes se hicieron para proteger los intereses de las mercancías y el mundo de la propiedad privada y las megaempresas del capitalismo: una huelga de consumo en temporada alta puede ser una medida de resistencia contra el despotismo.

¿Acaso no podemos reunirnos en estas fiestas de diciembre y enero con quienes queremos en una convivencia deliberadamente austera y hacer que las mercancías de temporada queden embodegadas y no les generen ganancias a los beneficiarios de esas leyes draconianas?

La apatía, la indiferencia y la pasividad son nuestros peores enemigos y los mejores aliados de nuestros opresores.

Si deseas ejercer tu derecho al escepticismo, piensa que eso es exigente: necesitas información y malicia, más información, hechos, fuentes corroborables por tus interlocutores, más evidencias, y no meramente repetir eslóganes que popularizaron los influencers. El perfil general de las calumnias con los que los pejebots atacan a los zapatistas y al Congreso Nacional Indígena es el que Carlos Salinas de Gortari usó contra los zapatistas: “que los indígenas son manipulados por un líder no indígena”. Pueden ver el video de La Jornada y Canal 6 de Julio, “Zapatistas, crónica de una rebelión”, y en los primeros minutos sale Salinas diciendo eso que hoy muchos pejefans repiten sin razonar.

A veces tus críticos te dan información valiosa, sea para que corrijas tus ideas o para defenderte de ellos, si sus críticas se basan en falsedades.

Para saber más sobre la ley de Seguridad Interior, puedes leer el informe “Perpetuar el modelo fallido de seguridad” del Centro Prodh, disponible n pdf: http://centroprodh.org.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=2468:2017-10-25-18-21-51&catid=209:front-rokstories&lang=es

El poder autoritario y despótico que nos está gobernando, más allá de la selva de siglas partidarias, es el imperialismo de los Estados Unidos, en el cual, decía el Che Guevara, “no podemos confiar ni un tantito así”.

Publicado en Noticias | Deja un comentario

PRD vs Morena: mellizos rivales

Babel

PRD vs Morena: mellizos rivales

Javier Hernández Alpízar

Ayer, el mismo día en que se aprobó la Ley de Seguridad Interior, en Coyoacán se agredieron a sillazos bases del PRD y de Morena, personas que hasta hace poco tiempo eran del mismo partido y votaban por los mismos candidatos, los defendían juntos de toda crítica y acusaban a quien los criticara de “hacerle el juego a la derecha”.

Es un hecho de violencia lamentable no solamente porque son gente de base, que ha trabajado por sexenios y ha llevado al poder a sus candidatos no solamente en la Ciudad de México (Cárdenas, Robles, Obrador, Ebrard, Mancera, sin contar a los delegados) sino en el país (llevaron al PRD, chuchos y pejes unidos, a gobernar la Ciudad de México, Michoacán, Baja California Sur, Zacatecas, Morelos, Oaxaca, Guerrero, Chiapas…). Todo ese trabajo no lo hicieron sus líderes, sus candidatos, sus gurús, la gran mayoría de ellos formados en el PRI. Todo ese trabajo lo hicieron las bases, las que ahora se pelearon a sillazos.

Las bases del PRD y Morena comparten varias cosas:

No pueden decidir ellas quiénes serán sus candidatos, asesores, aliados.

Se enfrentan a una política de hechos que les dice que ahora son aliados del PAN o del PES.

Tienen que apechugar lo que sus líderes decidan y defenderlos dela crítica como puedan.

Tienen el poder de llevar con su voto al poder a otros pero no pueden revocarlos ni tomar parte de las decisiones cupulares que les imponen.

Las bases de ambos partidos han sido inoculadas de un odio furibundo a sus ex compañeros, odio que antes incubaron y practicaron contra todo movimiento de izquierda que no se les sometiera y subordinara.

Ambas bases son el convidado de piedra de la política de sus líderes y a ambas las han llevado hacia la derecha con el pretexto de ir al centro, los perredistas han terminado en la cola de furgón del PAN y los morenistas han terminado defendiendo un Plan de Nación coordinado por un foxista- pinochetista y un zedillista; un plan con copy-paste de las políticas neoliberales del PRIAN e inspirado en Álvaro Uribe; un plan ahora impulsado por una alianza con el PES, un partido tan retrógrado como el PAN pero con menos votos.

Ambos partidos se supone que nacieron como proyectos de izquierda, pero tienen más de derecha que de otra cosa, y sus bases han trabajado duramente por esos líderes, por esos proyectos, completamente ajenos a su control y hasta a sus opiniones.

Ambos grupos de base, perredistas y morenistas, fueron víctimas de la política de seguir acríticamente a sus líderes. En lugar de pelearse, deberían unirse y juntos construir otra cosa, porque todo el poder que sus líderes han logrado ha sido con base en el trabajo y los votos de esas bases, a las que sus amos tienen sin poder, como mera carne de cañón de la bronca electoral.

Sin embargo, es casi imposible que se den cuenta y lo hagan, porque ambas bases han adoptado una identidad alienada que los hace sentirse fieles a sus líderes y enemistadas entre sí sin remedio.

Publicado en babel | Deja un comentario

Carta abierta a las madres y padres de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa:

Carta abierta a las madres y padres de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa:

Han pasado tres años desde la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa y el asesinato de tres de sus compañeros.

Seguimos sumando días sin tener verdad ni justicia. Es terrible pensar en un país con madres y padres recorriendo todos sus  estados para buscarlos y dando la vuelta al mundo para evitar que los olvidemos.

El mes de septiembre de 2014 el estado mexicano aterrorizó al mundo con un accionar cobarde. Múltiples factores sociales y políticos explican la animadversión que los medios y la clase política tienen hacia el normalismo, de ninguna manera podemos entender la brutalidad del ataque contra los muchachos.

Septiembre de 2014 nos alertó de la pesadilla, pero también hizo florecer uno de los mayores ejemplos de amor y resistencia del que se tenga memoria. Las madres y padres de los normalistas desaparecidos han dado una lección de memoria y dignidad que ha sido imposible silenciar.

En este difícil camino han logrado despertar no sólo la admiración, sino el cariño y la solidaridad de múltiples organizaciones  y sectores en abierta contraposición al desprecio demostrado por todos los niveles e instancias del estado mexicano. Se han constituido en un referente moral que día a día imparte lección de resistencia y dignidad.

Queremos decirles que no están solas ni solos, no desistan.

Los abrazamos con admiración y les dedicamos estas palabras:

Los y las hemos seguido en cada paso que han dado en este camino de amor y búsqueda. Algunas de ustedes han llevado su palabra y ejemplo hasta nuestros espacios de trabajo: los teatros. Les escuchamos platicarnos de sus hijos y reforzamos de la mano de ustedes la convicción de que el amor no es capital especulativo y que las vidas de los seres que amamos no tienen precio, vemos y aprendemos de su voz el valor para levantarnos y ser valientes cada día, como ustedes lo  han mostrado.

Les pudimos abrazar del mejor modo que tenemos a nuestro alcance, bailando. Pudimos llenar de sentido nuestra danza y llenaron de fuerza nuestros pasos. Con ustedes lloramos.

Tal vez mejor que muchos sabemos del cansancio físico profundo, y de la  necesaria fortaleza para enfrentarlo y seguir. Admiramos cada esfuerzo suyo.

Queremos decirles que no solo admiramos su lucha por el derecho a la verdad y la justicia, sino que estamos absolutamente convencidos que la verdad está de su lado, creemos en ustedes y junto a ustedes tenemos puesta la esperanza en traer a cada uno de los 43 estudiantes de regreso a sus casas.

Aquí tienen nuestros pasos.

Porque hemos visto sus pies cansados les ofrecemos los nuestros que llevan en cada pirueta y en cada salto un poco de su fortaleza. Les hemos visto y escuchado y desde entonces nuestra danza no ha vuelto a ser la misma. Nuestra danza es y seguirá siendo amorosa y solidaria, pero incompleta, porque a nosotras, nosotros también nos faltan sus hijos.

Queremos bailar y hacer arte en paz, pero la paz no será posible hasta que ustedes encuentren justicia, hasta que no arranquemos entre todos la verdad. Hasta que cada familia vuelva a abrazar a sus hijos, a sus hijas, hasta que cada canalla responsable de esta pesadilla pague por sus actos.

No lo duden, hasta entonces nuestros pasos llevarán la memoria de su ejemplo para hacer de nuestra danza un arte digno que las abrace y acompañe.

No están solas. Su causa sigue siendo de enorme estatura moral. La lucha por la vida siempre valdrá la pena. A veces multitudinaria, a veces de apenas unos cuantos.

No poseemos grandes y “prestigiados” acrónimos, pero sepan que cuentan con nosotras, con nosotros.

En esta lucha justa seguirá nuestro abrazo, las cobijas que aminoren el frío en noches de plantón, nuestro oído atento a sus palabras, nuestra mano solidaria, compañía mientras bordan, nuestro corazón para apapachar el suyo cuando se apachurra, nuestra voz para gritar el nombre de cada uno de sus hijos y sobre todo, aquí seguirán nuestros pasos hasta encontrarlos.

Con admiración y cariño.

Bailarinas y bailarines con Ayotzinapa, “Nuestros pasos para encontrarlos.”

Diciembre 2017.

 

Héctor León

Paulina Segura.

Argelia Guerrero

Fernanda González.

Ángel Rodríguez

Karla Edith Carreón

Edgar F. Rodríguez

Eduardo Sandoval

Alfredo Tame

Víctor Hugo Reyes

Martha Elena Welsh

 

Barro Rojo:

Laura Rocha

Francisco Illescas

Emilio Illescas

César Zarco

Daniela Carmona

Felipe Landa

Julio César Hernández

Roberto Solís

Angélica Treviño

María Clara Rivarola

Maylet García

Miguel Ángel Gamero

Luis Ángel Cerón

Banshee:                .

Marcos Santana

Tania Escalante

Danza en resistencia:

Diana Betanzos

Angélica Álvarez

Ana Cecilia Mendoza

Los músicos:

Johnatan Guerrero

Alejandro Oviedo

Edgar Cabrera

León Chávez Teixeiro

Josué Vergara

Gustavo Franco

Publicado en cartas marcadas, Noticias | Deja un comentario

Sentar las bases de una organización en resistencia después del 2018 #Marichuy #CIG #CNI #EZLN

NACIONAL
   Sentar las bases de una organización en resistencia después del 2018
Alianzas con el pueblo, no con el poder: Marichuy

CIMACFoto: César Martínez López
Por: Anayeli García Martínez

Cimacnoticias | Ciudad de México.- 06/12/2017

La meta de la vocera del Concejo Indígena de Gobierno (CIG), María de Jesús Patricio, va más allá de conseguir que una mujer indígena gane la Presidencia de México, el objetivo es más ambicioso: se trata de visibilizar, una vez más, a las comunidades indígenas pero sobre todo de sentar las bases de una organización civil que se mantenga activa, vigilante y casi en resistencia después de las elecciones de 2018.

“A veces no se entiende porque tenemos la costumbre que nos han dejado los partidos: que todo es a través de un partido”, explicó a Cimacnoticias María de Jesús, Marichuy, como le dice la gente, “la indígena nahua postulada por el CIG y en Congreso Nacional Indígena (CNI)” para buscar lo que parece imposible, una candidatura independiente que la lleve a competir con los nueve partidos políticos nacionales por la Presidencia de la República.

En medio de sus recorridos por el país para conseguir cuando menos 1 por ciento de firmas del electorado en 17 entidades federativas (866 mil 593 firmas) la vocera hizo un descanso de dos días para atender a los medios de comunicación y exponerles el proyecto inspirado en la filosofía del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) que en 1994 se alzó en armas para hacer que la sociedad volteara a ver a los invisibles.

A 23 años de que los indígenas exigieran una nueva relación con el Estado, la candidatura indígena de una mujer molesta e incomoda a políticos y ciudadanos. La tachan de ser la candidata zapatista, de querer dividir el voto de la izquierda o de restar apoyos a Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), partido que por primera vez competirá en una elección presidencial. También dudan de ella porque no creen que pueda gobernar.

Por otro lado es arropada por universitarios, agrupaciones civiles y una comunidad intelectual donde destacan personalidades como el escritor Juan Villoro, el cantautor Óscar Chávez y el artista gráfico Francisco Toledo, quienes hasta el 4 de diciembre habían conseguido 80 mil 883 firmas que, como dice el CIG, son apoyos que se traducen en conciencias convencidas.

En un edifico que sirve de oficina del CIG en la colonia Doctores, en la Ciudad de México, Marichuy habla de las aspiraciones de los pueblos indígenas. Siempre habla en plural porque no olvida que su voz representa a una colectividad y en su disertación repite palabras como dolor, comunidad, despojo y organización, conceptos que inspiran su andar por el país.

UNA PROPUESTA DE IRRUPCIÓN

Conforme pasa el tiempo la lista de aspirantes a la Presidencia de México se va aclarando. Habrá por lo menos tres candidatos con posibilidades de ganar. Uno postulado por Morena, otro por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y otro más por el Frente Ciudadano por México, conformado por los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN) y Movimiento Ciudadano (MC).

Además de estos candidatos hay una oleada independiente de personajes políticos que aspiran a la candidatura sin el aval de siglas partidarias. Marichuy es una de las mujeres que busca una postulación, pero ciudadana para que su nombre y su proyecto aparezca en las boletas electorales el próximo 1 de julio de 2018.

A la pregunta de por qué participar en un proceso electoral si el CIG se ha mantenido alejado de la política y ha optado por la autonomía, Marichuy responde que su participación es una propuesta de irrupción en un país donde la práctica cotidiana de cada seis años es que el gobierno acuerda, desde arriba, quién continúa en el poder y cómo seguir despojando a los pobres y a las comunidades indígenas.

“La propuesta de participar en esto es para sacudir a México y que los pueblos sean visibles, los pueblos que realmente están sufriendo esas políticas que se construyen desde arriba, los mega proyectos capitalistas que han traído muerte y destrucción. Más que beneficios ha sido un despojo de las aguas, de los recursos naturales, de las tierras, de las riquezas que se tiene”.

En este escenario, continua: “se pensó qué vamos a hacer. No podemos seguirnos encontrando y seguir manifestando nuestros dolores y nuestras rabias si no se da un paso más adelante. Es un llamado a que volteen a ver la problemática real que están dejando estos proyectos extranjeros que solamente les interesa el dinero y el poder para poder dominar a los que estamos abajo”.

El CIG está conformado por mujeres y hombres que representa a sus pueblos indígenas. Si María de Jesús Patricio llegara a obtener la candidatura cada paso que dé debe ser avalado por las y los concejales porque su filosofía marca que el pueblo sea el que gobierne y el gobierno el que obedezca, uno de los siete principios zapatistas.

“A veces no se entiende porque tenemos la costumbre que nos han dejado los partidos: que todo es a través de un partido. ¿Pero quienes han diseñado esas políticas, pues solamente los de arriba? Nosotros pensamos que se puede construir otra, desde abajo, otra donde no solamente vayamos y llevemos a alguien allá, por eso se pensó en algo más grande, colectivo, son los concejales, ahorita van más de 150 y todos ellos juntos serían el gobierno”.

La idea es provocadora para una parte de la población pero para otra es muy difícil creer que las mujeres indígenas y pobres deban o puedan llegar al poder. Aun así, las razones de Marichuy son muchas. “(¿Para qué?) Para ya no permitir esos despojos que se están haciendo, esas contaminación de las aguas, esa imposición de proyectos extranjeros, que no se consulta a las comunidades; al contrario, que se les impone”.

RECONSTRUCCIÓN PARA TODOS

En su caminar por los rincones del país, esta jalisciense, médica tradicional, ha confirmado el diagnóstico de sus compañeras y compañeros, un despojo de los bienes comunes pero también de los cuerpos y la cultura y un desprecio por los pobres que viven sin educación ni salud.

“Ante los intentos organizativos de las comunidades por defender los recursos naturales, el agua, la tierra, viene la represión, la desaparición de algunos líderes o comunidades. Personas que están al frente los han desaparecido o encarcelado. Viene esta destrucción masiva, viene con todo. Se ve más triste la situación yendo directamente a las comunidades y que ellas lo planteen desde su misma vivencia”.

En Veracruz las tierras han sido concesionadas para la extracción de petróleo, en Puebla para la construcción de hidroeléctricas, en Oaxaca para imponer eólicas. De esos proyectos habla cuando se refiere al despojo del territorio, la tierra, los bosques y el agua pero también se refiere al exterminio de manifestaciones sociales y culturales como la partería o el despojo de la lengua, vestimenta y herbolaria medicinal indígena.

“Justamente para eso es la propuesta, para escuchar todos esos dolores y juntos buscar formas de cómo le vamos a hacer para reconstruir este México desde abajo. Pensamos que los pueblos indígenas solos no podemos dar un paso más allá porque este monstruo es gigante, entonces, por eso, en este caminar vamos haciendo un llamado a los diferentes sectores de la sociedad que también sienten que es necesaria la unidad para poder hacer una fuerza grande e impedir que nos sigan destruyendo”.

Si la vida y la permanencia de los pueblos está en juego, en el CIG se pensó en hacer algo más para tejer redes entre las comunidades y participar en un proceso que sirva para acercarse a quienes no son parte del CNI pero que están viviendo y luchando con el ánimo de que algún día sus pueblos sean respetados.

“VOTEN POR QUIEN QUIERAN”

El reloj sigue avanzado y Marichuy tiene hasta el 19 de febrero para recolectar firmas. Hasta diciembre la vocera y aspirante a candidata había conseguido 9.3 por ciento de los apoyos necesarios para lograr su registro. Existe la posibilidad de que no llegue a la meta, sin embargo, eso de ninguna manera sería un fracaso. El éxito está en aprovechar la vorágine electoral para llevar su mensaje.

“Lo más importante es la organización. Si no logramos conseguir el millón de firmas que se ocupan para ser candidata, como lo dijimos desde el principio, nuestra propuesta era organizativa, que surgiera algo nuevo desde abajo porque está claro que quien llega arriba, al poder, se corrompe, venga de donde venga, del color que sea, porque ya está algo diseñado arriba”.

Para los pueblos originarios si no hay organización de nada sirve que Marichuy sea candidata. “Vamos a seguir insistiendo para que se entienda y quede claro. Sí, aspiramos al poder pero al poder del pueblo, que el pueblo decida qué se hace y qué no se hace, que diga si le gusta lo que están haciendo o no. Que el que está arriba escuche al que está abajo, y esa es nuestra insistencia por donde vamos pasando”.

La vocera cuenta una anécdota que sintetiza el pensamiento del CIG: En una comunidad una señora le dijo que estaba de acuerdo con ella. “Los voy a apoyar pero ¿puedo votar por fulano de tal?”. A esta pregunta la aspirante presidencial le dijo que votara por quien quisiera. “Lo que estamos diciendo es que se organicen desde abajo, como comunidad porque antes de ser de un partido somos de una comunidad”.

Al escuchar los discursos de esta nahua y de las concejalas que junto a ella toman la palabra, parece que solo se dirigen a los pueblos. ¿A quién le habla en los mensajes que da? se le pregunta.

“A todos los mexicanos. Lo hemos dicho en algunas ocasiones, es una propuesta que surge de los pueblos para México ¿y que es México? pues incluye a obreros, estudiantes, amas de casa, trabajadores del campo y la ciudad, todos los sectores”. Por esa razón el CNI ha creado nueve grupos de trabajo donde creen que caben todas y todos: tierra y territorio; autonomía; justicia; mujeres; jóvenes y niños; personas con discapacidad; migrantes y desplazados; trabajo y explotación.

La campaña de esta indígena no es la típica campaña porque aunque recorre el país pidiendo firmas no ofrece nada, al menos no ofrece las despensas, pintura o gorras, ni siquiera la construcción de clínicas o fábricas, más bien parece que va en caravana escuchando. Cuando la gente le pregunta cuál es su proyecto la respuesta es simple. “El proyecto tiene que surgir de abajo, si no sería lo mismo, ya llevamos algo diseñado y les decimos sabes qué, va a ser esto”.

Los nueve grupos de trabajo son el comienzo de la redacción colectiva de ese proyecto.

Y CONTRA EL PATRIARCADO

“El silencio, el miedo, el machismo y el patriarcado capitalista que nos mal gobiernan son el odio mismo de los poderosos contra la vida”, pronunció la vocera el 27 de septiembre durante un mitin en el municipio de Nezahualcóyotl, en el Estado de México, entidad donde el feminicidio y la violencia contra las mujeres es una constante.

Sobre el patriarcado, concepto que pareciera apropiado por las citadinas, también tiene una posición. “Los proyectos o programas que ha implementado este sistema capitalista ha sido diseñado solamente por hombres. Al no considerarse la participación de las mujeres es que hay un proyecto que está excluyendo y que está diseñado solamente por hombres, por eso decimos patriarcado, porque si hubiera la participación de las mujeres sería diferente”, afirma.

“Vemos que hay una fuerte discriminación contra las mujeres, que se considera que su opinión no vale. En las comunidades es más fuerte porque se considera que la mujer solamente es para tener hijos y atender la casa, no para participar en la organización propia de la comunidad. Son estas estructuras diseñadas capitalistas patriarcales, porque están pensando en donde nada más pueden caber los hombres”.

Hablar del patriarcado con las poblaciones indígenas no es tema fácil por eso la vocera siempre está acompañada de las concejalas, son ellas quienes dan la cara y van al frente para mostrar que también son líderes y deben gobernar. “Son las que están al frente porque a los maridos más rápido los quitan, los hacen a un lado, los encarcelan, los desaparecen. Nos hemos dado cuenta que hay mujeres que están participando muy decididamente”.

Aunque hay líderes que la critican por no buscar una alianza con los partidos de izquierda o quienes esperan que decline a favor de alguien más, Marichuy está decidida a seguir firme. “Hemos planteado que más que aliarnos arriba es aliarnos abajo, con la gente del pueblo, con los diferentes sectores, con los pueblos indígenas. Esa es nuestra tirada principal, la organización desde abajo. Nuestra mirada va a estar hacia abajo, con los pobres, con los trabajadores del campo y la ciudad”.

Y si no se juntan las firmas el trabajo continúa. “Quedemos o no quedemos lo más importante es lo que vamos a construir, es lo que tiene que quedar para después, porque los gobiernos ya están pensando cómo van a implementar sus proyectos para después del 2018. No nos podemos organizar para aquí y ya, cada quien vuelve a su comunidad. Nuestra tirada es a la organización para después. ¿Cómo vamos a sobrevivir, cómo vamos a conservar nuestras comunidades, nuestras tierras, agua, bosque? Solamente unidos”.

17/AGM/LGL

http://cimacnoticias.com.mx/noticia/alianzas-con-el-pueblo-no-con-el-poder-marichuy

Publicado en Congreso Nacional Indígena, Noticias | Deja un comentario
A %d blogueros les gusta esto: