Chanti Ollin: la noche de un día difícil

10435612_1061206187238737_6872947161805805905_n

Chanti Ollin: la noche de un día difícil

Los desalojaron y recuperaron su espacio

Integrantes de Asamblea de Barrios fueron grupo de choque

La comunidad tiene 10 presos políticos detenidos por el GDF perredista

Por la tarde policías del gobierno de Mancera golpearon a varios jóvenes que los apoyan

Zapateando / Fotos: UPREZ Benito Juárez

Chanti Ollin espacio de rebeldía tuvo hoy un día de resistencia y lucha intensa.

Apenas ayer los compañeros del Pan Huautli vendían roscas de reyes y panes integrales realizados por su cooperativa en ese espacio. Un número muy bajo de personas, para las que están en tiempos normales, apenas 18 compañer@s, incluidas niñas y niños, dormían la madrugada del 7 de enero. A las 6 de la mañana entró, violentando las puertas, un grupo de choque de la Asamblea de Barrios apoyado por granaderos del GDF, quienes golpearon a los compañeros, incluso a la compañera Jéssica la golpearon tanto los invasores y los policías que a mediodía tuvieron que trasladarla al hospital porque vomitaba sangre.

De los 18 integrantes de la comunidad Chanti Ollin, detuvieron arbitrariamente a diez: incluida una compañera y una persona de más de 50 años. Los policías les pretenden fabricar los delitos de “resistencia de particulares”, “ultraje a la autoridad” y “agresiones”, porque el uniforme de uno o dos de ellos estaba manchado de pintura.

Las cosas de los integrantes de la comunidad fueron arrojadas a la calle por los invasores y la policía. Los detenidos fueron golpeados y retenidos casi todo el día para presentarlos a declarar, si lo hicieron hoy, hasta la noche.

Por la tarde, integrantes de Chanti Ollin y personas solidarias dieron una rueda de prensa para denunciar que el desalojo es ilegal y que los invasores que estaban aun dentro eran de la Asamblea de Barrios (o pidieron que esa organización se deslindara si no es así).

A los presos, además de que la policía y los golpeadores les robaron 16 mil pesos de la panadería, 4 mil pesos de la cooperativa, el dinero que tenía una compañera, una computadora y un celular de otra compañera y les dañaron muchas pertenencias que arrojaron desde los pisos superiores a la calle… aun piden por cada preso una caución de 10 mil pesos, un total de 100 mil por todos. La fiscal se llama Claudia Cañizo.

La defensa no tiene ese dinero así que seguirán un plan B: probar con fotos y videos que los desalojados nunca respondieron violentamente, por lo cual, los policías que dicen haber sido agredidos y ultrajados mienten.

Después de la rueda de prensa, en la que anunciaron que se quedarían en plantón permanente, cerraron un rato el Circuito Interior como medida de presión y luego mediante acción directa retomaron el edificio. Así como la policía protegió a los golpeadores para que invadieran, así también protegió su salida del lugar.

Por la tarde noche, al regreso de la audiencia de los presos políticos de Chanti Ollin en la agencia Cuauhtémoc 2, la policía, granaderos, agredió a los jóvenes que fueron a darles apoyo político y que regresaban al local de Chanti. Se encontraban cerca del Ángel de la Independencia.

En síntesis, la política represiva del GDF perredista sigue persiguiendo a los jóvenes, a los estudiantes, a los anarquistas, a quienes protestan y quienes construyen alternativas: el delito de los integrantes de Chanti Ollin es hacer panes, hornos, ecotecnias, música, laudería, comunicación libre, solidaridad. Parece que todo eso está prohibido para el pensamiento único neoliberal, incluso para su mano izquierda en el GDF.

La defensa de los presos políticos pide a los vecinos o a los medios libres que tengan fotos o videos del desalojo que los aporten para probar que no hubo violencia por parte de los detenidos. Pueden comunicarse al mail. contacto@agenciasubversiones.org

Además Chanti Ollin sigue pidiendo solidaridad para defender su espacio autogestivo y para lograr la libertad de los detenidos:

*Irving Trejo

*Jonathan Méndez

*Esperanza Ortega Elvis

*César García Soto

*Edgar López Ramírez

*Fidel López Ramírez

*César Gómez Ramos

*Alejandro López Miranda

* Romay Cadette

¡Presos políticos libertad!

¡Solidaridad con el agredido no con el agresor!

¡Alto a la política represiva del GDF!

¡Si nos tocas a unos tocan a todos!

10891858_1061206243905398_3029558942692093714_n

10409209_1061206217238734_3562145108664919620_n

10898307_1061206287238727_4501108058372470349_n

Presos políticos de Chanti Ollin piden apoyo para su liberación y para salvar sus cosas de la rapiña

10896911_562448123886176_3607545663079039311_n

Zapateando Medios Libres Foto: Los Tejemedios

Detenidos durante el desalojo de la casa comunitaria autogestiva Chanti Ollin, confirmaron que la policía no les mostró una orden legal de desalojo y simplemente los sacó a golpes.

Los acusan de “ultrajes a la autoridad”, pese a que no ejercieron violencia en ningún momento. Aun no los presentan a declarar en la agencia Cuauhtémoc 2 donde los tienen detenidos sin decir de qué cargos, además del inexistente “ultraje a las autoridades” los acusan.

Piden ayuda solidaria para lograr su liberación y para resguardar sus pertenencias, que la policía arrojó a la calle.

“Llegaron tirando las puerta, nos desalojaron sin ninguna orden, golpeándonos”, dijo vía telefónica uno de los detenidos.

“Nos dicen que nos acusan de ultrajes a la autoridad, pero nosotros no ejercimos violencia”, comentó acerca de su detención durante el desalojo de la casa comunitaria Chanti Ollin, realizada la madrugada de este 7 de enero.

“La policía del Distrito Federal golpeó a una persona enfrente de su hija, yo tengo los dedos y una mano lastimados, además me duele la cara por los golpes en el ojo”, expresó otro de los detenidos.

“No nos han presentado ante el Ministerio Público a declarar. Desde las 6 de la mañana que nos detuvieron, nadie se ha hecho responsable ni nos han expresado por escrito el por qué nos retienen”, describió así las irregularidades procesales de su detención arbitraria.

“Estamos en la Agencia Cuauhtémoc 2 en el Distrito Federal.” La agencia se encuentra en las calles Mina y Aldama, colonia Guerrero, delegación Cuauhtémoc, cerca del Metro y del Metrobús Revolución.

“Somos diez detenidos, entre ellos una compañera y una persona de 56 años”, explicó.

A las 10:30 estaban en revisión médica, pero aún no los presentaban a declarar y ninguna instancia de derechos humanos los había contactado directamente.

Por otra parte, integrantes de la comunidad que están fuera de la ciudad y no les tocó el desalojo expresaron que en estos momentos lo más importante es la defensa jurídica y la liberación de los diez detenidos.

Hace falta, además de los abogados para su defensa, la presencia física solidaria de compañer@s afuera de la agencia donde los tienen detenidos.

Por otra parte, piden ayuda para resguardar y trasladar a un lugar seguro sus cosas, que la policía y los golpeadores dejaron tiradas en la calle Río Elba, expuestas a la rapiña.

Los nombres de 9 de los detenidos son:

*Irving Trejo
*Jonathan Méndez
*Esperanza Ortega Elvis
*César García Soto
*Edgar López Ramírez
*Fidel López Ramírez
*César Gómez Ramos
*Alejandro López Miranda
Romay Cadette

¡Presos políticos libertad!

Antecedentes:

Sobre el desalojo: http://www.somoselmedio.org/article/desalojo-de-la-casa-del-colectivo-chanti-ollin

https://zapateando.wordpress.com/2015/01/07/violento-desalojo-y-detenciones-de-integrantes-de-la-comunidad-autogestiva-chanti-ollin/

Video del desalojo: https://vine.co/v/OpAztbq6vwh

Sobre un anterior intento de desalojo en 2009: http://www.regeneracionradio.org/index.php/represion/despojo/item/2170-intento-de-desalojo-al-chanti-ollin?fb_action_ids=10152783736413025&fb_action_types=og.likes

Sobre el trabajo comunitario autogestivo

http://www.lacoperacha.org.mx/chanti-ollin-diez-anios-autogestion.php

Página de Chanti Ollin en Facebook: https://www.facebook.com/mxchantiollin?fref=ts
Página de Pan Huautli: https://www.facebook.com/huautli.pan?fref=ts
Chanti Ollin Música: https://www.facebook.com/…/Chanti-Ollin-M%…/166619106776521…
https://zapateando.wordpress.com/…/violento-desalojo-y-det…/

Violento desalojo y detenciones de integrantes de la comunidad autogestiva Chanti Ollin

10891797_562425093888479_6137098070097631967_n

Violento desalojo y detenciones de integrantes de la comunidad autogestiva Chanti Ollin

Zapateando Medios Libres

Con fotos de Los Tejemedios e información de diversos medios libres

Policías del GDF, sin orden de desalojo y apoyados por golpeadores, desalojaron violentamente a la comunidad de Chanti Ollin, adherentes a la Sexta y participantes en el Festival Mundial de Rebeldías y Resistencias al Capitalismo.

Ingresaron aproximadamente a las 6 de la mañana a sacarlos de su espacio de trabajo y resistencia anticapitalista en Río Elba y Circuito Interior en la ciudad de México, apenas a unas calles de las avenidas Reforma y Chapultepec, cerca del metro Sevilla.

Durante el desalojo la policía impidió el acceso a medios libres y prensa.

Hay al menos diez detenidos, pero podrían ser más. En ese espacio de trabajo, autogestión y apoyo mutuo vivían incluso familias con niñas y niños. Entre los detenidos están Irving Trejo, Jonathan Méndez, Esperanza Ortega, Cesar García Soto, Fidel López Ramírez, Gómez Ramos (nombre por confirmar) y Alejandro Miranda.

Uno de los detenidos informó vía telefónica que lo trasladaron a la agencia Cuauhtémoc del Ministerio Público, en las calles Mina y Aldana.

Hacemos responsables a Mancera y a la policía del GDF por las violaciones a los derechos humanos de los compañeros panaderos, ecotécnicos, músicos, comunicadores libres, artesanos, arquitectos, diseñadores, estudiantes y educadores populares.

En esa comunidad viven niñas, niños, mujeres y hombres que construyen alternativas anticapitalistas con principios como la autogestión y el apoyo mutuo. Producen ecotecnias como ecobicis, hornos que utilizan madera de desperdicio, letrinas secas, azotea verde, cría de gallinas y conejos.

Apenas el día 6 estuvieron vendiendo roscas de reyes integrales que ellos preparan en su propio horno. Como parte de esa producción hacen pan y pizzas. Su proyecto se llama Pan Huautli.

En sus instalaciones tienen un estudio de grabación en el que se han producido varios discos de grupos como los Infinitos Macehuales. En otro momento hicieron transmisión de radio por internet, proyecto en este momento suspendido por fallas en el equipo técnico.

En las sedes de Xochicuautla y Lienzo Charro del Festival Mundial de Rebeldías y Resistencias contra el Capitalismo vendieron pan integral y llevaron alguna de las ecobicis que ellos diseñan y construyen. Con ellas hacen funcionar un equipo de audio, licuadora y otros aparatos eléctricos.

Han participado en las movilizaciones en solidaridad con los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa.

El edificio está en litigio legal porque un antiguo administrador, a la muerte del dueño, ha tratado de hacerse pasar como dueño, pero la comunidad de Chanti Ollin está en posesión del edificio y lo ha habitado al menos desde 12 años o más. Además han ido ganando los recursos legales interpuestos. Al parecer detrás del litigio hay una empresa inmobiliaria que pretende gentrificar el lugar, ubicado en una zona de alto costo de suelo y de altas rentas.

A los al menos 10 detenidos durante este desalojo los consideramos y reivindicamos como presos políticos. Su desalojo y detención forma parte de la política represiva del GDF- PRD y de la política contra los jóvenes, los estudiantes y la protesta social de Mancera.

¡Presos políticos libertad!

 

Página de Chanti Ollin en Facebook: https://www.facebook.com/mxchantiollin?fref=ts

Página de Pan Huautli: https://www.facebook.com/huautli.pan?fref=ts

Chanti Ollin Música: https://www.facebook.com/pages/Chanti-Ollin-M%C3%BAsica/166619106776521?fref=ts

 

10299951_562412130556442_638275872325143896_n

10858518_562448153886173_4251551367554362264_n

10891788_562448140552841_4482962325567069445_n

10896911_562448123886176_3607545663079039311_n

10659386_778352265555530_267373060300137850_n

Moisés Sánchez Cerezo: Vivo se lo llevaron, vivo lo queremos

10885493_892235740820716_1815432752397558636_n

Zapateando

Moisés Sánchez Cerezo es periodista y está desaparecido. Fue privado de la libertad por un comando armado que lo sacó violentamente de su domicilio en Medellín de Bravo, Veracruz, el estado mexicano más peligroso para la prensa de acuerdo con la organización no gubernamental internacional especializada en defensa de la libertad de expresión Artículo XIX. Con él, sus captores se llevaron su computadora, una cámara fotográfica y un teléfono celular.

Contrario a la declaración del gobernador priista del estado Javier Duarte negando que Moisés Sánchez es periodista, el comunicador hoy desaparecido es director y editor del periódico La Unión que se distribuye en Medellín de Bravo. En ese medio, el periodista, hoy reclamado por manifestaciones de la sociedad civil y por mensajes públicos de organizaciones de periodistas, informa de manera crítica sobre los problemas en ese municipio veracruzano.

Su hijo ha denunciado que el periodista había recibido amenazas del presidente municipal panista Omar Cruz Reyes, a quien ha denunciado periodísticamente por actos de corrupción.

De acuerdo con el conteo de incidentes violentos contra la prensa realizado por Artículo XIX, en Veracruz se han cometido 15 asesinatos de periodistas desde el año 2000 a la fecha (10 de esos homicidios han sido perpetrados durante la actual administración de Javier Darte), en ese lapso han desaparecido cinco comunicadores y, comenta esa organización, todos esos crímenes siguen impunes.[1] Un conteo nacional en 2012 incluye a 70 periodistas asesinados en México, probablemente el país más peligroso del mundo para la prensa.[2]

Entre los asesinatos de periodistas más recientes, los cuales han generado condenas a nivel nacional e internacional, están el de Gregorio Jiménez, primero desaparecido y finalmente hallado en una fosa junto con otros dos cadáveres en Las Choapas, en febrero de 2014.[3] Asimismo, en 2012 fue asesinada la corresponsal de Proceso Regina Martínez y el supuesto esclarecimiento de su muerte ha sido rechazado por el semanario, por el gremio periodístico y por la sociedad civil en el estado. Además fueron asesinados los fotorreporteros Guillermo Luna, Gabriel Huge y Esteban Rodríguez.

Esto ocurre en un contexto de acoso contra reporteras y reporteros, atentados contra medios de comunicación como El Buen Tono, y un clima de represión y acoso contra quienes se manifiestan por los diversos problemas en Veracruz, entre ellos la carencia de seguridad ciudadana y justicia.

Hoy se manifestaron personas de la sociedad civil en el Centro de Xalapa, como antes lo han hecho ante las agresiones a la prensa, especialmente por los casos de Regina Martínez y Gregorio Jiménez. En contraste, normalmente sus medios, con excepciones como Notiver, guardan silencio e incluso piden a los reporteros no asistir a manifestaciones. Sin embargo, tanto comunicadoras y comunicadores como otras personas solidarias se manifiestan por justicia: hoy exigen que presenten con vida a Moisés Sánchez Cerezo.

[1] http://www.articulo19.org/veracruz-la-entidad-mas-violenta-para-la-prensa/#sthash.7DqiJaYT.dpuf

[2] http://www.animalpolitico.com/2012/05/van-70-periodistas-asesinados-en-12-anos/

[3] http://www.animalpolitico.com/2014/02/15-periodistas-asesinados-en-veracruz-desde-2000-10-con-javier-duarte-interactivo/

Denuncia del CNI sobre hostigamiento y agresiones a camiones donde viajaban delegados indígenas hacia sus lugares de origen, tras finalizar los trabajos del Primer Festival Mundial de las Resistencias y las Rebeldías contra el Capitalismo

cni.gif

Hermanas y Hermanos del Congreso Nacional Indígena
Compañeros y Compañeras de la Sexta Nacional e Internacional

Queremos hacer de su conocimiento, que tras finalizar los trabajos del Primer Festival Mundial de las Resistencias y las Rebeldías contra el Capitalismo, en San Cristóbal de las Casas, Chiapas,  los delegados y delegadas iniciaron el camino de retorno hacia sus comunidades y lugares de origen. Desde Puebla y en el Distrito Federal los camiones del CNI fueron hostigados por policías de tránsito, policía federal e individuos vestidos de civil, aparentemente militares.

Posteriormente, aproximadamente a las 20:00 horas,  trescientos metros después de la caseta de Salamanca, Guanajuato, individuos desconocidos apedrearon el parabrisas del camión en el que viajaban los compañeros del CNI rumbo a Guadalajara. Hasta el momento no se reporta ningún compañero herido. En dicho camión viajaban los delegados y delegadas indígenas de los pueblos, comunidades y tribus de Azqueltán, Cherán, Ostula, Wirrárika, Yaqui, Guarijío, Tuxpan, Ayotitlán y Comachuén. Varios de ellos autoridades y gobernadores de sus Comunidades y Pueblos.

Esta cobarde agresión por parte del mal gobierno, nos muestra su miedo, de ellos a nosotros los de abajo y a la izquierda, que desde nuestras comunidades y pueblos, ciudades y países, confluimos en el Festival para juntarnos, escucharnos y compartir nuestras resistencias, rebeldías y nuestros dolores, con otros muchos que también resisten y se rebelan, para así multiplicar nuestras resistencias y rebeldías, y hacer más nuestro ese dolor de quienes nos faltan.

Hacemos un llamado a estar atentos ante próximas agresiones y esperar la llegada con bien de todos los delegados y delegadas del Festival a sus lugares de origen.

NUNCA MÁS UN MÉXICO SIN NOSOTROS

A 4 de enero de 2015

Congreso Nacional Indígena

Carta de Fernando Bárcenas a un año de su detención

1968-libertad-a-los-presos-politicospreview

http://www.abajolosmuros.org/index.php/noticias-anticarcelarias/350-carta-de-fernando-barcenas-a-un-ano-de-su-detencion

15 diciembre 2014

A los espíritus libres y rebeldes

A lxs oprimidxs y lxs marginadxs

Al pueblo en general

 

El día de hoy oficialmente he cumplido un año en reclusión; el día 10 de diciembre de 2014 fui sentenciado a 5 años y 9 meses de prisión, bajo las acusaciones de ataques a la paz pública y asociación delictuosa; estas acusaciones fueron argumentadas con nada más que simples suposiciones y sin pruebas reales que declaren mi culpabilidad. En cuanto al delito de asociación delictuosa, lo único que sostiene su acusación es la portación de objetos con leyendas de protesta y reivindicación anarquista, por lo cual es claro que se trata de una criminalización ideológica, tendiente a la difamación y el desprestigio de las ideas ácratas y libertarias.

Históricamente, todas las épocas ocultan una serie de ideas, pensamientos e información en general que no permite ser pensada por lxs individuos de dicha sociedad. Sin embargo siempre habemos personas e individuos que nos negamos a ser alineadxs, que no conformes con lo que es permitido hacer, ser y pensar, hemos decidido arriesgar nuestras vidas en la búsqueda de una auténtica libertad.

Y cuando nos hemos enfrentado a los malestares sociales, productos de la jerarquía, nos han llamado autores del desorden y nos han enviado a poblar los presidios.

Sin embargo en la cárcel no se termina la rebeldía, pues es en la prisión donde el rebelde se determina completamente y toda duda y contradicción que pudiera haber en sus pensamientos se disipa  termina por afianzarse y hacerse más fuerte ideológicamente. Al entrar a la prisión se termina un ciclo de lucha para dar comienzo a uno nuevo, pero esta vez más radical, contundente e integral.

 

¡Que caigan los muros y que la libertad continúe su inexorable curso, hasta que todos seamos libres!

Fernando Bárcenas

La hija de Cabañas pide asilo a Obama

LUCIO_CABAÑAS_1

**Micaela revela  a la periodista Laura Castellanos que la solicitud de asilo que se procesaba en 2011 se truncó por una amenaza de muerte previa

Laura Castellanos

Los ojos de Micaela Cabañas Ayala, la única descendiente de Lucio Cabañas Barrientos, el guerrillero más emblemático de los años 70 en México, se anegan de angustia al denunciar las amenazas de muerte que ha recibido desde la ejecución de su madre, Isabel Ayala, ocurrida el 3 de julio de 2011.

La charla se realiza en una cafetería del centro de Chilpancingo, a unos pasos del plantón de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) en exigencia por la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, la escuela de donde egresó su padre.

La maestra de educación artística de nivel secundaria recoge sus lágrimas en una servilleta. Hace 15 días recibió el último amago a través de un familiar.

“Que te van a cazar como perro”, le mandaron decir.

Con voz fracturada externa que busca apoyo legal de alguna organización de derechos humanos para reactivar su petición de asilo político al presidente Barack Obama, para así reunificarse con sus medios hermanos radicados en Estados Unidos.

“Que Obama nos dé la oportunidad de estar lejos de Guerrero, que nos dé la oportunidad de irnos de México, queremos caminar libres por la calle sin estar volteando para ver si alguien nos sigue, si alguien tiene un arma”, le pide.

“Somos buenas personas, vamos a trabajar, no vamos a dar problemas, lo único que queremos es seguir con nuestra vida”, le precisa la hija del maestro rural del que se conmemoraron 40 años de su abatimiento por parte del Ejército este 2 de diciembre de 2014.

La maestra considera que el caso de los 43 normalistas desaparecidos generó una movilización popular que visibiliza de nuevo la lucha de su padre: “No tiene nombre lo que le hicieron a esos muchachos, tal parece que fueran 43 Lucios Cabañas los que se llevaron”.

Agrega: “hace 40 años el gobierno acabó con la existencia de uno de los hombres más valiosos que ha tenido Guerrero y México, quizá pensaron que con eso se iban a acabar las revueltas y las luchas sociales, pero no contaron con que sólo era la punta de la lanza”.

Amenazada y silenciada

Micaela Cabañas revela en exclusiva a este diario que la solicitud de asilo de ella y otros 18 familiares que la Cámara de Diputados procesaba en septiembre de 2011, dos meses y medio después del asesinato de su madre, se truncó por una amenaza de muerte previa.

Narra que el 17 o 18 de septiembre de 2011, nueve meses antes de las elecciones presidenciales, ella y un compañero salieron del recinto legislativo con motivo de su proceso de refugio, y hombres bien vestidos los abordaron y los obligaron a subir a una camioneta negra.

“Calladita te ves más bonita”, la intimidaron, “estas elecciones las tiene que ganar el PRI, va a ganar Enrique Peña Nieto, sabemos dónde vive tu familia, aquí está la lista de tus familiares. ¿Cuántos millones de pesos quieres por quedarte callada, por no dar una entrevista más que le haga daño a las elecciones que se avecinan?”

La guerrerense dice que se negó a aceptar dinero y se vio obligada a regresar a su estado, a zanjar sus planes de exilio y a guardar silencio. Hasta ahora.

Tras esta entrevista  teme represalias. Advierte: “Por si algo me sucede a mí, a mi hijo, a toda mi familia, yo hago responsable al gobierno federal, en especial a Enrique Peña Nieto”.

Crecida en el  Campo Militar  Número  1

Micaela nació hace 40 años, dos meses antes de la caída de su padre en un enfrentamiento militar, tras el secuestro y rescate del entonces gobernador Rubén Figueroa, para exigir la liberación de guerrilleros en distintas cárceles del país.

Su madre tenía 15 años y debió bajar del campamento guerrillero de la sierra en el que estuvo para dar a luz en el Centro de Salud de Tixtla.

Dos años después de la matanza del 2 de octubre de 1968, Luis Echeverría asumió la Presidencia, y poco después vino el asesinato masivo del 10 de junio de 1971. En el país se vivían tiempos violentos. En este contexto surgieron  una veintena de guerrillas que eran perseguidas y aplastadas por el Estado.

El territorio más devastado fue en el que actuó su padre, al frente de una guerrilla integrada por campesinos de la sierra de la Costa Grande.

La niña cumplía dos meses cuando el cerco sobre Cabañas provocó que el Ejército detuviera a la madre de éste, Rafaela Barrientos, y a Isabel Ayala, con ella en los brazos.

A las tres las recluyeron en el Campo Militar Número 1, considerado  el centro clandestino de reclusión más grande del país en la época.

“Ahí empezó nuestro calvario”, recuerda.  “Mi mamá fue torturada,  violada, fue ultrajada”, detalla, “pero lo principal fue que me defendió, porque ella decía que me tomaban de un pie y me ponían la pistola en la cabeza y le decían: ‘La vamos a matar si no nos dice dónde está Lucio’”.

Las dos mujeres y la niña estuvieron recluidas durante un año y ocho meses.  “Yo aprendí a caminar ahí”, expresa.

Asegura que su madre también fue violada por Figueroa y quedó embarazada.

“Ese hijo de Rubén Figueroa posteriormente murió y lo sepultaron en el panteón municipal de Xaltianguis”, comenta sobre el producto que perdió su madre en un aborto espontáneo.

Su mamá también está enterrada en ese panteón, en el municipio de Acapulco.

La  ejecución de Isabel

Micaela Cabañas cuenta que el 3 de julio de 2011, Isabel Ayala, de 54 años, y su hermana Reyna Ayala, de 58,  iban a la iglesia de Xaltianguis cuando desde un carro en movimiento les dispararon a muerte.

Ni siquiera los asesinos le permitieron velarlas, dice. “Ese día me hablaron y me amenazaron de muerte a mí y a mi familia, nos dijeron que nos fuéramos, que nos iban a matar en ese momento”, rememora.

La maestra se explica el asesinato de su madre porque un año antes ella la convenció de que ambas crearan una organización con las madres, esposas e hijos de más de medio millar de personas víctimas de desaparición forzada en la década de los 70.

Tan sólo en Guerrero se habla de 500 a más de mil 500 casos de desaparición forzada.

Su madre era  testigo excepcional de esos hechos. “Ella hablaba de las personas que logró ver con vida en el Campo Militar Número 1”, explica. “Hablaba de la manera como a algunos los sacaban de ahí, les ponían una capucha negra y jamás los volvían a ver, ya fuera porque los desaparecieran o los mataran”, apunta.

Asegura que el propio gobernador Ángel Aguirre le dijo, sin embargo, que las ejecuciones de su madre y de su tía se debieron a nexos de su familia con el crimen organizado.

“Hubo una mujer a la que el gobernador Ángel Aguirre recibió y apoyó para que pusiera una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR) en contra mía, porque decía que yo era la jefa de la banda que estaba secuestrando y matando en el pueblo”, señala.

En respuesta, la maestra interpuso una denuncia por hechos en contra de quien resultara responsable de lo que le sucediera a ella o a su familia.

Concluye: “El gobierno mató a mi madre y a mi tía porque no quería ser descubierto en los delitos del pasado, porque sabe que ahora el pueblo tiene el poder en su mano, que ahora el pueblo ya no se deja, que se defiende solo”.

Estigma a cuestas

En múltiples ocasiones Micaela Cabañas ha ocultado su identidad.

“Tú no podías llamarte Cabañas o Barrientos, porque te matan o  desaparecen”, manifiesta.

“Mi único delito”, especifica, “fue haber sido hija de un grandísimo hombre, que era un luchador social, y de una grandísima mujer que lo único que hacía era trabajar para sus hijos”.

Desde hace tres años, a pesar de traer dos escoltas estatales, dice que vive temerosa, que no confía en la seguridad oficial.

“Tengo miedo de andar en la calle”, expresa, “tengo miedo de llevar a mi hijo al cine”.

Por razones de seguridad se le reubicó de su plaza docente en Xaltianguis  —en donde dejó su casa abandonada tras sufrir desplazamiento forzado porque ahí ejecutaron a su madre—  a oficinas administrativas urbanas de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Sin embargo, comenta que no recibió constancia por escrito de dicho movimiento, no se la quieren proporcionar y le dicen que debe regresar a ejercer a Xaltianguis o quedará desempleada.

No quiere hacerlo, aclara, porque en las amenazas de muerte le prohíben regresar a su pueblo.  “Estoy a punto de perder mi trabajo”, se lamenta alarmada.

Resurge  Lucio en Ayotzinapa

Micaela Cabañas camina de incógnito entre el plantón de CETEG. Nadie conoce a la maestra de cuerpo recio, pues su madre le prohibió cualquier tipo de militancia por la represión vivida.

Con amabilidad le pide a una maestra permiso para ser retratada al lado de una lona con las fotografías de los 43 estudiantes, y al hacerlo se presenta como la hija del líder guerrillero.

—¿Es una de sus hijas?  —la maestra le pregunta.

—Soy la única hija  —le aclara a la profesora y recibe un abrazo.

Micaela mira las fotos de los 43 normalistas desaparecidos. “Desde lo más hondo de mi corazón, yo   he pedido a Dios que estén vivos”, dice.

Observa que ahora, como en los años 70, hay una inconformidad creciente contra el gobierno. “Como hace 40 años la gente, los jóvenes despiertan y dicen: ‘Ya no queremos más políticos corruptos’”, opina.

Antes de retirarse reflexiona sobre la conmemoración de la muerte de su padre.

“Lucio Cabañas vive en todas las conciencias y en todos los corazones,  principalmente en el mío y en el de mi hijo”, finaliza, mientras uno de los escoltas ronda por el lugar.