El México realmente existente

Hotel Abismo

El México realmente existente

Javier Hernández Alpízar

En este momento hay dos defensores de derechos humanos desaparecidos en Chiapas, integrantes del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas.

En Xalapa, Ver., con el logo de la Segob estatal, filtran “fichas” de mujeres con fotos tomadas de sus redes digitales, acusándolas de los “graves delitos” de ser feministas y convocar a marchas.

En el Salto, Jalisco, una organización defensora del medio ambiente, Salto de Vida, fue agredida: quemaron un vehículo que usa para trabajar y ahora temen por su seguridad.

Hay paramilitares atacando a comunidades autónomas en Chiapas, sicarios del narco agrediendo al CIPOG EZ y ahí, en Guerrero, niños de entre 6 y 11 años tienen que tomar las armas para defenderse del crimen organizado.

Apenas acabamos de ver cómo la policía de la CD MX encapsuló a un mercadita feminista en Bellas Artes y luego un grupo de choque armado con palos las atacó y lesionó, ante la pasividad cómplice de la policía.

En Tulum, no hace mucho que una mujer policía asesinó a una migrante hondureña durante un operativo policiaco,

Todas las mañanas nos mienten diciendo que en México no hay represión, y que el Estado ya no viola derechos humanos.

El gobierno federal acusa a las organizaciones de derechos humanos como Artículo 19, Cemda, Indignación, de “recibir dinero del extranjero para atacarlo”. Asimismo criminaliza y difama a medios de comunicación como Animal Político. A las feministas, las acusa de importar conceptos, como Díaz Ordaz acusaba a los estudiantes de traer ideologías “exóticas”,

Esto, bajo un régimen que criminaliza y persigue a las mujeres, especialmente si son feministas y peor si son autogestivas. Laura Castellanos ha analizado en el Washington Post que el Estado mexicano usa tácticas contrainsurgentes contra las feministas.

A las niñas, niños y adolescentes, el Estado los ha vuelto invisibles y los ha abandonado, recortando todos los presupuestos de programas destinados a ellos y no incluyéndolos como sujetos en ninguno de sus planes y proyectos de gobierno. Lo ha señalado en sus informes la Red por los Derechos de la Infancia en México.

A los migrantes, los reciben con las fuerzas armadas: Guardia Nacional y Ejército, haciendo el vergonzoso papel de muro militar de la política de Trump, aun después de que Trump ya se fue.

A los pobres, los usan de bandera, pero los depósitos de dádivas, que existen sexenio tras sexenio en México desde el salinismo (Solidaridad, Progresa, Oportunidades, Bienestar) nunca han sacado a nadie de pobre, pero sí han hecho muchas clientelas electorales para el PRI o para Morena o cualquier partido.

Del Covid, ya mejor ni hablamos, más de 200 mil muertos les parecen pocos y predican que todo va muy bien, en el mundo de ficción que nos quieren vender por “verdad” o pos… verdad.

Y de los militares, ya ni hablar: les escrituran los megaproyectos del sureste mexicano. Con todos los beneficios económicos sin pasar por Hacienda. Son la única autonomía permitida hoy.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s