La pandemia, las muertes y la propaganda

Hotel Abismo

La pandemia, las muertes y la propaganda

Javier Hernández Alpízar

México es el tercer país con más muertes por Covid 19 en el planeta, apenas detrás de los Estados Unidos (donde Donald Trump, con su negacionismo y anticientificismo, ocasionó un desastre) y Brasil (gobernado por el negacionista Jair Bolsonaro). Esta posición es por muertes en números absolutos.

Si se toma en cuenta la tasa de muertes por cada millón de habitantes, México está en el lugar 19, apenas por encima de Francia, y debajo de 18 países, entre ellos: Estados Unidos (lugar 10), España (15), Perú (16), Panamá (17).

El gobierno federal y sus apologetas han sembrado la idea de que el manejo de la pandemia por el régimen obradorista es correcto y que las cifras lo reflejan. Un artículo en TeleSur califica de “derecha” y de “conservadores” a quienes destacan que México es el tercer lugar en muertes por Covid en números absolutos. Alegan que esa es una imagen incorrecta y que es más justa la que lo pone en el lugar 19 en la tasa por cada millón de habitantes.

¿Es un orgullo que México esté entre los primeros 20 países más afectados por la pandemia?

El argumento ideológico de los defensores del obradorismo supone que México tiene más muertes que otros países porque tiene una población mayor. Pero La india está por debajo de México en número de muertes y la población de ese país es diez veces mayor que la mexicana: México tiene 126 millones 14 mil 24 personas en 2020, según INEGI. La india tiene 1 mil 366 millones 417,754 personas y es el segundo lugar más poblado del mundo con 416 habitantes por kilómetro cuadrado. La india tiene más de 10 veces la población de México y no tiene más muertes, tiene menos. La India no figura entre los 20 países más afectados por el Covid.

El país más poblado del mundo es China con 1.44 millones de personas. Y China no tiene más muertes que México. Tampoco los tienen otros países más poblados que México como Indonesia, Pakistán, Nigeria y Bangladesh. Ninguno de ellos tiene más muertos que México (según las cifras oficiales de cada país). Tienen más población que México y desastres con la pandemia: Estados Unidos y Brasil. La diferencia entre ellos, más que la cantidad de población, es el buen o mal manejo de la pandemia.

Además, entre los 20 países más afectados por contagios y muertes en la pandemia, México es el que tiene la tasa más alta de letalidad, es decir, de los contagiados, es el que mayor número de muertes tiene.[1]

De acuerdo con la Universidad Johns Hopkins, la tasa de letalidad en México es de 8.7 muertes por cada 100 pacientes contagiados de covid-19. Esta tasa es más del doble respecto al segundo país con letalidad más alta: Perú con 3.6 muertes por cada 100 contagios. Les siguen por su alta tasa de letalidad, Italia con 3.5, Sudáfrica con 3.2, y el Reino Unido con 2.9 muertes cada 100 casos. Alemania e Indonesia con 2.7 muertes, y Colombia con 2.6.

La estrategia ideológica obradorista consiste en hacer creer que era inevitable un alto número de contagios y de muertes y que las medidas tomadas han sido suficientes para evitar que hubiera muchas más. Cuando lo que muestran las cifras: tercer país con más muertes en números absolutos, lugar 19 entre los 20 más afectados y la tasa de letalidad más alta entre los 20 más afectados muestran, en conjunto, que es uno de los países con peores resultados en sus estrategias frente a la pandemia.

El gobierno federal no ha logrado controlar la pandemia, no ha logrado contenerla, lo único que ha logrado es instalar en la mente de muchos mexicanos que esta desgracia era inevitable y que se debe siempre a la culpa de otros: los gobiernos pasados, lo gobiernos extranjeros, o peor aún, a las víctimas, “por no cuidarse”.

La elevada cantidad de contagios y de muertes es un agravio muy fuerte contra el pueblo de México. Los contagios y muertes podrían haber sido muchos menos, con una estrategia que se preocupara más por la salud y la vida de los mexicanos que por la imagen del gobierno, su popularidad y sus proyectos prioritarios: los ecocidas y genocidas proyectos coloniales como el tren maya, el corredor interoceánico y el integral Morelos.

El gobierno puso la estrategia contra la pandemia por debajo de otras prioridades y no tomó medidas como una comunicación clara, contundente, sin equívocos, para recomendar el distanciamiento social (Obrador recomendando ir a restoranes y salir a “recuperar nuestra libertad”), uso masivo y correcto del cubrebocas, no enfatizado con el pretexto de no ser “autoritarios”, dicho por el gobierno más militarista de las décadas recientes, que impone megaproyectos manipulando consultas e información y despreciando a las oposiciones calificando sus manifestaciones como “gritos y sombrerazos”, además de calumniarlas como si fueran mercenarias al servicio de intereses oscuros, cuando lo que está al servicio de los intereses geoestratégicos de Washington son los megaproyectos y la militarización.

Es una estrategia de propaganda el minimizar los daños de la pandemia en México, no sólo las muertes, sino el duelo de quienes perdieron seres queridos y las secuelas en la salud de quienes han sobrevivido, pero quedaron afectados. Es el equivalente al: “daños colaterales” que usaba Calderón para las víctimas de la fallida estrategia militar en la farsa de guerra al crimen. Y por cierto, la pandemia de muertes violentas, homicidios y feminicidios continúa, aunque ahora no se visibilicen las cifras. Fernando Escalante Gonzalbo escribió: “En abril de 2014 la Secretaría de la Defensa dejó de informar sobre el número de mexicanos muertos por miembros del Ejército en operaciones contra el crimen organizado: hasta entonces, desde 2006, se contaban 3 mil 907 víctimas. Se puede usar la fecha para indicar el momento en que cambió definitivamente el equilibrio de fuerzas entre civiles y militares.”[2]

Tal vez una manera de poner en nuestras mentes la dimensión de la tragedia de las muertes por Covid es reconocer que la cifra de muertes ya supera al total de población de algunas poblaciones mexicanas. Es como si hubiera muerto la población de una ciudad entera.

175 mil 986 muertes reconocidas por la Secretaría de Salud supera a la población de ciudades y poblados como: Chalco, Estado de México (174 704); Jiutepec, Morelos (174 629); Piedras Negras, Coahuila (173 959); Guadalupe, Zacatecas (170 029); Chetumal, Quintana Roo (169 028).

Además hay un subregistro, debido sobre todo a la escasa cantidad de pruebas para detectar el Covid y a un retraso de semanas en el reporte de casos positivos. Para acercar cifras a la realidad, hay que multiplicar las muertes que reporta la Secretaría de Salud del gobierno federal por el factor de corrección 2.45, dijo la consultora economista y analista de datos  Laurianne Despeghel, en Aristegui Noticias, con base en los análisis de datos de exceso de mortalidad del INEGI.

175 986 muertes en las cifras oficiales, multiplicadas por el factor de corrección 2.45, equivalen a 431 mil 165 muertes por Covid 19.

Esa cifra supera la población de ciudades como Nuevo Laredo, Tamaulipas (416 055); San Nicolás de los Garza, Nuevo León (412 199); Veracruz, Veracruz (412 199); Ojo de Agua, Estado de México (386 290); Xico, Estado de México (384 327); Celaya, Guanajuato (378 143); Tepic, Nayarit (371 387).

No solamente se trata de hechos graves: la muerte de tantas personas como la población de ciudades enteras, el contagio masivo y las graves secuelas a la salud. Se han contado hasta uno 55 tipos de secuelas.[3] La pobreza crece: Hay 51.9 millones de personas en pobreza laboral[4] y más de 50 millones de mexicanos a quienes no alcanzan sus ingresos para comprar la canasta básica, formada por alimentos crudos, sin tomar en cuenta ni el gas para cocinarlos.[5] Los datos son oficiales, de INEGI y Coneval.[6]

Además de hechos graves, estos estragos son resultado de las políticas del gobierno federal mexicano y de la torpe actuación de los gobiernos en sus diferentes niveles. Es responsabilidad tanto de los gobiernos anteriores, que desmantelaron el sistema de salud, como del gobierno actual, que ha empobrecido más el sistema de salud al negarse a destinar más dinero a su presupuesto, aunque tuviera que tomarlo de las cosas que sí le importan y a las únicas a la que no ha quitado presupuesto: los megaproyectos, impuestos con toda la fuerza del Estado, y las fuerzas armadas, hoy con más presupuesto, funciones, poder y elementos activos que nunca.

Justamente el presupuesto es un buen indicador de las prioridades de un gobierno. Las de este gobierno son la recolonización extractivista del sureste y la militarización del país. Para enfrentar la pandemia, ha producido más propaganda y control de daños que medidas eficaces.


[1] En Milenio, https://www.milenio.com/politica/mexico-ocupa-el-primer-lugar-en-letalidad-por-coronavirus-en-el-mundo

[2] En Nexos, https://www.nexos.com.mx/?p=52081

[3] En Forbes México, https://www.forbes.com.mx/noticias-existen-55-secuelas-post-covid-19-registradas-estudio/

[4] El Universal, https://www.eluniversal.com.mx/cartera/se-estiman-519-millones-de-mexicanos-en-pobreza-laboral?fbclid=IwAR0eQ37apcO7R-UHXdb4_EafrpEJnlwL_JcICtfLXlMyMlZI0flxyUPy5wk

[5] En Animal Político, https://www.animalpolitico.com/2018/02/millones-mexicanos-sin-acceso-canasta-alimentaria/?fbclid=IwAR0GPx_YhkYJ6edtObW9rqTSNCl4olQQ4mh46IYkMMkzKm8-xCCRZ9ThU70

Esta entrada fue publicada en Hotel Abismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s