Urgente solidaridad con comunidad otomí de damnificados desalojados violentamente en Roma 18

Urgente solidaridad con comunidad otomí de damnificados desalojados violentamente en Roma 18

Compañeros otomíes damnificados, y desalojados violentamente de Roma 18 hoy por la mañana, se quedarán en campamento junto al, predio del cual pretenden despojarlos. Son aproximadamente 70 familias, niños y niñas incluidos. Además hay compas solidarios de la Coordinación Metropolitana Anticapitalista y Antipatriarcal con el CIG.

No solamente los desalojaron del predio, demolieron cuartos, destruyeron y quemaron pertenencias, golpearon y dejaron heridos a más de 15.

Además de atención médica solidaria necesitan todo: Lonas, carpas, comida (hace rato iban a repartir algunas pizzas, pero no alcanzaban ni siquiera solo para los niños), necesitan utensilios, tambos o garrafones para agua, agua, trastes, pañales, ropa en buen estado y abrigadora.

No tienen dónde pasar al baño. El gobierno les mandó una pipa de agua, casi como una burla porque no tienen dónde almacenarla para hacer uso de ella.

Sobre todo necesitan solidaridad política: demanda de justicia y de castigo a los autores materiales e intelectuales, a los responsables políticos, de un operativo con más de doscientos granaderos, más de cien golpeadores de civil que confesaron que fueron pagados para ir a golpear, y unos 20 policías de la Interbancaria e Industrial con armas de alto poder que están dentro del predio.

El desalojo fue una colusión entre algún particular con mucho dinero e interesado en apropiarse ilegalmente de un terreno en excelente ubicación urbana y el gobierno que facilitó los policías y los envió para golpear y herir junto con los golpeadores.

Los compañeros otomíes son integrantes del CNI, del CIG y estuvieron activos en mesas de firmas pada Marichuy. Hoy mandaron una pequeña delegación a la marcha de los damnificados y han estado en todas las marchas de apoyo a Ayotzinapa así como en actividades en apoyo al CIG, el CNI y el EZLN. Con su escuelita, comienzan a construir autonomía, sin dejar de luchar por su derecho a la vivienda, a la educación, a un empleo digno y su derecho a la ciudad.

Hoy requieren del apoyo y la solidaridad de todos aquellos que estén contra el despojo, la represión, la explotación y contra el desprecio racista.

Esta entrada fue publicada en Denuncia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s