Posicionamiento leído por los organizadores del Encuentro del #CIG y su Vocera #Marichuy con Redes, Adherentes a la Sexta y Organizaciones Sociales, en el Hemiciclo a Juárez el 24 de enero

 

POSICIONAMIENTO

Al Concejo Indígena de Gobierno

A los compañeros de redes, adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y Organizaciones Sociales de la CDMX.

A los integrantes de la Asociación Civil “Llego la hora del florecimiento de los pueblos”

Al EZLN y todos los pueblos zapatistas

A todos los habitantes de la ciudad de México

 

“Estos corazones que nos escucharon son de hombres,

 mujeres, niños y ancianos que quieren

 un país democrático, libre y justo.”

Comandanta Ramona. 1996

María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy, con enorme gusto  la Ciudad de México te recibe, muchas gracias, gracias por esta convocatoria. Hoy es un día histórico en que se mezclan emociones; tú presencia y la del Concejo Indígena de Gobierno irradia alegría; desborda un espíritu movilizador de conciencias para el mejoramiento de nuestro país y nuestra ciudad; también, es un momento, de una profunda indignación por la crisis económica, política, cultural, ética y humanitaria a la que nos ha conducido históricamente la jauría política, la casta depredadora que nos ha gobernado.

Por ello es necesario sentir el llamado del Congreso Nacional Indígena de Marzo del año pasado, dirigido a:  “los pueblos originarios, los colectivos de la Sexta, los trabajadores y trabajadoras, frentes y comités en lucha del campo y las ciudades, la comunidad estudiantil, intelectual, artística y científica, a la sociedad civil no organizada y todas las personas de buen corazón, Así, en unidad, acudir a cerrar filas y pasar a la ofensiva, a desmontar el poder de arriba y reconstituirnos ya nos sólo como pueblos, sino como país, desde abajo  y a la izquierda, a sumarnos en una sola organización en la que la dignidad sea nuestra palabra última y nuestra acción primera.”[1]

La Ciudad de México, desde los movimientos sociales del siglo XX, particularmente el estudiantil de 1968, se ha convertido en el escenario de múltiples formas de lucha; en una continua resistencia ética frente a la barbarie de una clase política autista; que no mira, ni escucha. Aquí -como en todo el país- los principales  problemas sociales y económicos son los resultados de la fascinación hacia el modelo capitalista; la corrupción inmobiliaria, el desastre ecológico, la imposición de un modelo de vida que condena a una minoría a gozar de la riqueza del trabajo colectivo de los capitalinos.

La mayoría de los gobiernos de esta ciudad han mostrado impunidad y autoritarismo en el ejercicio del Poder público; represión contra la legítima protesta y, sobre todo, un marcado olvido y desdén hacía los pobres y pueblos originarios, En consecuencia se condena a los habitantes de esta ciudad a vivir en alarmantes condiciones de desigualdad, precariedad y deficiencias en los servicios públicos.

El  desorden urbano es alarmante; va desde el despojo de territorios hasta la imposición de una enorme mancha urbana con los riesgos que esto lleva como se visibilizó el pasado 19 de septiembre del 2017. Aquí, vivimos el despojo de recursos naturales a los pueblos originarios que siguen luchando para evitar desaparecer ante  la imposición de mega proyectos que solo benefician a las mafias políticas, a la delincuencia organizada incrustada en la altas esferas del poder político. Lo anterior, produce un desabasto de una fuente primordial de vida como el agua. La lucha contra la mafia inmobiliaria es una lucha por la vida y el buen vivir.

También, la inseguridad se incrementa diario y nos  roba la tranquilidad de caminar en las calles, de viajar en trasportes públicos,  y de convivir en los espacios abiertos. La corrupción y la impunidad son el cáncer de nuestra sociedad que obstruyen el camino hacia la verdad y la justicia.  Aquí, la violencia hacia la mujer se incrementa diariamente como en los casos de violaciones; feminicidios y transcidios; los cuerpos expuestos de las víctimas reflejan un deterioro del tejido social producto de una sociedad machista

En esta ciudad aquellos que no nacemos rodeados de privilegios, carecemos de oportunidades para el  acceso a la educación; al empleo digno y bien remunerado, al sistema de salud de calidad, dado que los recursos públicos son desviados en beneficio de la clase gobernante.  Por ello  debemos promover el bienestar social y respeto auténtico a los derechos humanos.

En años recientes la Ciudad de México ha sufrido la política de un gobierno represor plegado y subordinado, de manera inmoral y vil, al  gobierno federal. El alto índice de violencia e inseguridad, ha propiciado la protesta social y, por ello,  un elevado número de detenciones arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales y la represión jurídica por consigna oficial; todo ello, lamentablemente, va quedando en la impunidad por la dilación, la negligencia, el soslayo de los órganos de procuración de justicia, como la Comisión de Derechos Humanos del DF. En ese escenario de autoritarismo es preocupante ver en nuestras calles, barrios y colonias; patrullas del ejército e incursiones del mismo, so pretexto “operativos” en contra del crimen organizado. Ello nos preocupa y alerta; con la llamada Ley de Seguridad Interior, que vulnera gravemente nuestros derechos humanos.

Es importante subrayar la galopante corrupción y colusión con autoridades con inmobiliarias privadas; la que a su vez genera otros problemas como la precariedad y disminución de los servicios públicos; el encarecimiento de contribuciones y, lo más preocupante, riesgos y desgracias como quedo evidenciado en los sismos de septiembre de 2017. Una vez más el eje movilizador ciudadano evidencio la debilidad y desorganización del gobierno capitalino; vimos edificios colapsados, debido –en gran medida- a que no fueron construidos con los materiales adecuados; en lugares de riesgo o que simplemente desde su proyecto constructivo no cumplían con las normas mínimas de seguridad.

Nuestra ciudad hoy se enfrenta a una clase política que  ha generado  desde la Asamblea Legislativa leyes que van en contra de la naturaleza, de la sociedad y del espíritu del derecho humano a la vivienda como la Ley Hídrica. Leyes privatizadoras, contra el sentido común y el buen vivir, o leyes que protegen más el modelo neoliberal que al ciudadano víctima en los pasados sismos como es el caso de la Ley de Reconstrucción que obliga a damnificados a asumir a su cuenta y riesgo, mediante adquisición de créditos, la adquisición de una nueva vivienda.

Ante la problemática presente, los políticos tradicionales y los programas de gobierno, no han cumplido con la responsabilidad que tienen, de brindarnos un marco de seguridad a nuestras vidas, de establecer una política social a favor de las mayorías. Por ello como colectivo, hemos decidido acompañar al Consejo Indígena de Gobierno y a su vocera María de Jesús Patricio Martínez, creemos en luchar, no por el poder de una minoría, sino por el poder al mandato de una mayoría y del buen vivir.

Creemos en una voz que incluya a todas las voces; en un mundo donde quepan muchos mundos; los políticos actuales “le han robado  a muchos mexicanos la capacidad de indignación”  pero a nosotros nos queda la rabia, la rebeldía, la alegría para enfrentar juntos a este sistema injusto y depredador.

Viva Marichuy y el Consejo indígena de gobierno,

Por una patria libre

Los hombres y mujeres dignos de esta ciudad de México que constituimos sus redes de apoyo.

[1]Declaración del V Congreso Nacional Indígena Desde Oventik, Territorio Zapatista, Chiapas, México. Ejército Zapatista de Liberación Nacional.Desde Oventik, Territorio Zapatista, Chiapas, México 2016

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s