La política racista y colonialista que amenaza con desplazamiento forzado a los ñañus en la Cd Mx

Babel

La política racista y colonialista que amenaza con desplazamiento forzado a los ñañus en la Cd Mx

Javier Hernández Alpízar

Con fecha del 10 de octubre, apenas dos días antes del que las mentes colonizadas conmemoran como “Encuentro de dos mundos”, Ricardo Monreal Ávila, político de Morena, delegado en la Cuauhtémoc (homenaje a los indígenas que las mentes colonizadas prefieren, muertos y prehispánicos), firmó una carta dirigida a Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno perredista en la Ciudad de México, para solicitarle que desplace a los indígenas ñañus (otomíes) damnificados por el sismo del 19 de septiembre, quienes viven en un campamento afuera de sus viviendas en la Calle Roma 18, colonia Juárez (homenaje a un indígena zapoteco que se aculturó y se volvió un liberal progresista occidental).

Ricardo Monreal, ex priista, ex perredista, ex candidato de PT y de Convergencia, ex asesor de campaña de AMLO y actual militante de Morena, pretende conmemorar el 12 de octubre a su manera: despojando a los ñañus de su vivienda, sometiéndolos a desplazamiento forzado, dando gusto a los vecinos que llevaban semanas con una campaña de desprecio racista contra los ñañus de esa comunidad y de otras cercanas en las colonias Juárez y Roma. (Mañana el suplemento Ojarasca publicará una documentación de esa campaña racista.)

Después de que los vecinos racistas han gritado insultos por las madrugadas contra los ñañus, de que han rodeado su campamento con veneno para cucarachas, han posteado en las redes comentarios racistas y han llamado a la policía para que se los lleve, ahora Monreal se convierte en el brazo político de ese racismo para pretender desplazar a las familias y comunidades otomíes.

Con ello da el botón de muestra de que los políticos no se distinguen, más allá de las siglas por las que transitan de elección en elección, sino que tienen un fin común: servir a los capitales que exigen el regreso a la normalidad, la circulación de las mercancías: el argumento de Monreal es reabrir la circulación en la calle.

Esta política violatoria de los derechos humanos de los ñañus es muy congruente con la ola de comentarios racistas en redes sociales contra la vocera del Consejo Indígena de Gobierno María de Jesús Patricio. Muchos de esos comentarios racistas vienen del voto duro de Morena.

Por su parte, los ñañus que enfrentan la amenaza de desalojo por la fuerza son parte del Congreso Nacional Indígena, tienen al menos una concejala en el CIG y algunos delegados suyos están en Chiapas, asistiendo a una asamblea del CIG, uno de cuyos ejes de lucha es la defensa del territorio contra megaproyectos antiecológicos como el Aeropuerto en Texcoco.

La política represiva de Monreal no es nueva, también en defensa de los intereses de la especulación inmobiliaria antes desalojó violentamente a la comunidad Chanti Ollin de una casa okupa destinada a la actividad cultural y solidaria.

Más allá de las retóricas de campaña, el rostro represivo de Monreal y de Mancera representan el verdadero modo de hacer política de partidos como el PRD y Morena: sus militantes y ex militantes han gobernado la ciudad hace unos treinta años: Cuauhtémoc Cárdenas, Rosario Robles, Andrés Manuel López Obrador, Alejandro Encinas, Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera; cuyos gobiernos han coincidido en un proyecto de Ciudad Mercancía, al servicio de Slim y otros empresarios salinistas, del cártel inmobiliario, la urbanización salvaje, la gentrificación y otras políticas violatorias de los derechos humanos que han sido desnudadas por el sismo del 19 de septiembre: una ciudad precaria e insegura para los ciudadanos, pero una magnífica oportunidad de negocios para los señores del dinero. Exactamente lo opuesto al derecho a la ciudad y a la participación, que eran banderas propagandísticas de Mancera. La secretaria de gobierno de la CD MX, Patricia Mercado, ha dicho a ONG hábitat que defienden el derecho a la ciudad que no habrá participación en la reconstrucción post sismo: lo harán con el cártel inmobiliario. Bien aceitadas las cuatro ruedas del capitalismo: desprecio, represión, despojo y explotación.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en babel, Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s