No Mao, sino Marx, Groucho…

Babel

No Mao, sino Marx, Groucho…

Javier Hernández Alpízar

Cuando elijes el consejero, elijes el consejo, decía Sartre. Si elijes como consejero a un sacerdote católico o por el contrario a un filósofo marxista, sabes el tipo de consejo que te dará.

Cuando AMLO eligió como consejero a Esteban Moctezuma Barragán, secretario de Gobernación de la política contrainsurgente antizapatista de Zedillo, política que tuvo entre sus momentos pico la masacre de Acteal y la traición de febrero, el intento de capturar o asesinar a la dirigencia del EZLN, y posteriormente titular de la política de Desarrollo Social del zedillismo, una política neoliberal (para después hacerse cargo de Fundación Azteca, de la TV Azteca de Ricardo Salinas Pliego), el candidato de Morena eligió los consejos: neoliberales, contrainsurgentes.

Cuando AMLO eligió como consejero a Alfonso Romo, cercano al salinista Pedro Aspe (alguna vez consejero del gobierno del ex salinista Ebrard), cercano al Opus Dei y los Legionarios de Cristo, integrante de la oligarquía y uno de los artífices de Vicente Fox, además: tan desprestigiado, Romo, entre los empresarios que un articulista lo llamó “el Bejarano de los empresarios”, AMLO eligió consejos de derecha, reaccionarios.

Cuando AMLO eligió (junto con Carlos Slim y Ebrard) como consejero y asesor de seguridad a Rudolph Giulianni, ex alcalde de Nueva York, preconizador de la política represiva de Cero Tolerancia, diseñador de la política de seguridad del GDF de AMLO, Ebrard y heredada a Mancera (y actual asesor de Trump en seguridad cibernética), en ese tiempo eligió también AMLO los consejos: Cero Tolerancia.

AMLO podría tener asesores como Enrique Dussell, Guillermo Almeyra o Héctor Díaz- Polanco, pero no ha elegido esos consejos: ha elegido consejos de Cero Tolerancia, de neoliberalismo, contrainsurgencia y derecha reaccionaria.

En esas decisiones las bases de Morena están ausentes: tienen que cargar la vergüenza y la ignominia de que algunos sean activistas anti mineras y AMLO piense en apoyar las mineras canadienses y la incongruencia de  que sus bases no deseen el neoliberalismo sino una política neokeynesiana, nostálgica del estado de bienestar, pero él se allegue consejeros neoliberales.

Tales son los consejeros y consejos que ha elegido AMLO. Eso no se explica con Mao Tse-tung, sino con Groucho Marx: “esos son mis principios y si no les gustan… tengo otros”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s