El estado y sus recursos para una guerra no tan silenciosa

https://i2.wp.com/zapateando.nixtla.com/Sol.jpg

Zapateando.- Nos están matando, secuestrando, golpeando, desapareciendo, amenazando y más. El ataque es hacia toda persona o grupo que se organice de alguna manera para tratar de frenar este camino hacia la esclavitud y el desastre ambiental que desea la élite gobernante.

No importa si defiendes el ambiente o rechazas la penalización del aborto. No importa si juntas firmas o si rompes cristales de edificios públicos, es indiferente si le regalas flores o les avientas piedras a la policía. Si el estado cree que lo pones en peligro va contra ti, de cualquier modo.

A pesar de la quiebra del estado en muchos aspectos, sin importar que va adelgazándose para dejar su lugar a narcotraficantes o transnacionales más legales, sigue inyectando cada vez más recursos hacia el espionaje, la represión y las muertes.

Los estudiantes, un sector que se ha levantado en diversas ocasiones y al que el estado le teme mucho, han sido de los más golpeados estos últimos años. La desaparición de los 43 en Ayotzinapa sólo es una parte si se junta todo lo que ha sucedido tan sólo desde mediados del 2014. El intento de levantón de Sandino Bucio y el encarcelamiento con cargos notablemente falsos de Bryan reyes y Jaqueline Santana han sido otros casos de los más sonados, aunque en esas fechas (finales del 2014 y principios del 2015) hubo estudiantes golpeados en puebla, del Colectivo Universitario por una Educación Popular (CUEP) y varios levantones como el que le hicieron a Sandino, como por ejemplo Manuel Esquer de la UAM y Julio Reynoso Bustamante del IEMS.

En Xalapa igualmente levantaron y golpearon para luego dejar ir a un estudiante de Historia, cerca de la Unidad de Humanidades de la UV (¿Y qué creen que hizo rectoría? Estudiantes levantados y golpeados no importan tanto como el presupuesto universitario). Igualmente en esas fechas apresaron a Luis Fernando Sotelo, joven que sigue tras las rejas. No hay que olvidar el ataque con armas de fuego que sufrieron en el “che” de la UNAM, con heridos de bala.

Y no terminó en esas fechas, los ataques contra estudiantes han seguido sin escatimar recursos. El espionaje, seguimiento y hostigamiento cuesta, pero al estado no le importa, aunque se la pasen diciendo que les faltan recursos y hagan reformas al respecto siguen invirtiendo en el control social (de maneras realmente violentas) una suma nada pequeña. Hay que tener presente esto y cuidarnos mucho, entender lo que dicen tantas organizaciones sociales (que han sido golpeadas hasta el cansancio) cuando hablan de no votar, no negociar con el estado, no seguir siendo parte de este sistema que no permite sino que se mantiene gracias a esta masacre.

Expondremos la estrategia de infiltración y sembrar terror en un caso. ¿Recuerdan lxs estudiantes golpeadxs el 5 de junio en Xalapa? 8 jóvenes que estaban en un pequeño festejo fueron brutalmente agredidxs por hombres de porte militar vestidos de civil y armados. Rubén Espinoza fue uno de lxs que cubrió el evento y por ello tuvo que irse de Veracruz aunque de poco le sirvió pues fue asesinado después por el estado junto a Nadia Vera, gran amiga y compañera de algunxs de lxs jóvenes golpeadxs. Hubo un comunicado del gobierno poco después del asesinato de Rubén donde le echaba la culpa de la salida de Rubén del estado a “encapuchados que le agredieron” durante una marcha que se hizo por la golpiza hacia lxs estudiantes de la UV. Pues resulta que esa agresión en realidad es existente.

La persona que agredió el día 8 de junio en la marcha a Rubén Espinoza resulta ser una de las jóvenes golpeadas el lamentable 5 de Junio a quien se considera infiltrada de la policía federal en el movimiento social, decía llamarse Soledad Santiago. La misma que, después de llevarse a cabo una extensa recapitulación por parte de los implicados el día de la golpiza, resultó haber sido quien invitase a varias de las personas a la celebración del cumpleaños de ese trágico día, a pesar de que no había sido requerida a la reunión pero que sin embargo llegó al lugar sin que hasta la fecha se sepa cómo fue que se enteró del evento. De hecho, durante la golpiza ella logro “escapar” sin que lxs demás supieran cómo le hizo dado el operativo que hubo, incluso un señor que pasaba por enfrente del cuarto fue golpeado pero ella logro “escapar”. Recientemente se le vio en un concierto, en otra ciudad, con otros policías y uniformada.

La infiltración no sólo tenía como objetivo recabar información sino poder llevar a cabo golpizas contra estudiantes organizadxs. ¿Habrá servido la información que recaudó también para el asesinato de Nadia y Ruben? Hoy el estado se compone de criminales y asesinos, en estos momentos no es posible crear o mejorar el gobierno existente ¡Que se vayan todos! Ellxs no pararán hasta lograr exterminar o neutralizar toda la resistencia que exista. Sólo organizándonos entre nosotrxs, desde abajo, se podrá resistir y/o combatirles.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s