Y MIENTRAS TANTO EN… las comunidades partidistas

ezln-festejo-oventic-chiapas-3

Y MIENTRAS TANTO EN… las comunidades partidistas.

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.

México.

Febrero del 2016.

A l@s compañer@s de la Sexta:

A quien corresponda:

Compas y no compas:

Esto que les contamos viene de la propia voz de indígenas partidistas que viven en las distintas zonas del suroriental estado mexicano de Chiapas. Aunque militan, simpatizan o colaboran en los distintos partidos políticos institucionales (PRI, PAN, PRD, PVEM, PMRN, PANAL, PT, PES, PFH,… más los que se sumen de aquí al 2018), tienen en común el haber recibido los programas de asistencia del mal gobierno y ser material humano para votos y acarreos terrenales y celestiales, además, claro, de ser indígenas y mexican@s.

Lo que ahora leerán ustedes no sólo no ha aparecido, ni aparece, ni aparecerá en la prensa de paga local, nacional e internacional; también contradice puntualmente la propaganda gubernamental y las loas que sus medios cantan (muy mal, por cierto).

En síntesis, son manifestaciones de un crimen: el despojo “legal” de tierras, historia y cultura de comunidades indígenas que creyeron que los malos gobiernos y las organizaciones partidistas están para ayudarlos. Hemos omitido los nombres reales de comunidades y personas por petición expresa de l@s hablantes, quienes, en algunos casos, temen represalias; y en otros por la vergüenza y burla que padecen por la afrenta sufrida.

Los protagonistas son sólo una pequeña parte de las víctimas de una guerra, la más brutal, terrible, sangrienta y destructora en la historia mundial: una guerra contra la Humanidad.

Sólo les ponemos algunos ejemplos porque hay muchos, aunque la mentira y el sufrimiento se hermanan por igual en todos ellos. Va pues:

Lo que se escribe es lo que está pasando en comunidades partidistas.

Al parecer no se cree pero ya es un hecho lo que les contamos, así como l@s compañer@s bases de apoyo nos cuentan y nos dicen, y así dicen los que no son zapatistas en las comunidades, lo que ya se está padeciendo en sus pueblos. Esto aparte de lo que están padeciendo en los demás pueblos de los compañeros y compañeras del Congreso Nacional Indígena en nuestro país, que no muy se sabe porque no hay medios de comunicación que saquen la información, porque la mayoría de los medios que hay son de paga.

Esto, lo que les escribimos, es cosa de hace menos de un año.

Veamos como si fuéramos en un Drone subterráneo para ver cómo están los partidistas de abajo, lejos de las estadísticas gubernamentales y las inserciones pagadas en los medios.

Por el lado de La Realidad, en una comunidad -bueno, seguirá siendo comunidad si van a defenderse, porque verán qué pasó ahí-. No son zapatistas, sino que son partidistas.

Llegó ahí el proyecto de ganadería del mal gobierno. Les dio ganado a todos los que son ejidatarios, no en común, sino individual. Individualmente sus vacas, su caballo, su montura, su corral, alambres para encorralar, sal y en común les dio botiquín veterinario.

Y pues la gente bien contenta. Hasta tenían sus carteles y playeras de que el gobierno sí cumple. Y los gobernantes se tomaron la foto y pagaron a los medios de paga para que pusieran la gran noticia: “las comunidades partidistas sí avanzan, las zapatistas están igual o peor que en 1994”. Los funcionarios anotaron en su cuenta que gastaron mucho para esconder lo que se robaron: un tanto para ellos, otro tanto para los gobiernos, otro tanto para los medios de paga.

Pero resulta que las noticias andan como la gallinita ciega, que no saben para dónde ir: que ya se escapó el chapo por segunda vez, que ya lo agarraron por tercera vez, que ya vino el papa, que ya se fue el papa, y mientras tanto en cualquier rincón de México, o del mundo, golpearon-violaron-encarcelaron-asesinaron-desaparecieron-a-no-importa-quién. Y pues la noticia es parte del sistema, o sea que es también una mercancía. Y se vende si se dice, y se vende si se calla. Así que los medios reciben más paga para decir… y mucha más paga para callar.

Pero no pasó mucho el tiempo: a uno de esos ejidatarios del pueblo que recibe apoyo gubernamental, le agarró la necesidad y vendió una vaca. Cuando decimos “la necesidad” quiere decir que tuvo una urgencia, como una enfermedad grave. Entonces llegó el inspector del proyecto y empezó a contar las vacas, de una en una, que les ha dado, y pues faltó una vaca de uno de ellos, o sea de un ejidatario. Entonces el inspector preguntó dónde está la otra vaca que no aparece y el señor respondió: “la vendí por necesidad”. Y el inspector le dijo: “no puedes vender, ¿por qué no pediste permiso?, tienes que comprar el cambio y que sea del mismo tamaño y de la misma raza”. Y el señor ejidatario le dice al inspector: “pero cómo, señor, si ya gasté la paga por necesidad, ¿de dónde la encuentro la paga para comprar el cambio?”. Y el inspector responde: “eso no es mi problema, es tu problema, compra el cambio, es todo, y si no pues vamos a quitarte todo lo demás.

No pasó ni el mes y vuelta a llegar el maldito inspector y los reúne a los ejidatarios y ahí es donde les dice a todos, saca el bonche de papeles y le muestra a la gente y les dice, o sea dice el inspector a la gente: “todos estos papeles es la lista, los recibos, las facturas de todo lo que ya han recibido del gobierno, por eso ahora la tierra ya no es de ustedes, tienen que salir y mejor que sea a la buena, porque si no va a ser por la mala. Si salen a la buena ya está listo donde van a ir a vivir: en Escárcega, o sea en el estado de Campeche, o se van a Los Chimalapas”.

O sea que en todo ese tiempo en que estuvieron contentos por el apoyo del mal gobierno, en realidad estaban cuidando, como peones, el ganado que no era suyo. Y todos los papeles que firmaron, con sus actas ejidales y sus credenciales de elector, en realidad era que estaban mal vendiendo sus tierras sin saberlo.

Ahí nomás se acabaron las sonrisas y vinieron la pena, la tristeza, el dolor y la rabia.

Porque ahí en ese lugar es zona turística. Es donde el río Jataté deja unas pequeñas islas que son muy hermosas. Eso es lo que están queriendo los señores vividores de billete y de moneda. Esto está pasando en la comunidad de X, municipio oficial de Maravilla Tenejapa, por la frontera con Guatemala.

¿Sabe usted dónde queda Los Chimalapas? Sí, en la colindancia con el estado de Oaxaca. ¿Sabe usted que frecuentemente hay conflictos ahí, por problemas de tierras, entre campesinos oaxaqueños y chiapanecos? Bueno, pues van a aumentar. Los gobiernos federal y estatales están usando ese lugar para reubicar a quienes son despojados de sus tierras. Esto es lo que hace el populismo gubernamental: no resuelve los problemas, los va haciendo más grandes y los traslada a otras geografías para que revienten en otros calendarios.

A los malos gobiernos y los partidistas de arriba no les importan las necesidades de la gente. Todas sus campañas y programas sociales no son sólo una gran mentira y una fuente de dinero para enriquecerse, también son un medio para el despojo.

Pero sigamos escuchando y viendo a los partidistas:

En la zona del caracol de Garrucha (pero también en las otras zonas) pasó esto que les contamos: en las comunidades de W, X y Y han recibido los proyectos de “Pro Árbol”, hay más pueblos, pero no nos cuentan de ellos. Esto sí lo han contado de esas tres comunidades, por eso lo decimos. Todo es de partidistas en el municipio oficial de Ocosingo, Chiapas.

A todos esos pueblos, el gobierno les prohibió cortar ya árboles para sus necesidades, como leña para cocinar, y madera para la construcción de sus casas. Dice ya la gente que ya teme de lo que les vaya a pasar, que sólo un pedazo les dio para hacer sus milpas de monte bajo y si tumban monte mediano son multados. Entonces, si necesitan cambiar una tabla de sus champas, tienen que comprar la tabla en los aserraderos. Los aserraderos son de grandes empresas y ellos sí pueden cortar árboles, todos los que quieran, ahí donde los campesinos no pueden cortar. Si necesitan leña para cocinar, pues los campesinos tienen que comprar en otro lado y llevar cargando los tercios de leña hasta sus casas, ahí van con su carga caminando por la misma carretera donde circulan los grandes camiones con gigantescos trozos de árboles cortados en las tierras de la comunidad donde sus habitantes no pueden cortar leña “para cuidar la ecología”.

¿De dónde saca la paga el campesino para comprar esa tabla que necesita para su casa o esa leña para cocinar? Pues de los programas gubernamentales. ¿Qué se necesita para recibir las limosnas gubernamentales? Pues presentar el acta de la asamblea, la credencial, el CURP y todos esos papeles que marcan a las personas tal y como se marcan el ganado y los árboles. Marcas que según son para darle identidad a las personas y lo que hacen es quitárselas: ya no son tal y tal, sino el número tal.

¿Y para qué quieren los malos gobiernos esos papeles? Pues para demostrar que los campesinos vendieron sus tierras legalmente, y poder desalojarlos legalmente, y legalmente desplazarlos a otras tierras invadidas ilegalmente. Y así.

Pero, ¿cómo están las mujeres en las familias partidistas? Pues les vamos a contar lo que dicen los mismos partidistas:

En 2 comunidades, X y Y, salieron las mujeres a recibir sus proyectos, pero el gobierno les dijo que también se vayan las muchachas y la cita es en Tuxtla Gutiérrez, que es la capital del estado mexicano de Chiapas, donde viven el gobernador y sus funcionarios. Pues resulta que, llegando en Tuxtla, las llevaron a un lado a las muchachas y dejaron en otro lado a las señoras. Pero resulta que dentro de las muchachas que llevaron, se fue una señora por equivocación. Y ella fue quien se comunicó con su esposo y le dijo que las tienen encerradas en una casa durante 3 horas. Y las muchachas cuentan que las obligaron a tener relaciones sexuales. Y ahora ya se está contando en la comunidad qué es lo que están haciendo los funcionarios: a cambio de repartir el proyecto las obligan a tener relación sexual. Por ejemplo una muchacha, estaba con problemas porque la obligaron a tener la relación sexual, y le preguntó a su mamá que si es así cuando la primera vez, si de por sí duele al tener la relación sexual. Y su mamá le pregunta a su hija: “¿por qué, hija, qué hay?, ¿por qué preguntas eso?”, dice su mamá. Y la muchacha tuvo que decir lo que pasó en Tuxtla.

O sea que el mal gobierno está volviendo a imponer el derecho de pernada (cuando una muchacha se iba a casar, el finquero o hacendado tenía el derecho de violar a la mujer) en las comunidades partidistas. De por sí gobiernan y se visten como los finqueros y hacendados de antes. Y, como antes, reciben las bendiciones del Alto Clero, que les abre las puertas de las catedrales para que, paga mediante, reciban los sacramentos, exculpen sus crímenes y violaciones, y vuelvan a posar, puros y sonrientes, en las fotos de la prensa de paga y en la televisión. Eso es lo que hacen los gobernantes y funcionarios que oran con devoción y hacen primera fila para recibir las bendiciones eclesiales.

Así se bendice el infierno en la tierra.

¿Y los jóvenes partidistas?

Lo que les contamos ahora no podemos decir de qué pueblo o pueblos, pero resulta que llegaron 2 hombres mestizos diciendo que ellos trabajan con empresarios y que están buscando trabajadores y que saben que hay quienes quieren ir a trabajar al norte y que les es difícil llegar, y que ellos están puestos para llevarlos y ya directo al trabajo. Esos dos resulta que reclutaron a 9 jóvenes. Meses después, uno se logra comunicar con su familia y es ahí donde les dice que él estaba herido de bala, porque salió huyendo del lugar donde los tienen encerrados, que el trabajo es sembrar mariguana y amapola, que ya no los dejan salir, que les dijeron claro: “de aquí ya no salen”, y que por eso quién sabe si logran salir los otros, pero que sepan sus familias que así está donde los llevaron.

Y en otro poblado de partidistas: una familia que hizo tratos con el narco. Algo pasó, porque que le llega el mensaje al papá: “si no pagas, tu familia paga”, que le dijeron. Y que sí, que le llegó un celular con la imagen de cómo le cortaron su cabeza de su hija y que si la quiere enterrar que vaya en tal parte, ahí está. Que fueron otros familiares a levantar el cuerpo de la muchacha. Pero antes de esa desgracia está contenta la familia de que tiene buena paga y sin trabajar mucho.

Y en otro pueblo, en la zona norte de Chiapas, llegó gente del gobierno a ofrecer proyectos de café, de milpa, escuela, clínica, iglesia y carretera, y la gente aceptó. Contenta está toda la gente porque viven bien. Después volvieron a llegar los funcionarios gubernamentales a decirles que se tienen que salir porque ahí hay uranio, y que lo van a sacar y que es muy tóxico, por lo que tienen que salir a la buena o a la mala. Si salen a la buena que pueden ir Escárcega o en Chimalapas.

Y les mostraron las facturas y recibos de todos los gastos que han recibido del proyecto. Y ahí están sus nombres, sus fotos, sus actas de asamblea ejidal, todo lo que demuestra legalmente que no estaban recibiendo apoyo sino vendiendo su tierra,

En otra zona, en un poblado del municipio de Simojovel, donde hay ámbar y trabaja la gente de esos lugares para sacar ámbar para sobrevivir. Bueno, pues ya ven que fue la privatización del ejido y sí cayeron unos pueblos en la trampa. Y resulta que el que era dueño de la tierra fue vendiendo por pedazo, o sea por metro, y la gente de ahí la compró para ver si hay ámbar y sacaban algo, pero un día los corrieron porque llegó un empresario chino a sacar el ámbar. El capitalista extranjero tenía todos los papeles legales, que había obtenido gracias a los papeles que firmaba la gente para recibir los apoyos gubernamentales y los proyectos.

En otras poblaciones de partidistas ha aparecido gente extraña y la han agarrado y le cobran multa por entrar sin permiso en sus terrenos. En una comunidad cobraron 300 mil pesos y los extraños pagaron y que hasta dieron otro poco más y que dijeron: “esto es la primera etapa que venimos, va a haber segunda etapa y tercera etapa, y ustedes van a tener mucho trabajo o sea van a tener buen empleo con el nuevo dueño de la tierra”. En otra comunidad, igual los agarran a los extraños que llegaron en lancha y les cobraron 100 mil pesos y pagaron los extraños y dijeron que vienen por investigar el lugar porque ahí hay minas de azufre, entre otras cosas, y que también es una primera etapa y va a haber segunda y tercera.

En otra comunidad, por el lado de la laguna de Miramar, un partidista de ahí mismo comentó que la cantidad que recibieron de los programas gubernamentales a principios de diciembre (de 2015) es la última porque con eso se completa la paga del terreno y que el dueño del cerro va a ocupar su terreno, que el dueño del cerro es un japonés. El asunto es que en esta comunidad están viviendo con todo lo necesario para vivir, están bien atendidos, hasta incubadora de pollo tienen. Recibieron todos los apoyos gubernamentales y resulta que, sin saberlo, vendieron sus tierras a un extranjero.

Otro programa gubernamental es el de PROSPERA que antes era Oportunidades. En este programa las mujeres que están dentro reciben apoyo para sus hijos que están en la escuela. Pero este programa tiene sus condiciones, lo que se sabe de las condiciones es: a las mujeres los obligan a consultarse frecuentemente con un médico y hacerse la prueba de papanicolau por la fuerza y si no lo hacen les quitan el apoyo, también como comunidad les están prohibiendo algunos servicios de salud comunal que tradicionalmente se hacen en las comunidades, como el uso de la partera. Ahora las mujeres tienen que ir hasta la ciudad a parir en los hospitales. Claro, si es que las reciben.

En otro asunto está eso de la televisión digital, el gobierno está entregando televisiones a toda la gente partidista. El día 22 y 23 de diciembre del 2015, las personas de todas las comunidades del municipio de Las Margaritas se concentraron en la unidad deportiva de Comitán. Desde las 12 de la noche la gente estaba haciendo cola para recibir su televisión y resulta que mucha gente se concentró. Lo que pasó ahí es que fallecieron 2 personas, un niño y una mujer: el niño murió porque con los empujones de la gente fue aplastado sin que la madre pudiera defenderlo; la mujer fue asesinada cuando, al llegar a su casa, el marido sacó su pistola y la mató por no haber cuidado a su hijo. Esta información la comentó un partidista.

Unos días después de que recibieron, comentaron las mujeres partidistas que muchas televisiones llegaron quebradas; y que muchas al conectarlas hicieron corto y se quemaron; otras, al encenderlas, no aparece nada; ahora tienen que comprar un aparato para que puedan ver algo, y comentan los partidistas que es un negocio que Peña Nieto hizo con una empresa japonesa.

-*-

Bueno, pues éstos fueron sólo algunos ejemplos. Hay muchos más y son tanto o más escalofriantes e indignantes que éstos que les platicamos.

No estamos mintiendo o inventando.

Es su propia palabra de los partidistas que, en su pena y coraje, se han acercado a nosotras, nosotros, zapatistas, para pedir consejo y apoyo.

Nosotros, nosotras, zapatistas, escuchamos con respeto.

No les reprochamos sus traiciones, ataques y calumnias.

No les echamos en cara que ayudaron antes a nuestros perseguidores y que muchas veces se sumaron a los de arriba para atacarnos.

No nos burlamos de sus desgracias y penas.

No nos alegramos de sus dolores.

Tampoco les dijimos que se entren de zapatistas porque bien lo sabemos que es muy difícil ser de zapatistas.

Así ha sido, y es, y será nuestra vida y nuestra muerte: zapatista.

Esto fue lo que les dijimos:

Nosotros, nosotras, zapatistas, no tenemos nada qué ofrecer, ni proyectos, ni dinero, ni promesas terrenales o celestiales. Sólo tenemos nuestro ejemplo. Organícense ustedes mismos, que nadie les diga qué hacer ni cómo ni cuándo, defiendan lo que es suyo. Resistan, luchen, vivan”.

Ahora que tal vez ustedes se pregunten qué hacen algunos partidistas frente a esas agresiones, despojos e imposiciones.

Y pues la respuesta es muy sencilla: se hacen pasar de zapatistas.

Un partidista dijo: “Porque sólo así nos respetan. Entonces escondemos nuestros papeles y nos cambiamos de nombre. Nosotros, por razón de la ignorancia que nos meten los gobiernos, pensábamos que los zapatistas son maleantes. Pero ya lo vemos que no es así.

Ojalá que no seamos otra vez así, que ya no seamos ni espías ni traidores. Ya lo vimos que el que traiciona es traicionado.

Y pues la verdad tenemos mucha pena y coraje por razón de que se burlaron de nosotros como siempre.

Pensábamos que estábamos bien, y faltaba que llegara el mal.

Creíamos que teníamos muchas cosas y ahora ya no tenemos nada.

Estábamos ciegos y ahora estamos encuerados.

Nosotros nos burlábamos de ustedes y les decíamos “pinche indio” y resulta que ustedes están mejor que nosotros porque tienen su organización que no los abandona, que no cambia su buen camino, que no se vende, que no se rinde”.

Así nos dijo.

La zapatista, el zapatista que estaba escuchando al partidista le respondió:

¿Cambiar el camino, venderse, rendirse? Eso Jamás”.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés. Subcomandante Insurgente Galeano.

México, Febrero del 2016.

AVISO PARA LA SEXTA Y EL CONGRESO NACIONAL INDÍGENA: En los próximos días convocaremos a una serie de actividades. Estén pendientes.

Nota: El presente texto fue realizado en su totalidad con un procesador de textos de software libre y de código abierto, con un sistema operativo GNU/Linux, con distro UBUNTU 14.04 LTS. “UBUNTU”, en lengua Zulú significa “Una persona es persona en razón de las otras personas“. Diga “SÍ” al software libre.

Share
Esta entrada fue publicada en Chiapas, comunicados. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s