El nuevo cónsul de México en Barcelona, un personaje vinculado al narcotráfico

El Consulado de México en Barcelona estrena nuevo cónsul, el excelentísimo señor Fidel Herrera Beltrán, más conocido como Z-1.


Era un secreto a voces. Cuando fue gobernador del estado de Veracruz, entre los años 2004 y 2010, a Fidel Herrera se le conocía como el Z-1. Quién y cuándo se le adjudicó ese nombre no se sabe. Lo que sí se conoce es que así le llamaban porque era el protector de Los Zetas, el cártel del narcotráfico que creció y vivió su máximo apogeo durante el gobierno de Fidel Herrera Beltrán.

Hay varios informes que indican el vínculo de Fidel Herrera con el narcotráfico. En septiembre de 2014, los periodistas Irvin Huerta y Daniel Lizárraga publicaron un reportaje en el que señalan, con base a las versiones estenográficas de unos testigos protegidos, los pagos que recibían autoridades del gobierno veracruzano para que Los Zetas pudieran operar libremente a lo largo de Veracruz.

Esto es lo que decía uno de los testigos protegidos: “Para la campaña del gobernador [Fidel Herrera], lo que yo entregué fueron 12 millones de dólares […] para la compra de algunos caballos 180 mil dólares”.

Estos pagos no sólo los recibían los altos mandos del Estado. La policía, en todos sus niveles, también ganaba un narcosalario. En un reportaje de la revista Proceso (edición número 1736), publicado en febrero de 2010, ya se señalaba éste, y otros datos de las relaciones entre el narcotráfico y el gobierno que administraba Fidel Herrera.

Por cierto, el día en que el número 1736 de Proceso se distribuyó en Veracruz, misteriosamente desapareció de los quioscos a las pocas horas que se puso a la venta. Ese día mucha gente no pudo leer la publicación. Se cuenta que a los puestos de revista llegaban grupos de hombres que compraban todos los ejemplares la revista y se los llevaban. En algunos puestos, la revista ni llegó.

Manifestación de estudiantes contra la represión de los movimientos opositores y la violencia organizada, en Txalapa (Veracruz). / Zapateando

En una nota publicada en Barcelona el pasado 17 de octubre, el periodista Toni Cano nos recuerda otro dato sobre Fidel Herrera. En diciembre de 2013 la revista Forbes lo calificó como una de las 10 personas más corruptas de México.

El estado de Veracruz es uno de los sitios más peligrosos para ejercer el periodismo en México actualmente.Tres periodistas de Veracruz, que por cuestiones de seguridad no quisieron dar sus nombres verdaderos para este texto, hablan con Diagonal sobre Z-1.

X, periodista de radio

Fidel Herrera Beltrán entró a la política siendo ‘oreja’ (espía) del gobierno, en los tiempos de Luis Echeverría Álvarez, corresponsable de la represión estudiantil en 1968 y 1971. Ha sido diputado federal y senador, además de gobernador de Veracruz. Durante su periodo –2004-2010– heredó una deuda del anterior gobernador, Miguel Alemán Velasco, de 3,500 millones de pesos, que él incrementó a 11,000 millones; operó con dinero público la campaña de su sucesor, el actual gobernador Javier Duarte de Ochoa, que a su vez elevó la deuda pública a cerca de 50,000 millones de pesos. Se considera que durante los gobiernos de Herrera Beltrán y Duarte de Ochoa se ha permitido el trasiego de droga a Los Zetas y el lavado de dinero y financiamiento de campañas a grupos de la delincuencia organizada. Después de la corrupción, el tema de la inseguridad es el que más agravia a los más de siete millones de habitantes veracruzanos, dejando 14 periodistas muertos, cientos de personas desaparecidas y una sistemática represión contra activistas y movimientos sociales.

P, periodista de radio y prensa

El paso de Fidel Herrera Beltrán por la gubernatura del Estado de Veracruz consolidó la presencia del narcotráfico en esta parte del país. Específicamente del grupo denominado Los Zetas, quienes hicieron y deshicieron a su antojo durante ese sexenio. Si bien los índices de violencia no eran tan visibles como hoy, en ese momento se gestaba el caldo de cultivo que iba a permitir las atrocidades que actualmente encaramos quienes aquí vivimos: secuestros, extorsiones, ejecuciones, fosas clandestinas, feminicidios y trata de personas. Todo eso nació durante el sexenio de Fidel Herrera, quien permitió a Los Zetas instalar sus bases y negocios aquí. Así mismo, su sexenio fue conocido por su despilfarro, su populismo, su megalomanía. Pintó de rojo, literalmente, todo el estado incluyendo taxis y escuelas, sólo porque se le pegó la gana. Intentó (porque no lo logró), enviar una iniciativa nacional para que ninguna mujer en todo el país tuviera derecho a un aborto seguro y muy conocida fue la manera en la que colocó a sus edecanes favoritas en puestos de alta administración pública, algunas, actualmente, con miras a convertirse en diputadas. Corrupción, populismo, narcotráfico, misoginia, despilfarro, así se puede sintetizar su legado como gobernador de Veracruz.

Protesta de estudiantes en Xalapa (México) el año 2010 contra las prácticas de la prensa oficialista. / Zapateando

L, periodista de prensa

La noticia de que Fidel Herrera va de cónsul a Barcelona es mala para todos, aquí y allá. Fidel, como Javier Duarte, es pieza clave del grupo de Miguel Alemán, el verdadero jefe a quien nadie menciona. La llegada al poder de este grupo abrió más las puertas de Veracruz no sólo al crimen, como ha denunciado por ejemplo la revista Proceso, sino también a la economía criminal, el extractivismo, minas, presas, fracking… Como dice un colega en Xalapa [capital Veracruz], al poder llegó el lumpen: sujetos que surgieron desde las cloacas del sistema, del espionaje político. Tal vez el PRI es la peor cara de todo esto, con personajes como Fidel; pero el sistema incluye una clase política nutrida de empresarios, políticos de todos los colores, líderes de opinión, mentes perversas que están operando el capitalismo criminal del siglo XXI en nuestra dolorida patria.

Hace poco escuchaba decir a una investigadora de migración que la movilidad humana ha atravesado por tres fases rumbo al actual horror: la migración obligada para buscar empleo, el lucro con esa movilidad humana, y ahora la trata de personas, o sea, la explotación sexual, laboral o el reclutamiento forzado para el crimen. Ese destino que pesa sobre los de abajo, es una imagen de la noche oscura en la que ha caído México. Para cometer tales bajezas, el poder fue abriendo la puerta a mucha gente perversa, que tal vez en otras circunstancias hubiera quedado en los bajos fondos. Pero para un capitalismo criminal, el lumpen extraído desde las cloacas del poder es el operador más eficiente. Por eso están ahí personas de la clase de Fidel. Mala noticia que ahora lo manden de diplomático a Barcelona.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s