En huelga de hambre Médico Pasante de la UACJ

Comunicado de Prensa

Cd. Juárez Chih. A 21 días del mes de Mayo del 2015.

Antonio Muñoz Quintana, Médico Pasante, miembro de la comunidad universitaria de la UACJ sostiene desde el día de hoy una huelga de hambre a las afueras de rectoría de esta misma casa de estudios, en protesta por los abusos de los que son víctimas los y las médicos durante su servicio social por parte de las autoridades educativas y de salud de este Estado.
Como sabemos, en años recientes hemos visto un incremento en la violencia e inseguridad desatada por una falsa guerra contra las drogas, en donde los más perjudicados han sido las clases bajas en las ciudades, además de las zonas rurales más marginadas. Esto ha provocado que el ejercicio de la medicina para los y las médicos pasantes que son enviados a zonas rurales se haya convertido en una actividad de alto riesgo, debido además a la falta de protección de estos por parte sus universidades de origen y de los sistemas de salud, ya que de acuerdo con la Asociación Mexicana de Facultades y Escuelas de Medicina, del 2006 al 2012 al menos 71 médicos pasantes fueron amenazados, agredidos, secuestrados o asesinados en diversas entidades del país.
En mi caso particular de acuerdo a la localidad a la que fui enviado puedo decir que dos médicos anteriores han sido agredidos, uno a punta de metralletas y otro a golpes, sin que se haya perseguido o castigado el delito, porque según comentarios de los pobladores de la región, miembros de alto nivel del gobierno municipal pertenecen al grupo criminal que controla la plaza de la región.
Y no sólo la inseguridad y el crimen organizado en complicidad con las autoridades gubernamentales amenazan a el y la médico pasante, sino también las autoridades sanitarias y educativas que habiendo sido informadas de las características de alto riesgo de estas zonas, siguen enviando médicos pasantes a ellas. Otra agresión es claro abuso de autoridad con el que someten a los y las médicos pasantes a exceso de trabajo, explotación y aislamiento, sin ofrecer las condiciones más mínimas de seguridad, poniendo en riesgo la salud y la vida de estos, violando así los más elementales derechos constitucionales y humanos, todo con el fin de alardear pregonando que hay cobertura total en salud, las 24 horas y hasta en las zonas más marginadas.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s