Izquierda electoral: el tamaño de la complicidad

izquierda complice

Babel

Izquierda electoral: el tamaño de la complicidad

Javier Hernández Alpízar

Según testimonio de sus alumnos de pasadas generaciones, un profesor de Humanidades en la Universidad Veracruzana, quien participó del movimiento de 1968 y devino luego funcionario de la democracia electoral (consejero a nivel estatal, no decimos el nombre pero por algo su apellido coincide con el PAN sólo que en plural) y ha seguido en la izquierda partidaria, les decía fríamente a los jóvenes que debían ser realistas: si una persona tenía el dinero para hacer la campaña, esa persona debía ser él o la candidata (no creo que usara lenguaje de género, pero…) y no tomar esa resolución era simplemente iluso. Realismo, le dicen.

Un arquitecto me comentó que, tras el terremoto de 1985, el gremio de los arquitectos cerró filas en torno al arquitecto Mario Pani, quien proyectó edificios en Tlatelolco que se habían venido abajo. Los culpables serían geólogos, ingenieros, albañiles, quien sea, excepto el arquitecto. Incluso le dieron un premio nacional, para blindarlo. Me recordó la manera como blindan a Elena Poniatowska cada vez que se le descubre una nueva pifia, plagio, falsificación o dislate: le dan doctorados honoris causa para mostrar que hay impunidad.

La campaña “sube tu foto con López Obrador” que pretende tapar el sol (azteca) con un dedo y ocultar que AMLO es responsable de haber llevado al poder con su carisma electoral a Aguirre y Abarca, así como de tener en la lista de candidateables a futuros gángsters (como Lázaro Mazón), por Morena, su nueva franquicia electoral, muestra ese mismo movimiento de la impunidad, la complicidad, la apuesta por la mentira, la desmemoria.

Un campesino de Veracruz, de la zona rural de Xalapa, me decía en 2006 que cuando sus compañeros de militancia popular le recordaban que el PRD era una mierda, él contestaba que era una mierda pero era: “mi mierda”. (Los perredistas de base pueden usar la palabra “mierda” para afirmar su compromiso militante, pero si los zapatistas la usan para criticarlos: linchamiento.) Las comunidades eclesiales de base le habían enseñado que el fraude electoral es pecado y que el voto es un deber, él había inferido que no votar era también pecado y que el PRD, por más mierda que fuera, era la izquierda y votar por él era su deber.

Un ecologista del sur de Veracruz me había dicho, poco antes o después, que él había llevado a su pueblo la primera propaganda electoral del PRD cuando hacerlo era arriesgar el físico. Pero ya para 2005- 2006 estaba decepcionado de ese partido donde sus ex perseguidores y represores eran ahora sus candidatos, líderes, gobernantes electos e ideólogos. El FDMEZ del norte de Veracruz e Hidalgo tiene, por ejemplo, a Dante Delgado, varias veces candidato del PRD y sus coaliciones, apoyado por AMLO, como uno de los gobernadores priistas de Veracruz que los han reprimido, al lado de priistas como Patricio Chirinos. Cuando salió de prisión, una reportera, que conoció el expediente y sabía derecho, publicó la verdad: estaba libre porque los delitos de que se le acusaba habían prescrito. AMLO nunca tuvo empacho en acompañar a candidatos así.

Alguna vez que en el PRD había una elección interna, me comentaban militantes de base en Xalapa que el proceso había sido un cochinero y que había metido las manos Elba Esther Gordillo. Al platicarlo con editores de una periódico combativo de izquierda me decían éstos que eso no era novedad, que operadores de Elba Esther había intervenido desde 2006 en favor de Calderón desde dentro del PRD. Por cierto eso lo habían denunciado en su momento los zapatistas, pero en las filas de lópezobradorismo se compraron el linchamiento contra el EZLN y no miraron a los operadores del fraude dentro de las filas de su partido.

Un profesor jalapeño que había sido maestro rural varios años, al regresar a Xalapa y por amistad con un viejo compañero de estudios, terminó participando en una elección interna del PRD, solamente para darse cuenta que a cualquier candidato o planilla se le acercaban para comprarlos no sólo los diferentes poderes fácticos del PRD (eufemísticamente llamados “tribus”) sino del PRI- gobierno estatal veracruzano: quien no se vendía no tenía oportunidad alguna…

Cuando a partir de 2001 y 2003, pero especialmente 2005 y 2006, el EZLN rompió públicamente con el PRD, con López Obrador y no sólo con toda la izquierda electoral sino con toda la clase política, militantes de la bigamia, es decir lópezobradoristas que pretendían ser zapatistas de clóset o viceversa, decían que “no era el momento” para decir públicamente esas cosas, aunque en privado aceptaran que más allá de lo que los zapatistas denunciaban había mucho y peor en el partido.

¿Cuándo comenzó a ser el momento para criticar al PRD? ¿Cuándo ya tienen su nueva franquicia electoral? ¿Cuando ya no solamente tienen paramilitares en Chiapas, como los tienen desde 2003, sino incluso crímenes de lesa humanidad en su haber? ¿Los moneros de la Jornada que comienzan a criticar al PRD en manos de los chuchos (la mala conciencia del lópezobradorismo) por qué no se linchan a sí mismos por “hacerle el juego a la derecha”? Las críticas se están haciendo tarde y de manera muy parcial e incompleta.

Las fotos de AMLO acompañando las aventuras electorales de los chuchos y del PRD para llevar al poder a Abarca, a Mazón, a Aguirre, como antes a Sabines en Chiapas y a otros pájaros de cuenta (Ebrard, Bartlett y un largo etcétera) no se pueden borrar ni con las fotos de mítines masivos en el DF: el número no hace razón cuando ya no hablamos de meras diferencias ideológicas o de “envidias”, como dijera Poniatiowska con su fino análisis de chisme de vecindad. Si a Abarca lo apoyaban los chuchos, ¿por qué AMLO dejó que asociaran a él su figura para pedir el voto en su favor? La respuesta es: por el mismo pragmatismo del que hablábamos en el primer párrafo, el llamado “realismo”. Se trata de usar una retórica crítica y opositora para llevar al poder a grupos priistas como siempre.

Es por eso que Morena aún no participa en una elección, pero ya tiene en su haber precandidatos tan impresentables como Mazón y nexos tan reprochables como Aguirre y Abarca. Las fotos de Abarca con EPN y Chayo Robles (ex presidenta del PRD) no aminoran la responsabilidad de AMLO y Morena sino la empeoran:¿qué hace un partido que nace como “alternativa” asociado a la misma clase política de siempre?

Después de muchas traiciones, componendas, fraudes, corrupción y complicidad en la contrainsurgencia al fin, y curiosamente por el pitazo a Aristegui de uno de los zares del submundo perredista que antes el lópezobradorismo protegió: Bejarano, AMLO es retratado en una de esas sucias maniobras de contemporizar con la derecha más corrupta y criminal: el viejo argumento del complot ya no sirve, se les convirtió en el “viene el lobo del cuento”. Cuando responsabilizan a los chuchos no están sino escupiendo al espejo.

En Teocelo, algunas personas le decían a los comunicadores populares de la radio comunitaria: ayer casi nos hacen pelearnos entre nosotros por los resultados de las elecciones y ahora el PRD lanza candidaturas con el PAN, o sea que ellos son amigos y nosotros peleando… Así mismo decía un señor en un campamento antifraude en Xalapa que había suspendido su contrato con la compañía telefónica de Slim, pero AMLO aún seguía siendo una de las piezas del ajedrez político de Slim.

Para quienes conocen esa historia sucia y semiescondida bajo el tapete por sus incondicionales, la foto de López Obrador con Abarca solamente es una pieza congruente en el rompecabezas de la farsa de la izquierda y la componenda. Los incondicionales de AMLO pueden cerrar filas en torno suyo y decir que es infalible como ni siquiera el papa, que es más santo y puro que la Santa de la novela homónima, pero esta vez su masividad simplemente aumenta el tamaño de la ignominia.

Esta entrada fue publicada en babel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s