comuncicado al pueblo en general en mexico y al mundo

A la Comunidad de la Universidad Veracruzana
A Medios Libres, Autónomos y Organizaciones sociales
A la asamblea Interuniversitaria del Distrito Federal.
A la Asamblea Popular Nacional
A los compañeros de Ayotzinapa
Al pueblo en General en México y el mundo

“Llevamos un mundo nuevo en el corazón y ese mundo crece a cada instante”
En todas las regiones que componen el territorio mexicano han existido formas muy diversas en las que pueblos, barrios, comunidades y ciudades se han organizado e intentado vivir en paz y colectividad; no obstante, existe una historia compuesta por una extensa lista de agravios, vejaciones, muerte y dolor a la que hemos tenido que hacer frente; todo ello resultado de las políticas del Estado Mexicano, un Estado cuya vocación es la violación de derechos fundamentales y la adscripción a compromisos abiertamente ilegales.
Conocemos el pasado, lo estudiamos y analizamos para construir una sociedad mejor en el presente con miras a un futuro diferente, pero la realidad nos azota cada día más fuerte: no han sido sólo nuestros 6 muertos y 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, no han sido los 45 muertos en Acteal, o los muertos en Aguas Blancas y Tlatlaya, Tlatelolco y Atenco. Tenemos claro que las masacres y desapariciones han sido una constante para quienes buscan caminos de vida y organización fuera de la normalidad lacerante del Estado Mexicano; que para muchos barrios, familias y comunidades el único platillo seguro en sus mesas ha estado repleto de sangre, balas, hambre y fuego, que paramilitares, policías u otros escuadrones de muerte les arrojan sólo por mantener la cabeza en alto, por luchar para no desaparecer ante el avance del progreso y la vorágine de los mercados, sólo porque nuestra existencia está inexorablemente vinculada a nuestra resistencia. Ya que la actual situación de violencia que vivimos en el país es un teatro más operado por el Estado y ciertos intereses inconfesables, nacionales e internacionales.

En el territorio Veracruzano, hemos sido objeto de un incremento descomunal de políticas violatorias de derechos sociales o humanos, que tienen como propósito sostener y afianzar un estado de perpetuo temor e incertidumbre. Pues cabe advertir y condenar que nuestros familiares no son muertos, son ejecutados; que nuestras hermanas y hermanos no son desaparecidos, son secuestrados; que nuestros ríos no se contaminan, los intoxican. Mientras nuestros niños trabajan en las calles, las aulas se caen a pedazos y los policías nos agreden o balean, el Gobierno y todo el entramado de instituciones subsidiarias, invierte millones desvergonzadamente en sus afanes facciosos, propagandísticos y comerciales, donde destaca señaladamente la organización de unos “Juegos Centroamericanos y del Caribe” que llegan como una burla más hacia nuestras lágrimas, nuestra rabia y nuestros muertos. Serán los Juegos del Hambre, Sangre e Injusticia.
Desde los espacios de reunión estudiantil, y fortalecidos con la participación de 25 facultades y 3 maestrías de la Universidad Veracruzana, reunidas en la Asamblea Inter-Facultades, hemos procurado articularnos interna y externamente, y pasar del repudio a la acción colectiva en solidaridad con la sociedad civil. Porque no podemos esperar cruzados de brazos, en estado de indefensión, mientras nos encarcelan, desaparecen, torturan o asesinan. Es por ello que desde nuestro seno más sensible pero a la vez combativo, lanzamos un Ultimátum a todos los niveles del gobierno.

Tienen hasta el 14 de Noviembre para que presenten con vida a los 43 compañeros estudiantes de Ayotzinapa, y todos los desaparecidos en el país, de lo contrario, hacemos una convocatoria a nivel nacional en donde universidades, organizaciones sociales, pueblos en lucha y formas de organización comunitaria, a generar Jornadas de repudio contra las actividades internacionales deportivas gestadas en los “Juegos centroamericanos y del caribe” en el estado de Veracruz a partir del día de su inauguración que es el [14 de noviembre hasta el día 30 de Noviembre] y hasta que nuestros secuestrados regresen a nuestros brazos. Además, demandamos el cese de hostigamiento a los estudiantes veracruzanos, y a los estudiantes y jóvenes en general. Cualquier amenaza o acto de violencia en contra de la ciudadanía, y en especial hacia la comunidad universitaria será atribuido al Gobierno del Estado, y se hará directamente responsable al Gobernador en funciones, Javier Duarte de Ochoa, por cualquier acto que redunde en represión.
Porque si no hay justicia para el pueblo, no habrá paz para el gobierno.

Xalapa Veracruz a 4 de Noviembre de 2014
Asamblea Inter-facultades de la Universidad Veracruzana
¡Vivos se los llevaron y vivos los queremos!

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s