A 13 años del asesinato de Digna Ochoa Y Placido.

http://www.cml.lunasexta.org/archivos/2014/10/20/a-13-anos-del-asesinato-de-digna-ochoa-y-placido/

 

Ayer , 19 de octubre del 2014, se cumplieron 13 años del asesinato de la abogada litigante defensora de los derechos humanos, Digna Ochoa Y Placido. El 19 de octubre del 2001 fue encontrada, boca abajo sobre uno de los sillones de su despacho de la calle Zacatecas 31-A, en la colonia Roma, por uno de los abogados auxiliares del despacho, Gerardo González. Tenía un disparo en el muslo izquierdo y otro en la cabeza (Según el último dictamen que sirvió como prueba para la PGJDF, Digna dispara al sillón para probar el arma, se levanta y camina hacia el otro sillón, se sienta y con la mano derecha se dispara en el muslo izquierdo, espera sentada unos minutos, se levanta y regresa al otro sillón en donde se hinca y se dispara con la mano izquierda en la cabeza del lado izquierdo); presentaba moretones a la altura del muslo derecho, en el cuello, la ceja izquierda y el lóbulo derecho; y en el centro de sus labios había marcas de mordidas. Al lado del cuerpo de Digna, de 37 años, había una advertencia escrita en un trozo de papel:

“Pros, hijos de puta, si siguen así, a ustedes también les va a tocar. Conste que bajo advertencia no hay engaño”, decía el papel firmado con una cruz.

La amenaza iba dirigida a los integrantes del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez, donde Ochoa y Plácido trabajó durante 12 años, de 1988 al 2000. Pero es el primero de septiembre de 1993 cuando ingresa Oficialmente al Centro de Derechos Humanos, como Asesor Jurídico Legal. Y es en el año 2000 cuando presenta su renuncia.

El cuerpo de Digna fue encontrado alrededor de las 5 de la tarde. Y el entonces Procurador del DF, Bernardo Bátiz, llegó al lugar del asesinato, alrededor de las diez de la noche, y declaró: “Me comprometo a hacer todo lo necesario para localizar a los responsables”. Es decir la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal, de acuerdo con sus primeras versiones, declara que Digna había sido asesinada. Dos años después la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal cambia su versión y asegura que Digna Ochoa se había suicidado.Bátiz se negó a recibir las pruebas de medicina forense, criminalística y química forense de los familiares, a pesar de que, según la Constitución, es un derecho de los familiares de la víctima el que aporten pruebas a la investigación; De los cuatro peritajes, dos trataban la hipótesis del suicidio y fueron desechados por la misma PGJDF, el tercer peritaje, que hablaba sobre la hipótesis del suicidio, se argumentó que era el que más se acercaba a la realidad, pero que estaba incompleto, por lo que se ordenó otro peritaje que, sin embargo, no se realizó bajo metodología científica y comprobable y que no contiene mecánica de hechos….Por qué si se desechan los dos primeros dictámenes, el tercer peritaje refuerza sus conclusiones (el suicidio) basándose en los elementos de los dos primeros (el homicidio)? (pregunta de le hace el SCI MArcos a Bátiz).Otras preguntas que el SCI Marcos le hace a Bernado: Cuáles fueron las medidas que tomó la PGJDF para conservar intacto el lugar en donde ocurrió el homicidio de Digna? (En este lugar se realizó, ocho meses después, el peritaje de criminalística de campo que tomó en cuenta la PGJDF para dictaminar el “no ejercicio de la acción penal”, es decir, para afirmar que se trató de un suicidio.); Por qué el reporte de la necropsia afirma que Digna presentaba una flacidez muscular generalizada y sostiene que tenía de 15 a 16 horas de haber muerto sin que el cadáver tuviera la rigidez que correspondería a ese tiempo?; Según las pruebas testimoniales de la PGJDF, Digna Ochoa estuvo con personas en su despacho la tarde anterior a su muerte, por qué no se encontraron huellas dactilares de nadie en el despacho?; La necropsia de Digna duró una hora con 30 minutos (se inició a las 2:30 de la mañana y terminó a las cuatro). En ella no se tomaron radiografías y no se describieron de manera completa las lesiones. Dependiendo de la complejidad, hay necropsias que duran hasta 24 horas, por qué tardó tan poco tiempo la de Digna?

Gerardo González, auxiliar del despacho de Digna y quien encontró el cuerpo, declaró haber visto polvo blanco, como una especie de talco, regado en la alfombra, los sillones y en la ropa de Digna, y no descartó que Ochoa y Placido hubiera forcejeado con los homicidas, pues la diadema que traía en la mañana estaba tirada en la alfombra.Las amenazas de muerte contra miembros del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez, comenzaron el año de 1995, David Fernández, Director del Centro recibió amenazas vía telefónica el 17 de agosto de ese año, por lo que se inició la Averiguación Previa: 50/ACI/584/95-08; el 7 de octubre de 1996 todos los abogados del Centro Pro, reciben amenazas.Digna Ochoa y Plácido, recibió amenazas, el 5 de octubre de 1999 por lo que interpuso la denuncia: 50/1313/99-10; también por privación ilegal de la libertad, robo, tortura psicológica y allanamiento de su residencia en 1999, por lo que se abrió la Averiguación Previa: 50/1389/99-10.

Durante el año 2001, Digna recibió, por lo menos tres amenazas por escrito encontradas en su buzón de su departamento: “Hija de puta ya te tenemos…..” de fecha 7 de agosto de 2001; “Muy pronto te cargará tú…..”de fecha 10 de agosto del 2001; “¿Cómo estás? De fecha 16 de octubre del 2001.

Cabe señalar que a raíz de la amenazas en contra de los integrantes de centro Pro, la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), acordó, solicitar al gobierno mexicano de manera urgente, medidas de protección para preservar la seguridad e integridad física de sus integrantes, por lo que por algunos años mantuvieron seguridad personal y de resguardo de las instalaciones e inmueble de dicho centro.

Digna Ochoa renuncia al Centro Pro en el año 2000, al decidir litigar de manera independiente, siendo el caso más relevante que tenía, al momento de su asesinato, el de los dos ecologistas de Guerrero presos, en el Cereso de Iguala, Rodolfo Montiel y Teodoro Cabrera, fundadores de la Organización de Campesinos Ecologistas de la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán.

A los dos ecologistas presos se les prohibió hablar sobre el asesinato de Digna, quien demostró con pruebas la tortura a la que fueron sometidos, Rodolfo y Teodoro, en 1999 a manos de efectivos del Ejército mexicano, del 40 batallón de infantería, con sede en Altamirano. “Tras su detención Rodolfo y Teodoro permanecieron 48 horas en el puesto de mando militar que el Ejército improvisó a las orillas del río en Pizotla. El 4 de mayo fueron trasladados al 40 Batallón de Infantería, en Ciudad Altamirano, donde estuvieron incomunicados hasta el 6 de mayo. En los cinco días fueron torturados psicológica y físicamente con golpes en los testículos, cabeza, estómago y espalda, además se les amenazó con dispararles en el cráneo y hacer daño a sus familias” (Centro Pro, 1999); Otro caso que llevaba al momento de su muerte era el de Sergio Sánchez Sáenz y José Anselmo Robles, miembros del Frente Zapatista de Liberación Nacional (FZLN), presos en el penal de Querétaro

El Centro Pro comunica: “La liberación de Montiel y Cabrera se dio días después del asesinato de su abogada, Digna Ochoa, que para entonces ya no llevaba la defensa de ellos ni trabajaba en el Centro Prodh, pero el crimen contra ella ocurrió dos semanas después de que visitó en la sierra de Petatlán comunidades que participan en el movimiento ecologista, y que tienen entre sus miembros presos y perseguidos por ese motivo; según diversos testigos, el asesinato de la abogada fue planeado por mandos del Ejército, y ordenado y ejecutado por caciques y sicarios de la sierra de Petatlán. El crimen, el 19 de octubre de 2001, causó conmoción en la opinión pública relacionada con los derechos humanos nacional y de otros países, y uno de sus efectos inmediatos fue la libertad de Rodolfo Montiel y Teodoro Cabrera, con la que el presidente panista Vicente Fox pretendió bajar la presión a su gobierno”.

Por cuestiones de seguridad la información se manejó así, Digna defendía a Montiel y Cabrera, demás de defender a otros activistas ecologistas en la Sierra de Petatlán por oponerse a la tala y los caciques de la región, pero recordemos que estaba siendo amenazada de muerte (y Rodolfo aún no salía de prisión); por denunciar y probar que militares los habían torturado, sembrado armas y semillas de mariguana, esto lo probó ante un juez Federal son sede en Iguala. Y provocó que la Procuraduría Militar tuviera que iniciar una averiguación contra los militares torturadores y el comandante de la 35 zona militar, el General Miguel Elías Leyva García.

En 2010 Agentes federales detuvieron en Jalisco, a Rogaciano Alba Álvarez, ex dirigente de la Unión Ganadera Regional de Guerrero, cacique de la zona de Petatlán; presunto operador del cártel de Sinaloa y señalado como autor intelectual del homicidio, en octubre de 2001, de Digna Ochoa. Alba Álvarez es señalado como la persona que ordenó asesinar a Digna Ochoa, supuestamente porque le incomodó una visita que Digna realizó a Petatlán para conocer y denunciar agresiones a ecologistas de la región de Petatlán.

El primero y dos de octubre de 2001, Ochoa visitó la zona y recabó testimonios de violencia y hostigamiento que padecían los campesinos ecologistas por parte de un grupo de caciques encabezados por Alba Álvarez. 16 días después fue asesinada.

Militares, caciques, empresarios, gobernadores, presidente de México (Fox) ministerios públicos, fiscales especiales, policías de los tres niveles de gobierno, responsables del asesinato,.Algunos de los casos en que participo durante su estancia en El Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez., son:***Detención de presuntos Zapatistas en Yanga, Veracruz, en 1995.

***Detención de Javier Elorriaga y Elisa Benavides en Cacalomacán, Estado de México por su relación con el EZLN en 1995.

***Caso ANAVERSA, fábrica de químicos que hizo explosión en Córdoba, Veracruz en 1995.

***Masacre de 17 campesinos por la Policía Motorizada y agentes Judiciales en Aguas Blancas, Municipio de Coyuca de Benitez, Guerrero el 28 de junio de 1995.

***Caso FIOZ.

***Matanza de 45 indígenas en Acteal, Chiapas en 1997.

*** Detenciones ilegales y ofensivas contra los Municipios Autónomos Zapatistas en 1998.

***Matanza de 10 campesinos por miembros del ejercito mexicano en el Charco, Municipio de Ayutla de los Libres, Guerrero el 7 de julio de 1998.

***Violación de dos mujeres por miembros del ejercito mexicano en Barrio Nuevo San José, Guerrero en 1998.

***Ejecuciones ilegales en el Bosque, Chiapas en 1998.

***Personas detenidas en Querétaro por hechos del 5 de febrero de 1998.

***Detención de Jacobo silva Nogales y Gloria Arenas Agis, presuntos Comandantes del EPR y de Felicitas Padilla Nava y Fernando Gatica detenidos el 23 de octubre de 1999 y presentados públicamente hasta el 28 del mismo mes y año.

***Detención y tortura de los Ecologistas de Guerrero, Rodolfo Montiel y Teodoro Cabrera, por miembros del ejército mexicano en 1999.

***Caso Hermanos Cerezo Contreras y Pablo Álvarado detenidos como presuntos responsables de los atentados a Banamex en la Ciudad de México en agosto del 2001.

***Detención de 1000 estudiantes de la UNAM EN EL AÑO 2000..-Caso de “PAPÁS” de la UNAM.

***Masacre en el Ejido Morelia, Chiapas.

Esta entrada fue publicada en veracruz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s