Las Pinturas Rebeldes del Zapatismo

EZLNDiana Atenea. Somos el medio.- on las 7 de la mañana en una de las comunidades rebeldes zapatistas pertenecientes al caracol de la Realidad, el aroma a leña comienza a sentirse cada vez más fuerte en la garganta y con ella una voz suave que anuncia la llegada de las tortillas. Las montañas se encuentran bañadas de neblina, a lo lejos se observan tenuemente algunos niños corriendo, ansiosos por tomar clases, pues saben que es día para dibujar. Del otro lado de la comunidad, Antonio le da una resortera a su hermano menor, Carlitos, quien al mismo tiempo delinea las figuras de encapuchados rebeldes sobre el muro de su escuelita, “La nueva esperanza de los caracoles”, en la que se reciben diariamente a 52 niños y aunque intento escuchar un poco de su conversación, es imposible, pues no tengo conocimiento alguno de su lengua, el tojolabal, pero es evidente que esta gira en torno a el nuevo mural que decorara por mucho tiempo su escuela, pues la alegría en su rostro lo expresa todo.

Leer:

http://www.somoselmedio.org/2014/01/04/las-pinturas-rebeldes-del-zapatismo

El Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) ha desarrollado su propio estilo en cuanto a murales se refiere. Estas pinturas rebeldes, son expresiones colectivas de la voz comunitaria que se generan a partir de su contexto social y político, así como de las múltiples luchas en contra de lo que ellos llaman el  “mal gobierno”, en ellas se hacen presentes imágenes de personajes como el Che Guevara, Zapata, el subcomandate Marcos entre otros, mostrando parte de su cosmovisión  y dejando en claro que “otro mundo es posible”.

Los Zapatistas resaltan dentro de sus murales simbolismos como la selva,  las montañas, la estrella roja, los encapuchados, el amor, el respeto, la unidad colectiva,  etc. Sus técnicas de pintado así como las texturas sobre las que trabajaban fueron cambiando con el paso del tiempo lo que les ha dado un estilo propio. A partir del nacimiento de las juntas de buen gobierno estos murales  se comienzan a replicar  en todo el continente americano y europeo debido a artistas que visitaron estas comunidades.

“El trabajo que estamos haciendo es muy importante para nosotros, porque es a través de murales que manifestamos nuestra forma de ser, nuestra cultura y nuestra resistencia como indígenas. Nuestra historia y presente nunca morirá y se seguirá transmitiendo a las generaciones futuras, y aunque durante muchos años se ha tratado de borrar del mapa de nuestro territorio mexicano, pero ahora con su ayuda y la de otros hermanos y hermanas, ya no será capaz de desaparecer… nunca serán capaces de arrancar de raíz el conocimiento de nuestro pueblo, tal como se manifiesta en nuestro mural que ahora es floreciente…”

El lenguaje visual que generan los murales y que desarrollan las luchas sociales, han ayudado a la propagación inmediata de ideas y con ellas se desarrollan conocimientos que dan pie a otras alternativas más sanas. En diferentes países, los murales son utilizados como un arma para desafiar a las fuentes opresoras. En el caso de México el muralismo fue desarrollado después de la revolución mexicana, como un movimiento educativo, las pinturas artísticas plasmadas en vías públicas es una de las principales características que tiene este ideología, en un principio algunos de los temas eran la conquista, la Revolución Mexicana, la industrialización, los personajes principales de la cultura popular, las tradiciones populares, los caudillos mexicanos, la sociedad civil, los militares, el socialismo, el capitalismo, etc.

EZLN Foto: Diana Atenea


Actualmente existe una revolución muralista en varios sectores de la población, pues la necesidad de expresión se hace cada vez más fuerte, por ejemplo en la ciudad de México cualquier muro que se encuentre en la vía pública puede ser utilizado como periódico mural, por lo común estos espacios son prohibidos para el artista de lo socialmente ajeno.

Un caso muy particular es el de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) ya que después de permanecer en huelga durante 111 días, (esto por conflictos internos con relación a su ex rectora Ester Orozco), esta casa de estudios fue detallada con murales en los que se resaltan y representan varias etapas de la lucha social, estos murales fueron creados por los alumnos de esta universidad. Una semana después de que se levantara la huelga, un grupo de porros encapuchados entraron al plantel San Lorenzo Tezonco y destruyeron los murales con el fin de reprimir la lucha que ya se encontraba plasmada.

Otro aspecto curioso es el del muralista mexicano Diego Rivera, dentro del mercado de Abelardo L. Rodríguez ubicado en el corazón del Centro histórico de la Ciudad de México, entre puestos de jugos, carne, fritanga, muñecas, cerrajerías y demás sobreviven unos murales pintados hace siete décadas por discípulos de este artista reconocido a nivel mundial.

La  historia plasmada que los murales ofrecen a una comunidad o a un país es muy significativa, no importando si este fue pintado hace ya más de siete décadas por Diego Rivera o hace 11 meses por Carlitos, y no me refiero al grado de dificultad que tiene uno y otro, sino más bien al valor histórico que estas representan para una sociedad.

Esta entrada fue publicada en zapatismos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s