Ayuntamiento de Xalapa quiere apropiarse de la ex Fábrica de San Bruno

Américo Zúñiga puede tener un recurso ideal para“No me graben mintiendo”: Américo Zúñiga

Noti Tonyto.- Durante 2 años aproximadamente un grupo de vecinxs del Barrio de San Bruno trataron de persuadir por las vías legales y burocráticas al gobierno de que habilitaran unas instalaciones deportivas en la ex Fábrica de San Bruno, dado que conocían la situación de abandono (tanto físico como legal) en que estaba el lugar. Fueron intentos infructuosos, puesto que las autoridades ignoraron cada uno de los trámites que hacían.

Su propósito iba encaminado a que los colonos, con preferencia por los jóvenes, tuvieran lugares de recreación para evitar que caigan en la delincuencia, víctimas de las distintas crisis que asolan el país. Especialmente la crisis de seguridad. El histórico y emblemático barrio de San Bruno carecía de estos espacios desde hace muchos años, ya que todos los que tenían fueron siendo donados, como el campo que existía donde hoy es la Unidad de Humanidades de la UV o arrebatados como el terreno donde hoy está construida Plaza Museo.

Al verse ninguneados, y después de deliberarlo como vecinxs del lugar, decidieron ocupar la ex Fábrica y habilitar ellxs mismxs las instalaciones deportivas limpiando y restaurando el lugar para dicho propósito. Hace 3 meses se pusieron a trabajar y hoy ya tienen un periódico barrial, una cancha de futbol, donde además de echar la cascarita también tienen un torneo que abarca 56 equipos, una pequeña biblioteca y diversas actividades como defensa personal y zumba.

Los colonos nos extienden la invitación al barrio y a la ciudad de Xalapa para que entre todxs usemos el lugar para actividades deportivas, culturales y lúdicas, lo cual beneficiará ampliamente a la comunidad. “Son espacios que necesitan los jóvenes para alejarse de las malas mañas”, comentó una señora, vecina del barrio.

Poco tardó el ayuntamiento en voltear a ver al barrio y el terreno de la ex Fábrica y comenzar a hablar de “rescatar espacios” y reunirse con diversas autoridades para planificar “el futuro del lugar”, pero sin invitar a los colonos del barrio que habían tenido la iniciativa y que además ya estaban haciendo el trabajo. Cabe mencionar que lo hicieron después de que se tomó el lugar y no durante los 2 años que se intentaban hacer gestiones.

El día de ayer, jueves 26 de junio, el alcalde de Xalapa Américo Zúñiga visito las instalaciones de la ex Fábrica de San Bruno para “dialogar” y “construir un proyecto en conjunto”. Llegó, dio un muy pequeño recorrido sólo por la cancha de futbol y comenzó un largo discurso donde, como la mayoría de los políticos, cantinfleó y decoró mucho lo que trataba de decir. En distintos momentos pidió que dejaran de grabar las personas que lo hacían con su celular, alguien entonces le pregunto por qué no quería ser grabado. Antes de que pudiera responder se oyó entre los asistentes “para que no lo cachen mintiendo”. Américo respondió “Si, también por eso, me tengo que cuidar”.

Tal vez lo dijo bromeando, pero su rostro estaba serio y cambió rápidamente el tema. Poco después comenzó a mentir, lo que parece indicar que hablaba en serio. Su mentira consistió en afirmar que no había forma legal de que los colonos obtuvieran la posesión o resguardo del inmueble siendo que, teniendo una Asociación Civil legalmente constituida sí pueden obtener por diversos medios el resguardo o la donación del lugar. Américo mentía con una meta: Que su administración llevara la batuta del proyecto.

¿Con qué intención quiere adueñarse de la ex Fábrica? Es algo que solo él y sus allegados saben. ¿Promoción política? ¿Tratos económicos? ¿Realmente quiere abrir espacios deportivos y culturales? Durante su visita varias veces le cuestionaron la veracidad de su discurso al recordarle que había una lista interminable de promesas rotas por administraciones locales, estatales y federales. “Exigimos un candado que permita mantener el proyecto aún después de que su administración termine”, le pidieron los colonos. Le recordaron también que los cambios de administración son el pretexto perfecto para dar giros drásticos a las promesas como las que él hacía.

Sabiendo que las promesas de los políticos mayormente se rompen, que son menos las veces que cumplen (si es que realmente alguna vez lo hacen), ¿qué tanta credibilidad hay que darle a las palabras de Américo Zúñiga? Por lo pronto hay un compromiso de su parte para que las personas del barrio sean parte activa en el proyecto de rescate, pero sin dar ninguna garantía de que así sea. La única garantía sería que dejara de mentir y ayudara a los colonos a obtener legalmente la posesión o custodia del lugar.

Esta entrada fue publicada en defensa del territorio, Denuncia, Noticias, REPRESION POLÍTICA Y DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS, Solidaridad, veracruz, Xalapa. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s