Del pozo al río y océano

Foto: Del pozo al río y océano<br /><br /><br /><br /><br /><br />
Por: XvetBautista.<br /><br /><br /><br /><br /><br />
El eco de la tragedia, la miseria, la explotación, el asesinato se expanden desde ese tiempo entristecido por el carcajeo estúpido de los poderosos.  La esperanza se ocultó y los años caminaron más de dos lustros. Siguió la carnicería de los asesinos, convirtiendo de aquel lunes en el pozo, en río de sangre que se extiende en los mares y en océanos de injusticias: El bosque desgajado y rebanado en masacre. Aguas blancas convertida en olas rojas. El ensangrentado Atenco, arrastrando la vida de las sembradoras de la igualdad, el viejo Velasco en una Matanza y hoy con el nieto de la injusticia, renace el acto de los falsarios con su regimiento y milicia en Puebla. Es el Asalto nocturno de la gente bella con corazón putrefacto, la compañía en combate que a pleno siglo XXI donde suponen ellos empapados de la “civilización”, asaltan sistemáticamente a los pueblos que han estado aquí antes de llamarse Chiapas, México, América. Es el actuar de la gente bella con corazón vetusto sembrando guerra. Con sus palabras argumentan y minimizan las masacres que escupen sus ametralladoras: Violadores de la libertad. Esos hombres con su pensamiento pestífero arrojan luto, miseria  y pobreza sobre niños, mujeres, hombres y ancianos. Desde ese tiempo en que muchos corazones empezaron a llorar lágrimas rojas,en los árboles aun cuelga el sufrimiento; en los caminos se levanta la tolvanera de angustia; en las calles y avenidas el hambre camina junto a miles de personas; en los pueblos y ciudades la pobreza se mete en los ojos, en la boca, en los oídos, en los poros y desmenuza la vida de los más pobres. Mientras los criminales ríen en su torre: la embajada de los asesinos, cancillería delictiva del Madrazo, el tribunal genocida. Resguardan al alfil asesino. Lo defienden con sus leyes, su ejército y banderas. El verdugo como consejero habla, engaña y transgrede la justicia inundando en sangre a los marginados. El odio, el dolor, el sufrimiento y la tristeza agarrados en el alma de Acteal, está enraizado en la mente impúdica de esos homicidas, esos hombres asiduos y gurruminos en su pensamiento rancio. Esos delincuentes,que caminan libres en los pasillos resplandecientes de la indemnidad diplomática de su poder. Los asesinos detrás del micrófono, las cancillerías y consulados internacionales festejan intocables su carnaval rojo y se burlan, con su léxico ensangrentado de la sangre de los pobres, hablan de su riqueza. Trayectan y siguen la ruta del exterminio reabriendo las heridas de la gente, del pueblo, delsyoljch’ulme’tik, de la América lastimada con sus venas abiertas. La memoria sangra, el tiempo sumergido en el océano de sangre pasa hablando. Acteal: la sangre humilde surcando la germinación de justicia, en el México maltratado, olvidado,  marginado y profundo en su pobreza por “la gente bella”. Entre el miedo, llanto, dolor, pozo, río, mar y océano de injusticias la sangre de los mártires grita justicia y libertad. Chorrea Sangre en la herida de la historia, lamento rojo en la mirada de la violada libertad. Y todos hablando sin decir nada. Sólo el caminante y algunos acólitos caminan en el camino, pero es el camino sin regreso, desde ese camino miran al pueblo perdurar en la guerra. La lucha de los pobres, los humildes, los sin si nada, los marginados velando su vida. Sólo buscan el derecho y el izquierdo, el arriba hacia abajo, el norte hacia el sur, el sur hacia el norte y el centro negado por los poderosos que responden con el tiro de gracia  a los pueblos olvidados y excluidos. Acteal: Bastón guía en el llamado. Grita. </p><br /><br /><br /><br /><br />
<p>Publicado en: DeLirios de Memoria, agenda conmemorativa 2014. Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas. 25 años caminando con los pueblos. Enero 2014

Por: XvetBautista.

El eco de la tragedia, la miseria, la explotación, el asesinato se expanden desde ese tiempo entristecido por el carcajeo estúpido de los poderosos. La esperanza se ocultó y los años caminaron más de dos lustros. Siguió la carnicería de los asesinos, convirtiendo de aquel lunes en el pozo, en río de sangre que se extiende en los mares y en océanos de injusticias: El bosque desgajado y rebanado en masacre. Aguas blancas convertida en olas rojas. El ensangrentado Atenco, arrastrando la vida de las sembradoras de la igualdad, el viejo Velasco en una Matanza y hoy con el nieto de la injusticia, renace el acto de los falsarios con su regimiento y milicia en Puebla. Es el Asalto nocturno de la gente bella con corazón putrefacto, la compañía en combate que a pleno siglo XXI donde suponen ellos empapados de la “civilización”, asaltan sistemáticamente a los pueblos que han estado aquí antes de llamarse Chiapas, México, América. Es el actuar de la gente bella con corazón vetusto sembrando guerra. Con sus palabras argumentan y minimizan las masacres que escupen sus ametralladoras: Violadores de la libertad. Esos hombres con su pensamiento pestífero arrojan luto, miseria y pobreza sobre niños, mujeres, hombres y ancianos. Desde ese tiempo en que muchos corazones empezaron a llorar lágrimas rojas,en los árboles aun cuelga el sufrimiento; en los caminos se levanta la tolvanera de angustia; en las calles y avenidas el hambre camina junto a miles de personas; en los pueblos y ciudades la pobreza se mete en los ojos, en la boca, en los oídos, en los poros y desmenuza la vida de los más pobres. Mientras los criminales ríen en su torre: la embajada de los asesinos, cancillería delictiva del Madrazo, el tribunal genocida. Resguardan al alfil asesino. Lo defienden con sus leyes, su ejército y banderas. El verdugo como consejero habla, engaña y transgrede la justicia inundando en sangre a los marginados. El odio, el dolor, el sufrimiento y la tristeza agarrados en el alma de Acteal, está enraizado en la mente impúdica de esos homicidas, esos hombres asiduos y gurruminos en su pensamiento rancio. Esos delincuentes,que caminan libres en los pasillos resplandecientes de la indemnidad diplomática de su poder. Los asesinos detrás del micrófono, las cancillerías y consulados internacionales festejan intocables su carnaval rojo y se burlan, con su léxico ensangrentado de la sangre de los pobres, hablan de su riqueza. Trayectan y siguen la ruta del exterminio reabriendo las heridas de la gente, del pueblo, delsyoljch’ulme’tik, de la América lastimada con sus venas abiertas. La memoria sangra, el tiempo sumergido en el océano de sangre pasa hablando. Acteal: la sangre humilde surcando la germinación de justicia, en el México maltratado, olvidado, marginado y profundo en su pobreza por “la gente bella”. Entre el miedo, llanto, dolor, pozo, río, mar y océano de injusticias la sangre de los mártires grita justicia y libertad. Chorrea Sangre en la herida de la historia, lamento rojo en la mirada de la violada libertad. Y todos hablando sin decir nada. Sólo el caminante y algunos acólitos caminan en el camino, pero es el camino sin regreso, desde ese camino miran al pueblo perdurar en la guerra. La lucha de los pobres, los humildes, los sin si nada, los marginados velando su vida. Sólo buscan el derecho y el izquierdo, el arriba hacia abajo, el norte hacia el sur, el sur hacia el norte y el centro negado por los poderosos que responden con el tiro de gracia a los pueblos olvidados y excluidos. Acteal: Bastón guía en el llamado. Grita.

Publicado en: DeLiriosde Memoria, agenda conmemorativa 2014. Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas. 25 años caminando con los pueblos. Enero 2014

http://www.frayba.org.mx/archivo/noticias/140213_mayo.pdf

Esta entrada fue publicada en Chiapas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s