El cerco a los pueblos y comunidades zapatistas en Chiapas

GasparMorquecho.- En un acto solemne, de fuerte simbolismo, de homenaje y relevos en La Realidad se cerró/abrió una tercera etapa del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional y para los hombres, mujeres, niñas y niños de los familias, comunidades y pueblos zapatistas. A la década de acumulación de fuerzas, le siguieron dos décadas de resistencia, de estratégica reconversión política y gobierno de los territorios donde los pueblos y las nuevas generaciones están jugando el papel central en la construcción de un proyecto de sociedad: la Autonomía Zapatista.

Leer: https://lasonrisasingato.wordpress.com/2014/05/31/el-cerco-a-los-pueblos-y-comunidades-zapatistas-en-chiapas/

Gaspar Morquecho

Las Guerras de Liberación Nacional se ganan por cuestiones políticas
McNamara

En un acto solemne, de fuerte simbolismo, de homenaje y relevos en La Realidad se cerró/abrió una tercera etapa del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional y para los hombres, mujeres, niñas y niños de los familias, comunidades y pueblos zapatistas. A la década de acumulación de fuerzas, le siguieron dos décadas de resistencia, de estratégica reconversión política y gobierno de los territorios donde los pueblos y las nuevas generaciones están jugando el papel central en la construcción de un proyecto de sociedad: la Autonomía Zapatista.
Dos décadas de cerco político – militar y de “medidas políticas” – que se materializan en los Programas de Combate a la Pobreza -, no han sido suficientes para descarrilar un proyecto de vida en el que creen cientos de miles de hombres y mujeres zapatistas.
Un proyecto de vida y de construcción de paz que en dos décadas ha resistido la estrategia de contrainsurgencia. Estrategia diseñada por los yanquis. Entre otros por McNamara. Donde se conjuga lo político con lo militar. Perfeccionada por la Ingeniería de Sistemas Sociales. Elaborada como Política Social por los organismos internacionales. Que se encubre como Programa de Combate a la Pobreza y se ejecutan los gobiernos en turno para “influir en el comportamiento y actuación del pueblo”.
En esa perspectiva, resultaría absurdo negar el éxito de las y los de abajo zapatistas frente al proyecto de muerte de los de arriba. Tampoco podemos negar el impacto de la contra en su territorio y, sobre todo, en su entorno inmediato: las comunidades y pueblos no zapatistas o antizapatistas.
Este puede ser el tema central: la guerra de los de arriba al proyecto de paz de las y los de abajo en Chiapas: la Autonomía Zapatista. Un proyecto y población indígena que desde un pequeño territorio cuestiona al Sistema Capitalista Mundial.
La coyuntura es adversa, agresiva, cabrona. Los de arriba no están cruzados de brazos. Los que “regresaron” Salinas-Peña Nieto no son una “alternancia” más. Tienen en sus planes estrechar el cerco a las comunidades y pueblos zapatistas con la pretensión de aislar, desestructurar, desarticular y demoler el proyecto de Autonomía. Tienen a su favor el curso de las guerras en la región, las posiciones militares en el territorio de Chiapas y en la llamada zona de conflicto; el control político en los gobiernos municipales de la entidad, un movimiento social casi inexistente, choques cotidianos entre asociaciones campesinas e indígenas que tienen en su base la desestructuración de la vida familiar y comunitaria… y su programa favorito: La Cruzada Nacional Contra el Hambre.
En esta coyuntura, como saben, entra la electoral de 2015. Los resultados serán un buen indicador de cómo el electorado nacional percibe los primeros años de gobierno de Salinas-Peña Nieto. Los resultados electorales en Chiapas serán particularmente significativos. Nos van a decir cómo está “el comportamiento y actuar del pueblo”.
En lo que puede una Tercera Etapa de la lucha de las mujeres y de los hombres de las comunidades y pueblos zapatistas se sostendrá en aquel viejo principio de: Confiar en sus propias fuerzas y apoyarse en sus propios recursos. Sabrán quehacer en el escenario adverso para conservar sus fuerzas y fortalecer la Autonomía Zapatista. Sin duda, estarán atentos a las provocaciones y evitarán el choque. En su caso tienen como defender su vida. Son suficientes. Venga la solidaridad a los pueblos y comunidades zapatistas.
D.D. Que la bandida de Rosario Robles Sedesol les debe 13 millones de pesos a 574 promotores de la Cruzada Contra el Hambre en Chiapas.
D.D. Que la Carabias, su pandilla y el güero Velasco siguen haciendo de las suyas. En una maniobra de atracción-ablandamiento un grupo de Ariqueros fueron hechos prisioneros en Palacio de Gobierno. Después liberados bajo la condición de levantar el bloqueo en Ocosingo, les ofrecieron liberar a Montoya e instalar “mesas de diálogo” en 15 días.
D.D. Celulares. Que no es que los activistas desconfíen entre sí. Que lo que pasa es que el Big Broder siempre está a la escucha tengas o no prendido tu cel.
D.D. Al parecer, las tensiones están a flor de piel. Sumando a los conflictos intra e inter comunitarios versión conflictos intra e inter agrupaciones. En la Mendoza comunidad del municipio de Chanal se partió la UNORCA. Una facción se sumó a la CTM y luego se enfrentaron por el control y explotación de una mina de arena
D.D. Algunos de los periodistas de la prensa de paga no logran entender que el derecho de admisión es también un derecho de los pueblos zapatistas. Se les comunicó con debida oportunidad que NO estaban invitados. Los periodistas de “medios nacionales e internacionales” que protestaron porque “les impidieron su trabajo periodístico”, desperdiciaron la oportunidad de hacer una buena crónica que diera cuenta de las caravanas y los caravaneros. Del estado de ánimo que percibieron. De la infiltración de unos agentes – dicen que “del CISEN”-, en la Caravana con el carro 15. Como algunas familias que llegaron por la libre a La Realidad tuvieron que esperar una noche fuera del Caracol hasta que se les permitió su entrada. No está la crónica del despliegue zapatista para poner bajo su control el territorio. Las condiciones de tensión, climáticas en las que se desarrolló el acto y la presencia/fortaleza/decisión de las mujeres con sus crianzas.
D.D. Después de 20 años sigo escuchando reclamos de los periodistas del “gran apoyo que brindaron al movimiento zapatistas y que si hubiera sido por ellos…”. De los internacionales de la UE, unos creen que trabajan para el mejor periódico del mundo. No conciben cómo es que los zapatistas no lo valoran y que los que siguen a los medios alternativos no pasan de 200 personas. Impresiona que en sus expectativas esté una entrevista con el subcomandante, con algún mando o enlace.
D.D. Al parecer, los periodistas no logran deslindar la crítica a los MEDIOS DE PAGA de la solidaridad explícita a los trabajadores de esos medios en la crítica zapatista.
D.D. No está de más que los periodistas leyesen el artículo de Javier Sicilia: El periodismo y el caos. (Proceso 1960. p. 44). Van unas líneas: Nuestro periodismo, con sus excepciones, no sólo ha vivido de la corrupción, sino también del sensacionalismo, cuya fuente es la superficialidad, una forma degradada de la palabra.
D.D. Al parecer, hace unos días perdí a uno de mis mejores y asiduos lectores. Era implacable en la crítica. Al final no tanto. Ni modos… qué hacer señor Holmes…
Foto: "Medios libres, los que toman la palabra... no son un grupo de especialistas... son los que tocan de puerta en puerta y pasan la infomación...los compas zapatistas les dicen escuchas" (CML)
Esta entrada fue publicada en Chiapas, ChiapasAlertaMedios, zapatismos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s