La guerra de la naturaleza

por Mumia Abu-Jamal

Tornados  de más de 3 kilómetros de ancho.  Azotando, arrancando, destrozando.

Vidas, tablas de madera, ladrillos,  familias y corazones hechos trizas.

Edificios del tamaño de centros comerciales triturados como si fueran juguetes infantiles.

Coches, árboles, niñas, niños.  ¡Dios mío! ¡Niñas y niños aventados al aire como hojas secas!

Aunque el hombre no creó esas fuerzas primordiales de la naturaleza, la vida industrial moderna con su infinidad de contaminantes no alivia los daños; por
lo contrario, los exacerba.

Por eso nos golpean tormentas cada vez más tremendas, cada vez más feroces. La Naturaleza desata su rabia como una diosa furiosa  ––desgarrando, azotando,
arrancando y aplastando todo.

Remolinos de viento ante los cuales poca gente se atreve a ponerse de pie. Mientras tanto, los políticos debaten sobre si el cambio climático es real o
no, a la vez que madres y padres sepultan a sus niñas y niños.

Ésta vez le tocó a Moore, Oklahoma.

Hay más por venir.

Desde la nación encarcelada soy Mumia Abu-Jamal.

-© ’13 maj
24 de mayo de 2013
Audio grabado por Noelle Hanrahan: http://www.prisonradio.org
Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia, México

Esta entrada fue publicada en presos políticos. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s