Sobre la privatización de las prisiones en México

por Tania y Miguel

 

La guerra contra la delincuencia ha llevado a un endurecimiento de las penas impuestas por delitos menores, que acompañadas por la rampante corrupción del sistema de justicia mexicano ha colmado las ya atestadas cárceles de una gran masa, en su mayoría, de jóvenes pobres, quienes en la mayor parte de los casos están por robos menores a cinco mil pesos, o que permanecen secuestrados por no poder pagar el rescate que en estas condiciones es llamada “fianza”. Esto como es de esperarse ha puesto al sistema penitenciario, en crisis desde su creación misma, en severos apuros.

 

Bajo el argumento de que el mantenimiento de las cárceles es demasiado oneroso para el erario y de que el estado no tiene por qué mantener a la gente que él mismo ha segregado se ha venido avanzando, tanto en México como en diversos países de nuestra América Latina, en proyectos de privatización de las prisiones. Este es un fenómeno que se ha expandido en los últimos 25 años. Surgió como supuesta alternativa de solución a la superpoblación de penales y al gasto que significa la administración penitenciaria estatal. Con gran difusión en Estados Unidos, la práctica -y el negocio- se extendió hasta países europeos. Hoy se registran casos en Inglaterra, Australia, Nueva Zelanda, Francia y Alemania. Hace pocos años, el fenómeno llegó a Latinoamérica. Las cárceles privadas ya funcionan en Chile, y los gobiernos de Brasil, México, Honduras y Perú ya las han aplicado, total o en los servicios, o están considerando tal posibilidad.

 

La privatización de las prisiones nos debe de alertar ya que su esencia es que las grandes compañías lucren a partir de la población privada de libertad y hagan de la justicia un negocio. Y su crecimiento en México y en América Latina nos obliga a mantenernos informados de estos planes ya que su instrumentación significaría un retroceso tan grande como en aquellos años en que la esclavitud era el motor del capitalismo, donde antes se subastaban esclavos ahora se subastaran jóvenes a las compañías, que ofrecen los mejores precios.

 

En EU dos de las compañías prisión privadas más prominentes son la CorrectionsCorporation of America(CCA) y el grupo GEO, hay que recordar que Grupo GEO goza en México de jugosos contratos por la construcción de conjuntos habitacionales, comprobadamente, de baja calidad. Con sede en Boca Ratón, el Grupo Geo ya posee dos prisiones y siete hospitales psiquiátricos en la Florida. Con sede en Tennessee, CCA también gestiona varios centros penitenciarios y de detención a través del estado. Ambos extendieron su alcance a la legislatura de la Florida. Es sabido que estas empresas han impulsado, en el loby de los congresos estadounidenses, fuertemente las reformas en materia migratoria que atentan contra los derechos de los inmigrantes, a la vez que han financiado las campañas que promueven el endurecimiento de la leyes antiinmigrantes pretendiendo con esto lograr cautivos que alimenten su negocio carcelario.

 

Por lo mismo al ser la cárcel misma un negocio se requiere  mantener a las prisiones a su máxima capacidad lo que necesariamente implica tener un flujo constante de personas cautivas, y el interés no radica ya, ni como discurso, en la rehabilitación y posterior libertad de los internos, entonces Calderon ha dado grandes pasos avanzando hacia esta privatización adoptando por un lado políticas criminales más fuertes incrementando las penas por delitos no violentos y al dar tratamiento punitivo a la lucha contra las drogas, bajo la perspectiva de que los reclusos cumplan condenas más largas y así se asegure su explotación por mas tiempo y por el otro comenzado con la privatización de servicios, tales como el del trabajo, que se viene desarrollando dentro de los penales de la ciudad de México.

 

En el reclusorio oriente, solo por citar un ejemplo, la transnacional Wall Mart, elabora sus “bolsas ecológicas” con presos, quienes absurdamente son convencidos de que es un premio, ya que no cualquiera puede laborar ahí, para dejarse explotar hay que cumplir con buen comportamiento dentro del penal, no vaya siendo y haga un sindicato, ja, lo cierto es que es impunemente explotado al trabajar jornadas de 10 horas recibiendo un sueldo a destajo, por demás grosero, de 15 centavos por bolsa maquilada, lo que, de ser un buen trabajador, le da un salario diario de no mas de 30 pesos al día.  Ante esta situación hay que mantenernos alertas para evitar concreten sus miserables planes.

 

La guerra que no es contra el narcotráfico sino contra el pueblo organizado, como ha quedado evidenciado por los últimos asesinatos de activistas sociales: desde universitarios como es el caso del Compañero Carlos Cuevas asesinado cobardemente el 26 de noviembre, hasta defensores comunitarios como lo era el compañero Trinidad de la Cruz, se desarrolla no solo desde el ámbito militar, es decir, con balas, militares y paramilitares, sino desde todos los frentes que como sociedad tenemos que enfrentar: privatizaciones, falta de empleo, desmantelamiento del sector salud, carestía, falta de oportunidades a la juventud, así como en el encarcelamiento de una  parte de nuestra sociedad,lo que nos urge a la acción.

 

Hasta aquí este pequeño avance de una investigación en ciernes al respecto…

 

¡Abajo los muros de las prisiones!

 ¡Libertad al maestro Alberto Patishtán!

 ¡Libertad total, absoluta e inmediata al compañero MumiaAbulJamal!

 ¡Castigo a los asesinos de nuestros compañerxs! ¡Por que el color de la sangre jamas se olvida…

 

Esta entrada fue publicada en Anarquismo, cartas marcadas, Denuncia, Noticias, Opinión, presos políticos, Represión política en México, REPRESION POLÍTICA Y DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS, Solidaridad, texto crítico. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s