REPORTE DE LA COMISIÓN DE OBSERVACIÓN CIVIL AL POBLADO VIEJO VELASCO SUÁREZ, POBLADO DE BASES DE APOYO DEL EJERCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL, MUNICIPIO AUTÓNOMO VICENTE GUERRERO

15 de noviembre de 2006

El Comité de Defensa de la Libertad Indígena Xi´nich, El Centro de Derechos Indígenas CEDIAC, El Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas , Maderas del Pueblo del Sureste, El Comité de Derechos Humanos Fray Pedro de la Nada, Salud y Desarrollo Comunitario AC. y el Centro de Derecho Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, Casa de Apoyo a la Mujer Ixin Anzetic, informamos que con respecto a nuestro recorrido en la comunidad Viejo Velasco Suárez y sus inmediaciones, realizado el día 14 de noviembre de 2006.

Del ataque y los fallecidos.
De acuerdo con testimonios recabados con las personas desplazadas de la comunidad de Viejo Velasco, quienes presenciaron y sufrieron los ataques, refieren que durante el día 13 del presente, aproximadamente a las 6 de la mañana, alrededor de 40 personas vestidas de civiles provenientes en su mayoría del poblado de Nueva Palestina llegaron a la comunidad armados de machetes y palos emitiendo gritos e insultos, seguidos por un grupo de más de 200 personas, quienes rodearon las inmediaciones de la comunidad citada, vestidos con ropa tipo militar, según nos expusieron los afectados; algunos de los agresores portaban cachuchas y camisolas color azul, con insignias de la policía sectorial; otros iban encapuchados y con uniformes de color negro. La mayoría de los agresores portaban armas de grueso calibre, entre ellas de las conocidas como “cuerno de chivo y R15, además de escopetas y rifles calibre 22. Por otro lado, algunos de los atacantes al parecer eran lacandones, toda vez que se pudieron percatar los ofendidos, que tenían el pelo largo e iban vestidos de civiles. Cabe resaltar que, inmediatamente después de este ataque, un helicóptero sobrevoló la comunidad agredida. A las 10:00 de la mañana, otros cuatro helicópteros – uno de ellos de la PGR – aterrizaron en Viejo Velasco y – según los testimonios recavados- los otros tres portaban insignias de la SSP, descendiendo personal de la Fiscalía Región Selva, quienes, recogieron dos de los cuerpos.
Es importante valorar que dicho ataque fue realizado sin ningún tipo de consideración, toda vez que en la mayoría de las viviendas fueron destrozadas, y todos y cada uno de los enseres fueron esparcidos a diestra y siniestra; además de que en el interior de algunas de las viviendas encontramos sangre regada en el piso y rastros de disparos en las paredes de madera, siendo el caso que, observamos indicios y recabamos testimonios de que una persona de sexo femenino, de nombre María Núñez González, fue asesinada en el interior de su domicilio.
Durante nuestra visita a dicha comunidad, nos encontramos en comunidades vecinas a varias personas en calidad de desplazadas, quienes – en un estado de exaltación y confusión- nos expresaron que varias personas familiares suyos estaban muertas y que algunos de ellos pudieron regresar para tapar a sus caídos.
De acuerdo con los testimonios directos de los familiares de los caídos, las personas de las que se tiene certeza actual de su muerte, son:
Filemón Benítez Pérez, 20 años de edad.
Antonio Mayor Benítez Pérez, 30 años de edad
María Núñez González, 32 años de edad.
Por lo que respecta a la C. María Núñez González es importante mencionar que de acuerdo con el dicho de su hermano, ésta al parecer fue violada, ya que existen ciertos indicios del acto, situación que es necesario esclarecer, toda vez que este tipo de acciones demuestra el grado de brutalidad con el que se perpetró dicha agresión.
De los desaparecidos:
Asimismo recuperamos el testimonio de quien se pudo percatar directamente de la muerte de otro de los campesinos de Viejo Velasco Suárez, de nombre “Juan Peñate Montejo”, siendo que hasta el momento no aparece su cuerpo, además de que no fue tomando en cuenta en la lista presentada por las autoridades como personas fallecidas durante el ataque; por lo que lo consideramos como desaparecido. En este sentido, consideramos también como formalmente desaparecidos –en tanto estaban presentes durante la agresión y se desconoce su paradero- a las siguientes personas:
Mariano Pérez Guzmán (60 o 65 años de edad).
Miguel Moreno Montejo (50 años aproximadamente)
De los Rehenes:
Durante el ataque, los testimonios nos señalan que varias personas fueron secuestradas por los pobladores de Nueva Palestina. Al momento, sabemos que quienes actualmente se encuentran retenidos en esta comunidad son:
Pedro Núñez Pérez , y su hija:
Petrona Núñez González , enferma y discapacitada
De acuerdo con versiones proporcionadas por personas de otras comunidades de la zona, existe la amenaza de que “en caso de que algunas de las personas de Nueva Palestina que se encuentran heridas actualmente fallezcan, dichos rehenes serían linchados ”.
Siendo aproximadamente las 3:00 am del día 15 de Noviembre de 2006, de forma conjunta familiares de las víctimas e integrantes de esta Comisión acudimos a presentar denuncia formal ante el Agente del Ministerio Público en turno, con relación a las personas desaparecidas y rehenes resultado de este ataque, iniciándose indebidamente el Acta Administrativa número 1334/CAJ74/2006. A consideración de los integrantes de esta Comisión, ésta debió alcanzar automáticamente, la calidad de Averiguación Previa por la naturaleza de los hechos, ya que los mismos están tipificados en el Código Penal como graves.
De los desplazados:
Una vez visitada la comunidad de Viejo Velasco Suárez, constatamos que un número de 23 hombres adultos, 8 mujeres adultas, 5 niños y tres niñas, se vieron obligados a abandonar sus hogares y sus tierras, por el temor de sufrir nuevos ataques y agresiones, por lo que cada una de ellas -dentro de sus posibilidades- llevaron consigo algunas de sus pertenencias, buscando refugio en comunidades vecinas, sin que al momento tengan una idea precisa de cual será su futuro; sin embargo, el entierro de los fallecidos se realizó en la comunidad San Martín Chamizal.
De los detenidos:
Por lo que respecta a los detenidos, una vez que el helicóptero de Seguridad Pública aterrizó en la tarde del día 14 de Noviembre de 2006 en las inmediaciones del poblado Viejo Velasco, fue detenido el C. Diego Arcos Meneses, promotor de salud comunitaria de una comunidad vecina, quien manifiesta que él venía de regreso de su milpa en compañía de su esposa e hijo, cuando se percató que varios de los pobladores de Viejo Velasco Suárez salían por la vereda, cargando costales y algunos paquetes y que en ese momento, personal de la Agencia del Ministerio Público Región Selva, que acababan de aterrizar en un helicóptero, lo alcanzaron en el camino, encañonándolo y ordenándole que se pusiera boca abajo; posteriormente le hicieron varias preguntas, para después pedirle que los acompañara a un recorrido por la comunidad agredida; después, le ordenaron que ayudara a cargar el cuerpo de una mujer fallecida que se encontraba en el interior de una vivienda, dejando ir a su esposa e hijo, manifestándole a él, que se lo llevarían en calidad de testigo. Posteriormente lo subieron al helicóptero, junto con el cuerpo de la fallecida, para trasladarlo a la ciudad de Palenque.
Una vez en la Agencia del Ministerio Público le tomaron su declaración y finalizado el acto, le exigieron que firmara la misma, a lo que -nos comentó- que se negó a firmarla, toda vez que no sabe leer castilla y desconfiaba de qué era lo que había escrito el Fiscal del Ministerio Público en el cuerpo del documento, ya que no contó con traductor alguno en dicha Agencia. Por negarse a firmar, el C. Diego Arcos Meneses fue agredido físicamente, en las instalaciones de la Fiscalía, recibiendo golpes fuertes en la cara y cuerpo, para después ser puesto en calidad de presentado en los separos de la institución.
De los fallecidos de Nueva Palestina:
Dada la naturaleza sorpresiva y violenta del ataque, tenemos conocimiento del deceso de un subcomunero de Nueva Palestina, además de algunas personas heridas, de parte del grupo agresor:
Vicente Pérez Díaz (fallecido en el hospital de Palenque el día 14 de Noviembre de 2006)
Felipe Díaz López., actualmente internado, con heridas, en el mismo Hospital
Antecedentes:
El conflicto se remonta a hechos de hace 30 años, con respecto al irregular decreto a favor de la llamada Comunidad Zona Lacandona, con el cual se desconocieron los derechos agrarios de distintos poblados indígenas y campesinos, que venían reclamando con anterioridad la propiedad de la tierra. Siendo así que desde 1982, fundadores del poblado Viejo Velasco, junto con otros pueblos de la zona El Desempeño, han venido sufriendo distintos desalojos en forma violenta y destrucción de sus casas y bienes. En este sentido, en 1984 se firmó un Convenio con los lacandones suscrito por el C. Mateo Pérez en su calidad de Consejero de Frontera Corozal y Juan Chambor Yuk en su calidad de Representante legal de la Selva Lacandona, dándole el visto bueno a este documento el Delegado de la Reforma Agraria, C. Luis J. Garza. En dicho documento se comprometieron a aceptar la reubicación en la zona del Desempeño, las comunidades de San Jacinto Lacanjá, Flor de Cacao, Nuevo Tila, Viejo Velasco, Lázaro Cárdenas, Nuevo Progreso, Nuevo Jerusalén y Ojo de Agua Tzotzil; en dicho documento se otorga el reconocimiento agrario de estos poblados. Posteriormente, en 2005, se forma la Mesa de Atención Interinstitucional de El Limonar, con el propósito de darle solución pacífica al conflicto agrario regional. En dicha Mesa, el 21 de noviembre de 2005, los Gobiernos Federal y del Estado, se comprometieron a reconocer los derechos agrarios y a la regularización de 28 poblados, entre los que se encontraba Viejo Velasco Suárez; compromiso oficial que en abril del 2006 fue desconocido, iniciando el gobierno, procesos de reubicación forzosa y amenazas de desalojo violento en la región, por parte de los comuneros de Nueva Palestina, Frontera Corozal y Lacanjá Chansayab, específicamente contra 4 poblados (Viejo Velasco, Flor de Cacao, Ojo de Agua Tsotsil y San Jacinto Lacanjá).
A lo largo del año 2006, diversas ONG´S, entre ellas el CDH Fray Bartolomé de las Casas, el Comité de Defensa de la Libertad Indígena Xin’ich y Global Exchange, emitieron diversos comunicados y alertas, advirtiéndole a los Gobiernos Federal y del Estado el temor de que se hicieran realidad las amenazas de agresión violenta por parte de las comunidades de Nuevo Palestina, Frontera Corozal y Lacanjá Chansayab, sobre el poblado de Viejo Velasco Suárez y las otras tres comunidades señaladas (Ojo de Agua Tzotzil , San Jacinto Lacanjá y Flor de Cacao).
Recientemente, un grupo de subcomuneros Palestinos se presentaron en Viejo Velasco Suárez con actitudes provocadoras, efectuando el corte del agua potable a la comunidad, por lo que los pobladores de Viejo Velasco le exigieron a este grupo de 8 personas, que se retiraran del poblado. El sábado once de noviembre, los integrantes de este grupo de Palestina firmaron un Acta en la que se comprometían a salir y a no volver a provocar ningún hecho violento. Sucedió todo lo contrario, dos días después regresaron estos ocho, acompañados de centenares de personas armadas, a cometer los abusos y violaciones de derechos descritos en el cuerpo de este documento.
De la Comisión de Observación Civil
Durante el día 13 del presente, se recibieron, en varias de las ONGs firmantes distintos informes por vía telefónica por parte de un comisionado perteneciente a Viejo Velasco Suárez, sobreviviente de la represión, en los que se refería al ataque armado sufrido en dicha comunidad; informes que de manera preliminar, señalaban la muerte de 14 personas, entre ellos 2 niños, razón que motivó a que se formara esta comisión de observadores integrada por distintas organizaciones de Derechos Humanos de la entidad, para acudir al lugar de los hechos.
Una vez situados en el la comunidad agredida, pudimos recabar información directa y constatar que las cifras que se habían proporcionado inicialmente eran imprecisas, toda vez que por la sorpresa y el grado de agresividad con la que se perpetró el ataque, los miembros de la comunidad se dispersaron en su totalidad, huyendo hacia el monte en distintas direcciones, por lo que al juntarse los sobreviviente en otra localidad de la selva y ver que no estaban presentes todos, dieron por muerto al resto de las personas.

Esta entrada fue publicada en MontesAzules. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s