“MANIFIESTO POLÍTICO DE SAN CRISTOBAL DE LAS CASAS”

FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO – FNLS

Los días 6 y 7 de mayo de 2006 nos dimos cita en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, cerca de dos mil delegados de 40 organizaciones populares procedentes de 9 estados de nuestro país, identificadas con el ideal y la alternativa del Socialismo, para constituir formalmente el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS).

A través de un proceso de análisis político e intercambio de experiencias, discutimos y concluimos que:
La muerte de los mineros en Pasta de Conchos refleja el grado de sobreexplotación que se vive en México. Significa que a los grandes empresarios sólo les importa obtener la máxima plusvalía y la mayor cuota de ganancia, despreciando profundamente la vida de los trabajadores; para eso hay un ejército de desocupados.
La represión a los mineros de Sicartsa significa el asesinato de Estado, como parte del fascismo que constituye la política del gobierno federal de ultraderecha, impuesta y aceptada solícitamente por la mayoría de los gobiernos estatales.
Sicartsa expresa una vez más que para el gobierno foxista la criminalización del descontento y la protesta social, es política que defiende los intereses de la oligarquía y de las transnacionales de la muerte y la pobreza.
Sicartsa comprueba una vez más que la PFP y los grupos policíaco-militares como el GOE’S, son instrumentos de represión que ejercen impunemente la violencia a petición de empresarios reaccionarios que no tienen límites en la explotación.
A medida que avanza el proceso electoral por la sucesión presidencial, lo único que muestra es el envilecimiento y la perversión que hacen de la política los candidatos y “militancias” que se despedazan por intereses personales y mezquinos, producto de la ausencia de un verdadero proyecto de país en beneficio de las mayorías.
La ultraderecha a través del presidente Fox, el PAN, su candidato a la presidencia y los distintos funcionarios federales, preparan un gran fraude electoral para usurpar y burlar la voluntad popular, con ayuda de los monopolios de la comunicación; fraude que se monta promoviendo el voto del miedo, manipulando los sentimientos de los sectores sociales con bajo o nulo nivel político.
Quienes detentan el poder económico y político ven al abstencionismo como una amenaza, puesto que la ausencia en las urnas desenmascara la “democracia” mutilada que se vive en México, en la medida que refleja el profundo descontento hacia este régimen y su gobierno, anunciando claramente el descrédito de los partidos políticos, de sus candidatos y de los procesos electorales en donde gana el que más dinero “invierte” en las campañas.
La criminalización del descontento y la protesta social arroja un saldo de más de 500 presos políticos, a los cuales el Estado mantiene como rehenes en cárceles de exterminio para tratar de impedir la movilización y organización popular, buscando contener por medio del terrorismo de Estado a la creciente inconformidad que existe contra este gobierno de ultraderecha.
Vivimos la intolerancia y la arrogancia de una ultraderecha que profundiza las políticas neoliberales, que sólo benefician ampliamente a los grandes empresarios y empresas transnacionales, promoviendo la readecuación jurídica con ayuda del poder Legislativo. La Ley Televisa es el más reciente ejemplo de esa ayuda solícita y expedita hacia quienes son dueños del capital. Para ellos: democracia, justicia, libertad de explotación, cuerpos policíacos que cuidan de sus intereses; para el pueblo: injusticia, hambre, miseria, pobreza, cárcel, persecución y asesinato político. ¡Vaya democracia la que vivimos!
La ultraderecha sigue empeñada en seguir impulsando y ejerciendo su afición por el fascismo; en su delirio anticomunista ataca a intelectuales progresistas como Elena Paniatowska, destilando profusamente su ignorancia y odio hacia el progreso social, impulsando y promoviendo la política de crear grupos paramilitares que asesinan luchadores sociales en Guerrero, Oaxaca, Hidalgo, Chiapas, Michoacán…
La emigración de millones de hermanos hacia el extranjero en busca de “oportunidades” que aquí se les niegan, significa la expulsión forzada por hambre que han promovido los gobiernos priístas y panistas; refleja el grado de destrucción de las fuerzas productivas en el campo, por la incapacidad, indolencia e irresponsabilidad de los gobiernos neoliberales.
Los feminicidios son crímenes de lesa humanidad promovidos desde el gobierno de ultraderecha, en la medida que se toleran y solapan con impunidad desde el gobierno. Se trata de asesinatos cometidos por grupos paramilitares organizados, sostenidos y dirigidos por las transnacionales, ya que donde se instalan éstas proliferan impunemente los feminicidios.
Este gobierno tiene manchadas las manos de sangre no sólo por Pasta de Conchos y Sicartsa, las tiene junto a su candidato, Felipe Calderón, desde el momento que brindan impunidad desde las instituciones del Estado, al no castigar a los responsables de los genocidios cometidos el 2 de octubre de 1968 y el 10 de junio de 1971, así como de los crímenes de lesa humanidad cometidos en el contexto de la Guerra Sucia.

Ante este panorama político, el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo manifiesta y propone:
- Que ningún esfuerzo organizativo por sí solo puede generar los cambios que demanda nuestro país; urgiendo la unidad de La Izquierda junto con las personas progresistas que aman a nuestra patria y son sensibles a la injusticia social, en torno al proyecto liberador del Socialismo como oposición al capitalismo que devora a la humanidad con su individualismo exacerbado y con la explotación inhumana.
- Unidad producto de la discusión política responsable, fundamentada sobre premisas científicas, recogiendo la experiencia y enseñanza histórica de la lucha de nuestro pueblo y la de otras luchas en el mundo.
- Unidad que parta del reconocimiento y respeto a todas las formas de lucha, reconociendo nuestras diferencias en el análisis y la propuesta de alternativas, convencidos de que la mejor alternativa de solución a los problemas nacionales es la que retomará nuestro pueblo.
- Los actuales problemas y su solución, son aspectos que debemos ver a partir del reconocimiento de la existencia de la lucha de clases; por ello toda acción política de masas debe cuestionar y condenar al capitalismo, debe condenar la explotación asalariada y debe desenmascarar el carácter fascista de este gobierno de ultraderecha, debe construir conciencia política en las masas trabajadoras.
- Exigimos la promulgación de una Amnistía política federal que libere a todos los presos políticos; amnistía que no significa perdón porque nuestros presos, los presos del pueblo mexicano, no han cometido delito alguno, ya que luchar por la vida, la salud, la educación, la vivienda, el trabajo digno y la dignidad del ser humano, no constituye un delito.
- La cancelación de todas las órdenes de aprehensión contra los luchadores sociales, así como la desaparición de las cárceles de exterminio y un alto inmediato del tormento y vejámenes de que son objeto los presos políticos.
- Condenamos las privatizaciones de PEMEX, CFE y LyFC, de la educación y la salud, así como la negación de los derechos y conquistas laborales, por constituir todo ello una exigencia del Banco Mundial y demás organismos multilaterales. La aplicación de reformas neoliberales sólo traerá la agudización de la pobreza, mayor miseria y todo tipo de iniquidad social.
- Llamamos a organizar entre todos la lucha por el Socialismo en nuestro país, por constituir éste la única alternativa real contra el capitalismo y su proceso de globalización neoliberal. Llamamos a luchar contra las políticas y pretensiones de la ultraderecha; a solidarizarnos con las luchas y los presos políticos de otros pueblos que luchan contra la pobreza y la dictadura del capital; a conformar un amplio Frente Nacional que agrupe a toda la Izquierda anticapitalista; a impulsar el sindicalismo independiente y combativo que se despoje del neocharrismo, el neooportunismo y el neocorporativismo que mediatiza su lucha.
- A nuestros hermanos campesinos, indígenas y pobres de la ciudad, los invitamos a no abandonar nuestra patria. ¡Quedémonos aquí en nuestra tierra!, para luchar juntos contra los responsables de nuestra miseria y pobreza.

¡A ORGANIZAR LA LUCHA POR EL SOCIALISMO!
¡A IMPULSAR LA ALIANZA OBRERO, CAMPESINA Y POPULAR!

FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO

San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México, a 7 de mayo de 2006.

About these ads

1 comentario

  1. Quienes son los autores (as) intelectuales de este manifiesto? Es interesante el tema expuesto e invita a reflexionar. Que partido se autoriza esos puntos por demas actuales ? Cual es el programa para llevar adelante esa magna tarea? Favor de darme informacion mas amplia sobre la organizacion que tiene esas propuestas. Gracias por el mensaje y simpatizo sobre la mayoria de los puntos expuestos. Atte: Genaro Lara

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s