08
mar
06

Colonia Vista Alegre Maxei, Querétaro, México

Claudia Mora (06/03/06)

En un espacio geográfico (okupado y rescatado a la apatía y a la corrupción) y social, de difusión de ideas, creatividad y sobre todo de autogestión, el CIAL (colectivos ideas y acciones libertarias), se ha tenido la reunión con indígenas, campesinos, colonos, mestizos, organización no gubernamental y personas individuales, la más completa en términos de riqueza, que hasta ahora ha tenido la Otra Campaña.

Riqueza por las palabras que nos estuvieron regalando las varias realidades de personas que hablaron delante de un público multicolor, rivalizando el miedo que cada uno se lleva adentro, dispensando en mí una sensación de conforto y alegría de vivir, por el simple echo de saber que mi fuerza y mi cariño a la vida esta reflejada en la de los demás.

La reunión se desarrolló en cinco grupos ambientales y situacionales diferentes (y también iguales!) para que cada uno tuviera la posibilidad y el respeto a que lo demás pudieran entender de manera mas ordenada su lucha y su rebeldía.

Los primeros en conceder su palabra fueron los indígenas de las comunidades de La Nueva Realidad, San José del Alto, San Miguel Tlascatepec, San Ildefonso, todas constituidas por indios ñañú; contaron de cómo el gobierno priista hace diez años intentó desalojarlos de sus tierras, lo único que tenían y que tienen (aunque ellos viven en la zona norte, en el Alto, alejada del centro, lugar relegado a los indígenas, para que no puedan molestar a los ricos y a la estética de la ciudad, como nos refirieron).

Algunos empezaron sus luchas gracias a las inspiraciones que les dio el levantamiento de EZLN del 1/1/94, y empezaron a rivalizar con el gobierno por el derecho a tener una vivienda digna en la cual vivir (…”había gente que dormía en la calle, y nadie cuidaba de ellos”…), por el derecho a tener una alimentación necesaria, y no sólo por un cachito de tierra, sino para toda aquella que resultaba ser de quien la trabajaba; empezando con la organización en contra de un gobierno que los llevaba abandonados, se dieron cuenta de que las necesidades de la comunidad eran muchas, y que la única manera de cambiar las cosas, estaba todo en la organización entre todos para cumplir las tareas que la comunidad requería, y pretender el respeto por parte de las autoridades.

Aprendiendo a organizarse, antes unos poquitos, y luego con toda la comunidad, pudieron levantar las conciencias en los demás a interiorizar y exigir sus derechos, aprender a convivir, a mejorar la calidad de vida, con el trabajo conjunto y la solidaridad, incluso tener la voluntad de cuidar a “el otro”; todo ese esfuerzo dio sus frutos: construyeron casas, abrieron espacios culturales y lugares en donde poder decidir la cosa pública entre todos.

Hubo una intervención de grito de rebeldía y ánimo, mezclada con la desolación del presente, que nos dio mucho coraje: “…nosotros estamos luchando todavía, aunque sufrimos mucho por culpa de un gobierno que lo único que hace es gastarse mucho dinero en los anuncios políticos en temporada de elecciones, hablar muy bien al pueblo cuando les interesa, con promesas que nunca irán cumpliendo, y que luego se olvida de nosotros, los indígenas, además aprovechándose de que no conocemos muy bien nuestros derechos. Padecemos de un ritmo de vida estresante, pero no nos importa, vamos a luchar para que reconozcan nuestros derechos como indígenas que somos…”.

Una representante de las mujeres indígenas nos detalló muy bien cuál es la situación en la cual tienen que vivir la comunidad: por cuanto tiene que ver con el campo, las semillas para sembrar son demasiada cara para poderla comprar, y la tierra se queda esperando que alguien la trabaje, de la otra parte, las mujeres que aunque no quieran dejar la familia, los hijos, las tierras, tienen que ir a la ciudad a trabajar por un labor encima mal pagado, y muchas veces son tratados sin respeto (como animales) por la autoridad policíaca; como en todo el país, han aumentado los impuestos de la luz y del agua, sin arreglar la cuestión de escasez de esta, y todavía en la comunidad hacen falta de carreteras, letrinas y sistema de drenaje, y también el camión recolector de la basura. Todos esos tipos de problemas, convergen en un sentimiento de impotencia, que muchas veces se extienden a la situación alcohólica, definida como “…enfermedad muy grave que lleva a la desgracia y al sufrimiento por parte de la mujeres, dado por el maltrato que les produce el hombre.

A conclusión del primer bloque de intervención, me parece adecuado referir estas palabras que nos regalo Otra mujer, Otra luchadora, que son ánimo, fortaleza para mí y para todos:… “No se desanimen compás, hay que seguir sufriendo para ganar la guerra, ya no podemos quejarnos, hay que activarnos, debemos de levantar una nueva fuerza y nuestra dignidad…”

El segundo grupo fue caracterizado por las participaciones de los campesinos de las comunidades de Santa Rosa y de San José, en las cuales el problema del despojo de las tierras se repitió una y otra vez en los cuentos de lo hechos. En San José se habla del primer despojo tenido en el 1975, por la construcción de la carretera Chichimequilla- Querétaro, y sucesivos a esto, en el 1984 el gobierno empezó otra ola de represión para expropiar, hasta a la fecha del 1992, cuando fue modificado el Art. 27, que resulto dar mas autoridad al gobierno para seguir saqueando lo que no le pertenecía. Nos contaron como el gobierno quiso comprar la tierra a 4 pesos al metro, pero en lugar de venderla pidió entre los 400 y 500 pesos. También en la colonia de Isidro Buenavista paso algo parecido, despojando unas 360 hectáreas, todavía las autoridades quieren que la gente siga vendiendo por sus propios intereses, dejando las comunidades en condiciones de insuficiencia total (que poca vergüenza!). Denunciaron como el simple hecho de participar en actos públicos y políticos, o el apoyar la lucha zapatista, ha sido motivo de discriminación y encarcelamientos por parte de las autoridades (encima estas no apoyan de ninguna manera los proyectos de desarrollo social). Los habitantes de la colonia Emiliano Zapata nos dijeron que al gobierno le molesta también que las calles tengan nombres que recuerdan la revolución o cualquier forma de lucha digna o rebelde (en verdad porque no conocen la historia). Como consecuencia de la relativa situación en la cual padecen todos estos hombres y mujeres, es la emigración a EEUU, con todo lo que comporta: rompimiento de las familias, renuncia a la propia identidad de cultura y acostumbre, y condiciones de vida, que sabemos no son dignas.

No faltó en todas estas declaraciones la conciencia del ¡YA BASTA!, y la voluntad del cambiar esta situación, “…de dar la cara y el corazón para luchar…”

Por el tercer bloque, tuvimos el regalo de las palabras que nos dieron el comité de chóferes y comerciantes y la gente de la red de organizaciones sociales de Querétaro, formada por muchos colectivos de varias ideas y realidades, donde se intenta a dar espacio a los trabajos sobre diferentes problemáticas, cuales la construcción de un sujeto social para su desarrollo, la formación de una cultura viva, la sensibilización sobre la cuestión del medio ambiente, la equidad de géneros (llamado por La Otra Campaña “otros amores”), y la educación y el cuidado a los niños callejeros. Todos estos trabajos se desarrollan con proyectos de comunicación, información, talleres de capacitación y sobretodo de organización entre todos para despertar la gana en la gente por la formación y realización de una nueva sociedad. El colectivo Tonali lucha desde el ’98 en contra del alza de los pagos de impuestos de la universidad, y construyendo espacios musicales que sean gritos de rebeldía en contra de la discriminación y marginación en la cual viven los jóvenes, víctimas en esta ciudad de un proyecto, por parte de las autoridades, de una “higiene juvenil”; la organización SOS discriminación internacional, busca iniciativas que derrumben a todos tipos de discriminación, cuales las problemáticas de los jóvenes licenciados en encontrar trabajo digno, la cuestión de las apariencias, las condiciones de las mujeres y de las diversidades sexuales. Y creen que es desde la educación que empezamos a transformar Otras Realidades y que las diferencias deberían fortalecer, no dividir. El comité de chóferes E. Zapata, que se constituyo en el `93, nos estuvo contando las situaciones laborales a las cuales están sometidos, resultado de una mala política (y con la entrada del gobierno panista) que los hace trabajar hasta 12 horas diarias, que exige alto pagos de impuestos y de concesión de la propiedad de las placas para la circulación; luchado en contra de los altos costes y gastos, tuvieron que soportar detenciones de compañeros y amenazas.
El cuarto bloque de participación fue plasmado por las exposiciones de los relatos de vida cotidiana de los mestizos (en mayoría de las colonias La Nueva Realidad y de Carrillo Puerto), relatos de cómo, después del despojo de las tierras, primero a los indígenas y luego a ellos, decidieron de unirse para pelear en contra de la crueldad que le echaba el gobierno y para lograr el bienestar de la comunidad. Nos contaron cómo el gobierno se apodera de forma ilegitima de las tierras comunales para luego edificar y vender (en dólares), y de la ley que se aprobó aquí en el estado de Querétaro, sobre el tema de las viviendas popular, que resulta ser otra forma de robo. Una intervención declaro:”…el capitalismo está constituido sobre la explotación de los trabajadores, los problemas no se acabaran si sigue el dominio de los políticos de arriba, no se puede vivir engañados, aunque algunos prefieren vivir de la ilusión de que todavía pueda existir un remedio para auxiliar el sistema capitalista…”

El quinto y último bloque, hubo su oportunidad de hablar, y posibilidad por parte de nosotros a escucharlo, a altas horas de la noche, donde el colectivo que organizo el evento y otras dos participación individuales, de todas maneras muy relacionadas con este, estuvieron dando el agradecimiento por algo “…en verdad muy chido…”, lo que pudimos vivir, conociendo y percibiendo en el encuentro. El colectivo Punk CIAL nos delineó la situación educativa, en la cual solo un 70% de los jóvenes accede a la preparatoria y de cómo la universidad no aporta nada en concreto, y el entorno cultural, esta desarrollado en estructuras en donde las casas de la cultura cobran por todo y no hay espacios en donde se puedan encontrar los jóvenes; por el lado de la lucha y de la resistencias, denunciaron la falta de recursos económico, la apatía, la falta de claridad y de nuevos puntos de luchas y la incoherencia. Una propuesta que indicaron, y que a mi se me hace muy buena, es la enseñanza que debemos dar a los niños sobre el conocimiento de la realidad de la resistencia. El colectivo ofrece a toda la comunidad talleres de serigrafía, pone a disposición una biblioteca y sobretodo la invitación a organizarse y encontrarse para que corra la comunicación y las ideas. Las intervenciones individuales, que hicieron el cierre del encuentro, junto con la intervención del Subcomandante insurgente Marcos, recordaron de cómo no nos podemos olvidar de los compañeros y las compañeras presos políticos, que luchando en primera línea, también desde las cuatros paredes de la cárcel, luchan en contra de un sistema que nos somete a todos, como indígenas, cuanto campesinos, estudiantes, mujeres, niños, ancianos, y de muchos otros mas que forman el tejido multicolor del grande tapiz de la gente de abajo, que da la vuelta al mundo.

Todo eso es La Otra Campaña, sentimiento, dolor compartido, emoción, alegría, lección de vida, pero sobre todo historias, historias de la gente humilde y sencilla.

About these ads

1 Response to “Colonia Vista Alegre Maxei, Querétaro, México”


  1. 1 Olimpia Arellano
    16 / agosto / 2010 en 1:28 pm

    Hola, no es la primera vez que les escribo, tengo interés en asistir a las asambleas de maxei, me gustaria me informaran de manera personal si puedo asistir y tener el gusto de escuchar las inquietudes que emergen en este colectivo, me identifico con este movimiento y quisiera formar parte del mismo, mucho agradecere su respuesta, atentamente, Olimpia Arellano.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


libertad inmediata de Marco Antonio Suástegui Muñoz, vocero del CECOP

Revista Barrial 18: Autonomías, otro mundo ya existe


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.207 seguidores

%d personas les gusta esto: